Según un estudio, un día de una madre equivale a dos días de trabajo de un padre

Francisco María García 7 febrero, 2018
El día a día de una madre trabajadora puede ser largo y costoso. Un estudio realizado recientemente ha concluido que una mujer que trabaja puede realizar tareas, en un solo día, similares a las de dos días de trabajo de un padre.

A la hora de comparar diferentes tipos de trabajos y sus sueldos, generalmente la gente se basa en las actividades que se realizan durante el día y el grado de formalidad que se requiere. No obstante, esto puede llegar a complicarse cuando se trata de compararlo con el día de una madre, con la carga extra de las tareas hogareñas.

En la actualidad, una madre puede hacer su trabajo dentro del hogar (que es también de su esposo) con muchas actividades durante el día y, junto a eso, ser una mujer trabajadora, que tiene que cumplir un horario de trabajo.

De esta manera, la rutina de trabajo de una madre trabajadora parece no tener fin; comienza a primera hora de la mañana y termina por la noche.

A pesar de ser un asunto difícil de contrastar y comprobar, un estudio realizado por el Estatuto de los Trabajadores y la Ley Orgánica 3/2007 ha logrado determinar que un día de una madre equivale a dos días de trabajo de un padre. ¿Cómo es esto y en qué contexto ocurre?

Derechos de la madre trabajadora

La legislación en España ha ido recogiendo ciertos avances en materia de ayudas para la madre que cuida del niño y además trabaja:

1.- Los permisos de maternidad

Generalmente, los permisos de maternidad en España deben alcanzar hasta las 16 semanas tras del nacimiento del niño o niña. Este permiso se verá aumentado en los siguientes casos:

  • Dos semanas por partos múltiples.
  • Cuatro semanas en partos de trillizos.
  • Dos semanas en partos de niños con discapacidad o problemas de salud.

No obstante, la madre trabajadora deberá mantener a la empresa en estado de aviso y justificación durante su periodo de embarazo. Tendrá la facultad de ausentarse libremente en casos en los que sea inevitable, como por ejemplo:

  • Exámenes prenatales.
  • Preparaciones del parto.
  • Malestar o enfermedades.

2.- Las reducciones de jornada

Las madres tienen la posibilidad de disponer de sus jornadas laborales tal y como ellas prefieran hasta que su hijo cumpla los 12 años de edad. Sin embargo, el hecho de reducir horas o días de su jornada también acabará por disminuir su salario.

El día de una madre puede ser extenso y agotador.3.- Las excedencias sin sueldo

En casos que la madre deba cuidar y atender al bebé, tendrá un período de excedencia que no superará los tres años. Se le permitirá mantener la reserva del puesto de trabajo y deberá ser considerada su cotización a la seguridad social con efectos de prestaciones durante ese tiempo.

Después de haber expirado el primer año, la trabajadora tendrá derecho a mantener reservado un puesto de trabajo del mismo nivel profesional o equivalente y podrá reincorporarse sin necesidad de ningún trámite adicional.

4.- Paro

Es necesario analizar la situación de un posible desempleo, pues existe la posibilidad de que la mujer acabe por ser despedida y cobre la prestación por desempleo. En ese caso, se ampliará el período como desempleado durante cuatro meses, considerado como baja maternal.

“La rutina de trabajo de una madre trabajadora parece no tener fin; comienza a primera hora de la mañana y termina en la noche”

5.- La lactancia y el trabajo

La madre tendrá la oportunidad de disfrutar de una hora de lactancia sin reducción de salario durante los primeros nueve meses de vida del bebé. Se podrá ausentar una la hora durante el día de trabajo o reducirlo del mismo.

¿Cómo determinar a cuánto equivale el día de una madre?

Una valoración realizada en el 2015 en Estados Unidos aseguró que una madre debería recibir un sueldo justo anual de 65.300 dólares, lo que equivalía a un sueldo de dos salarios y medio. Esta cifra supera al salario medio de un trabajador en Estados Unidos.

De esta manera, la semana de una madre promedio equivaldría a 1.735 dólares. Se consideran, además, los oficios de enfermería, jardinería, decoración y contabilidad dentro del hogar.

Las tareas del hogar son un agregado para el día de una madre que además tiene un trabajo.

Ayudas para madres trabajadoras

Desde hace algún tiempo, una madre trabajadora puede beneficiarse de una ayuda económica de 100 euros al mes. Puede obtenerse de una sola vez (deducción en la declaración de la renta de 1.200 euros), o bien de forma anticipada todos los meses.

Esta deducción se calcula desde el mes en el que el pequeño nació hasta cumplir los tres años. Además, tiene como límite el importe íntegro de las cotizaciones a la seguridad social y otras mutualidades.

El importe de esta ayuda o deducción puede cobrarse en supuestos de adopciones y acogimiento, no solo en partos naturales. Esto, asimismo, sin importar la edad del niño  y con el plazo de tres años desde que haya sido inscripto en el Registro Civil.

Como vemos, el día de una madre es una combinación entre el trabajo, los quehaceres hogareños que deben ser compartidos por la pareja y su trabajo. Si bien se ha avanzado cultural y legislativamente en el reconocimiento de sus extensas jornadas, aún queda mucho por hacer.

Te puede gustar