Un estudio revela la causa de la infertilidad prematura femenina

Amanda 10 mayo, 2017

La infertilidad prematura es una condición que afecta a  mujeres y hombres, nadie escapa a ella. Sin embargo, los expertos comentan que desde que se inició la asistencia en reproducción, la causa es femenina en un promedio más alto. De alguna manera, las mujeres somos más vulnerables a sufrir problemas de infertilidad.

Causas que se iniciaron cuando aún estaban en el vientre de sus madres, son descubrimientos recientes. Por ejemplo, especialistas en medicina reproductiva consideran que la contaminación ambiental es un motivo recientemente descubierto. En ocasiones la formación del ovario se altera a fin de impedir la reproducción de esa niña aun no nacida.

Por diversas razones, el período de fertilidad femenina también parece acortarse. Esto se produce por medio de una interrupción de la producción ovárica. También se cree que es la causa de un gran número de casos de aborto espontaneo. De acuerdo con estos datos, la baja reserva ovárica es una causa principal de infertilidad y esterilidad femenina.

Diagnóstico de la infertilidad prematura femenina

Científicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España, han encontrado la causa genética que explica la presencia de infertilidad prematura femenina o POF, según sus siglas en inglés. Al parecer, la razón de esta patología tiene que ver con una mutación genética.

Según los datos de este instituto, una de cada cien mujeres sufre de POF, enfermedad que provoca la disminución y supresión de la función ovárica. En particular la patología tiene una característica principal, que genera infertilidad mucho antes de la aparición de la menopausia. Por eso su condición de infertilidad prematura.

Estudios publicados en “The New England Journal of Medicine y Human and Molecular Genetics”, explican el trastorno. Se trata de una afección meramente genética, es decir, que ocurre durante la gestación. Según descubrieron, cuando la mujer comienza a desarrollarse en el vientre materno, se produce la mutación del gen STAG3.

De acuerdo a las investigaciones, la azoospermia, que es un impedimento en la producción de espermatozoides en los hombres; es causada también como la POF. Es la primera vez que se hallan indicios de esta situación en humanos.

El estudio

El investigador del Centro de Investigación del Cáncer, Alberto M. Pendas, es uno de los participantes en este trabajo. Explica que genéticamente esta enfermedad afecta a hombres y mujeres. Aunque en distintos órganos, ejerce el mismo efecto, una interrupción de la función ovárica o testicular.

La investigación se realizó por medio del análisis genético a una familia medioriental. Dicha familia contaba con varias mujeres que sufrían de infertilidad prematura femenina. La idea era realizar lo que llaman secuenciación masiva del exoma, lo cual se realizaría a dos hermanas.

El estudio de la fracción del genoma debería ser igual, pero una hermana tenía la enfermedad y la otra no. Entonces, siendo hermanas se estimaban variaciones similares. Ningún ADN es igual a otro, pero tratándose de hermanas habría similitudes.

No obstante, los científicos comprobaron que de hecho, la hermana que sufría de POF tenía una mutación en su ADN. El doctor Pendas explica que debe ocurrir una serie de eventos desafortunados. Las dos copias del gen (padre y madre), le habían heredado la enfermedad. Esto trae como consecuencia que la proteína STAG3 no esté presente.

Previamente los expertos habían encontrado esta mutación genética en ratones. En esta oportunidad, el instituto salmantino halló por primera vez esta condición en humanos. En definitiva, una mutación es la causa de la aparición de la enfermedad que reduce la producción ovárica. Al parecer esta afección considerada prematura, no lo es, pues nace con la mujer y apenas se manifiesta en la adultez.

 

Te puede gustar