Cinco causas de los abortos espontáneos

Naí Botello · 19 noviembre, 2018
Los abortos espontáneos ocurren, como promedio, entre el 10 y el 20 por ciento de los embarazos. Acompáñanos a descubrir cuáles son las causas más comunes de esta pérdida. 

Los abortos involuntarios se entienden como la pérdida del feto durante las primeras veinte semanas de gestación. Este hecho es en realidad bastante recurrente, ya que se produce en un porcentaje alto del total de los embarazos. Si bien las causas de los abortos espontáneos pueden llegar a ser muy diversas entre sí, la presencia de una o varias de ellas puede conllevar a que se detenga el proceso de embarazo.

Si quieres conocer con detenimiento todas las implicaciones de este tema, no te pierdas la información que te traemos a continuación.

Sobre el aborto espontáneo

El aborto espontáneo es la finalización prematura del proceso de gestación de un niño. Cuando esto ocurre, irremediablemente el feto muere y es expulsado del cuerpo de la madre. 

Para que se produzca un aborto espontáneo, el tiempo de gestación no debe sobrepasar el límite de las veinte o, como máximo, las veinticuatro semanas de gestación, pues de ser así se hablaría de una muerte fetal y no de un aborto involuntario.

Los abortos espontáneos pueden suceder de diferentes formas. En ocasiones, la madre solo presenta algunos de los síntomas, pero el cuello del útero permanece cerrado, por lo que con reposo y control médico se evita la expulsión; a esto se le llama conato de aborto.

Otras veces ocurre lo que se denomina aborto espontáneo inevitable, en el que efectivamente el cuello del útero se abre y se presenta la expulsión; por último, está el aborto espontáneo incompleto o retenido, en el que el feto ha muerto pero continúa dentro del organismo de la madre. En ese caso, con tratamiento médico o una pequeña intervención quirúrgica se pueden extraer los residuos y dar por concluido el embarazo.

Los abortos espontáneos dejan huellas profundas en los padres.

Síntomas de un aborto espontáneo

Toda mujer embarazada debe conocer y estar atenta a las siguientes manifestaciones de su organismo, para así poder detectar los síntomas de un aborto involuntario:

  • Sangrado vaginal con presencia de coágulos
  • Intenso dolor abdominal
  • Lumbago
  • Fiebre o escalofríos
  • Dolor de cabeza
  • Secreciones vaginal anómalas o con presencia de mal olor.

Cinco causas de los abortos espontáneos

Las causas de los abortos espontáneos pueden ser múltiples, pasando por traumatismos, enfermedades o infecciones, problemas genéticos, desnutrición o problemas de adicción a sustancias. Sin embargo, aquí te presentaremos las causas más comunes y más determinantes que conllevan a la finalización del embarazo.

Problemas en la cérvix o en el útero

Uno de los problemas médicos que desencadenan con frecuencia los abortos espontáneos es tener malformaciones congénitas uterinas, deformaciones por mala cicatrización después de alguna intervención o la insuficiencia cervical, es decir, tener el cuello del útero muy débil y posiblemente la presencia de fibromas uterinos. No obstante, el efecto de esta última condición no está demostrado.

Enfermedades crónicas

Contar con una enfermedad crónica puede incidir definitivamente en la suspensión del proceso de gestación. Entre las enfermedades más perjudiciales para un embarazo se encuentran la diabetes, enfermedades del sistema inmunitario como el lupus, el VIH, problemas de coagulación en sangre y el síndrome de ovario poliquístico.

Dentro de este grupo también destacan las enfermedades infecciosas como las paperas, la rubeola, el sarampión, la gonorrea y la listeria.

Consumo de drogas, alcohol o tabaco

El consumo de estos tres productos adictivos y nocivos para la salud genera un grave riesgo de sufrir un aborto espontáneo. Además, se debe prestar especial atención al consumo de medicamentos, infusiones o incluso el exceso de café, pues aunque no se ha determinado por completo su influencia negativa, varias investigaciones sugieren que podrían tener efectos negativos sobre el embarazo.

Decir no al tabaco.

La edad

La edad puede incidir también en el desarrollo de un aborto, tanto en mujeres mayores de 35 años, como en madres jóvenes adolescentes. De hecho, para el grupo de mujeres mayores de 35 años el riesgo es el doble que el del resto de la población de embarazadas.

Número anormal de cromosomas

Cuando el óvulo fecundado tiene un número anormal de cromosomas, por lo general, el propio cuerpo de la madre rechazará el embrión y se producirá un aborto involuntario.

A pesar de que las anteriores son las causas más habituales, existen otras adicionales que inciden en el desarrollo de un aborto involuntario y que debes conocer: la obesidad, tener un historial recurrente de abortos, la contaminación por toxinas del medio ambiente, los traumatismos, cuadros de desnutrición y el consumo de medicamentos como los antiinflamatorios.

Ahora que ya tienes todos los datos, no pases por alto las señales de tu cuerpo y acude al médico cuando lo consideres oportuno.

  • Castillo, S., Fuentes, A., Paulos, A., & De la Rosa, E. (2014). Estudio cromosómico en abortos espontáneos. Revista Chilena de Obstetricia y Ginecología. https://doi.org/10.4067/S0717-75262014000100007
  • Martinez-Garcia, M., Gavin, E., Plaza, J., Perez-Aytes, A., Marin-Reina, P., Lorda-Sanchez, I., … Trujillo-Tiebas, M. J. (2016). Recomendaciones de buenas prácticas para el diagnóstico genético de abortos espontáneos e interrupciones voluntarias del embarazo por presentar defectos congénitos. Clinica e Investigacion En Ginecologia y Obstetricia. https://doi.org/10.1016/j.gine.2015.03.004
  • Garrido Calderón, J. E. (1995). El Aborto En La Historia. Acta Medica Dominicana.