¿Es normal tener dudas antes del parto?

Paco María García 23 julio, 2018
Cuando llega el momento del parto, es normal que surjan dudas y temores en la futura mamá, sobre todo en el caso de las primerizas. El mejor consejo que se puede dar a la mujer es que ponga atención a lo que su cuerpo le hace sentir.

Es normal tener dudas antes del parto, incluso un poco de temor. El mejor antídoto para calmar la ansiedad de esos días es conocer e informarse acerca de las fases del parto y todo lo referente a ese momento tan importante. Una futura mamá segura y serena puede llevar adelante este proceso de manera positiva.

¿Cuáles son las más frecuentes dudas antes del parto?

Las principales dudas que asaltan a la futura mamá tienen que ver principalmente con cómo será el proceso, lo doloroso que puede resultar y cuántos de los cambios que está experimentando su cuerpo son normales y cuáles no.

Generalmente, y en este caso en particular, el cuerpo es la mejor guía. Por ello, saber escuchar a nuestro físico y prestar atención a lo que dice puede ser la diferencia entre el malestar y el bienestar. La información y el detalle de despejar las dudas antes del parto asegurarán un desenlace feliz.

Cambios en tu cuerpo al acercarse el parto

A medida que se acerca el feliz momento del alumbramiento, hay algunos cambios físicos en la futura mamá:

  • Se produce un aumento en el nivel hormonal: el cuerpo de la madre se comienza a preparar para el parto; se pueden experimentar contracciones leves, sensación de frío, temblores o cierta sensación de debilidad.
  • Este cambio hormonal ocurre porque se está ensanchando el cuello del útero; también se provocan las contracciones, que permiten que el bebé comience a acomodarse para nacer.
  • Otros cambios físicos importantes que hay que tener en cuenta son la inflamación de las piernas, el engrosamiento de los tobillos y los calambres.
  • Presión en la uretra, ganas constantes de ir al baño y presión en la pelvis y el recto.
  • Leve picor vaginal.
  • Fuerte acidez estomacal.
  • Molestias leves, parecidas a las del ciclo menstrual.

Para ayudar con esto, es conveniente repasar los síntomas que anuncian que el parto está cerca. Así, se puede diferenciar un síntoma de otro y no se sentirán alarmas a destiempo e innecesarias.

Existen diversos métodos para calcular la posible fecha de parto.

5 señales que indican que el parto está cerca

Cuando se acerca el octavo mes de embarazo, el útero comienza a contraerse y a endurecerse en algunos momentos; esto se conoce comúnmente como las ‘patadas del bebé’. En realidad, se trata de contracciones leves y significa que el útero se está preparando para el día del parto.

“Es normal tener dudas antes del parto, incluso un poco de temor. El mejor antídoto para calmar la ansiedad de esos días es conocer e informarse acerca de las fases del parto”

Otros síntomas que ratifican que la llegada del bebé se aproxima son los siguientes:

  • El bebé comenzará a posicionarse, descendiendo hacia la pelvis. Esto ocasionará un alivio en la región torácica y permitirá a la mamá respirar mejor.
  • Se sienten contracciones rítmicas, que progresivamente se irán haciendo más dolorosas. Estas se conocen como la progresiva dilatación del útero; se producen por la presión que ejercen los músculos del útero, que empujan al bebé hacia la pelvis.
  • El cuello del útero comenzará a flexibilizarse para permitir la salida del bebé. El médico especialista determinará, a través de un examen denominado tacto, lo dilatado que está el útero.
  • Expulsión del tapón mucoso. El tapón mucoso protege al bebé sellando el cuello del útero y evitando su contacto con agentes externos. Cuando se acerca el momento del parto, la futura mamá expulsa una sustancia   mucosa en forma de flujo.
  • Romper fuentes o romper aguas: son términos utilizados para referirse al momento en el que se rompe el saco de ácido amniótico; normalmente, es la antesala de la llegada de fuertes contracciones. Este es el momento justo para acudir al centro hospitalario de elección.

En cuanto a estas señales, las más importantes son la expulsión del tapón mucoso, el rompimiento de fuente y la reducción de los lapsos entre una contracción y otra. Sobre estas últimas, lo normal es que las contracciones sean cada cinco minutos en la última hora, con una duración de un minuto.

Con este trío de síntomas, es imperativo acudir al obstetra para que verifique el grado de dilatación del cuello útero; el bebé está por llegar.

La oxitocina en el parto inducido debe ser indicada por el médico responsable del parto.

Razones para acudir al médico antes de lo previsto

Si se produce alguno de estos síntomas, es necesario acudir al médico de inmediato:

  • Romper aguas.
  • Sangrar de forma visible.
  • Expulsar liquido con coloración verdosa o amarillenta.
  • Presentar fiebre.
  • Tener fuerte dolor de cabeza.
  • Dolor abdominal.

En definitiva, es preciso tener conocimiento de la información adecuada sobre todos los aspectos relacionados con este importante acontecimiento; con ello, no solo se eliminarán las dudas, sino que también servirá para preparar el proceso con tranquilidad y confianza. Lo más importante siempre es garantizar la salud y bienestar de la madre y del bebé.

Te puede gustar