6 claves para prevenir la depresión posparto

Lorena González · 28 abril, 2018
A continuación te presentamos las claves que te ayudarán a prevenir la depresión posparto. Comprobarás que una vez que las pongas en práctica, no te resultarán nada difíciles.

Aunque es cierto que puede ser difícil gestionar las emociones, no se trata de una tarea imposible. Y muchas veces la solución a esto es mucho más sencilla de lo que creemos. Y sí, se puede prevenir la depresión posparto a través de la adopción de buenos hábitos.

Se trata de un conjunto de acciones que se complementan entre sí, proporcionan bienestar y, por consiguiente, permiten a la mujer desempeñarse como madre de la forma adecuada. ¿Lista para poner en práctica las claves y disfrutar de una vida más tranquila y sana? Entonces vamos a ello.

Las claves para prevenir la depresión posparto

1. Infórmate sobre la maternidad

A la hora de prevenir la depresión posparto, siempre es buena idea estar informados. Para ello, lo mejor será consultar fuentes médicas oficiales, libros o bien simplemente preguntarle a nuestro médico de confianza. Él será la persona más calificada para aclarar dudas y ofrecer una información veraz.

Las claves para prevenir la depresión posparto.

2. Aliméntate de forma adecuada

Es importante tener en cuenta que la buena alimentación no solo es importante cuando el bebé se encuentra en el vientre materno, hay que cuidarla también después del nacimiento. El equilibrio de nutrientes favorece el correcto funcionamiento del organismo y esto deriva en bienestar.

Hay que recordar que el compromiso con la salud no debe, nunca, limitarse solamente a una etapa; de hecho, lo más recomendable es llevar un estilo de vida sano que se mantenga en el tiempo.

3. Procura tener un buen descanso

Al llegar a este punto, seguramente te habrás dado cuenta de que saber cuidar de los aspectos básicos de la vida favorecen considerablemente el día a día y no suponen dificultad alguna. Todo se trata de adoptar buenos hábitos para poder vivir bien.

Ciertamente, los primeros meses luego que nace el bebé resultan agotadores para los padres, especialmente para la madre. Sin embargo, no hay que dejar de intentar dormir bien. Muchas madres optan por descansar cuando su bebé duerme, mientras que otras se apoyan en la ayuda que le prestan los familiares. Ambas opciones son válidas.

Se considera que la falta de sueño influye de forma negativa en las personas. En vista de que provoca que la irritabilidad esté a flor de piel, esto ocasiona que exista un mal manejo de las emociones y, por ende, las distintas actividades que se lleven a cabo. Por ello es muy importante dormir bien si se quiere prevenir la depresión posparto.

4. Tómate un tiempo

Otra clave muy simple pero eficaz consiste simplemente en tomarse un tiempo para distraerse. En este sentido, despejar la mente mediante el cambio de actividades y ambiente ayuda a recuperar energías y apartar las nubes negras.

En otras palabras, las madres necesitan un tiempo solo para ellas. Un tiempo para sentirse libres, hacer lo que deseen y descansar de las responsabilidades que implica la maternidad.

Ojo, delegar brevemente al bebé no significa que la mujer sea una mala madre o que no ame a su hijo; al contrario, indica que sabe cuidar de sí misma para poder desempeñarse  mejor como madre.

Muchas veces basta con salir al jardín, caminar un poco o tomar un baño relajante, ver una película o simplemente disfrutar de un rato en compañía de otras personas. Todo dependerá de la madre y sus preferencias.

Las claves para prevenir la depresión posparto.

5. No descuides la relación de pareja

Es normal que la relación de pareja experimente cambios con la llegada del bebé. Ahora bien, para no descuidar el amor hay que permitir que todo fluya de forma natural, sin forzar las cosas. La clave aquí vendrá a ser el trabajo en equipo: el apoyo mutuo, los gestos de cariño, la colaboración y la justa repartición de las responsabilidades ayudará a que ambos se sientan bien y puedan mantener una relación de pareja sana.

6. Exprésate y cuídate

Para prevenir la depresión posparto es importante desahogarse, expresarse y cuidarse en el plano psicológico. Por esta razón, si notas que algo no marcha bien en tu interior, que tienes sentimientos encontrados que no sabes cómo afrontar, evita guardar silencio, ya que esto puede perjudicarte a largo plazo. En su lugar, intenta conversar con alguien de confianza y, si fuese el caso, busca ayuda profesional.

Por otra parte, trata de mantener una buena comunicación con tu pareja para que, entre los dos, procuren encontrar una solución para aquello que te inquieta. Recuerda que no estás sola y que todos los problemas tienen una solución. Aunque ser madre no es fácil, vale la pena vivir la experiencia. ¡Ánimo!