Errores que toda mamá debe evitar al conducir

Conducir el auto se ha vuelto parte de nuestra vida y casi lo vemos como una extensión de nuestro hogar. Sin embargo, al momento de viajar con tus hijos hay algunas cosas que no debes pasar por alto.

Recuerda que su seguridad depende de ti. Aunque el auto puede ser un lugar seguro, cuando no prestas la atención correcta pueden ocurrir accidentes. Entre los errores que toda mamá debe evitar al conducir están:

Dejar solos a tus hijos dentro del auto

Es normal que al salir en auto a hacer algún recado lleves a tus pequeños porque te parece más seguros que dejarlos en casa. Pero entonces te encuentras con que debes conducir de casa al banco, hacer una escala y seguir al supermercado.

Quizás crees que no pasa nada por dejar a tus peques unos minutos dentro del auto mientras entras al banco. Pero nunca debes hacer esto ya que pueden presentarse situaciones realmente peligrosas y complejas:

  • Que alguien choque tu auto y tu hijo se lesione.
  • Que el calor sea demasiado para tu bebé.
  • Si tu hijo iba dormido, puede despertar y asustarse.
  • Que alguien secuestre a tu bebé.
Dejar solos a tus hijos dentro del auto

Sí, sé que estas cuatro situaciones suenan muy dramáticas pero no debes pensar que nunca te pasará. En caso de que necesites hacer una pequeña escala te recomendamos:

  • Dejar a tu pequeño con tus papás o con una persona que lo pueda cuidar.
  • Llevar a tu hijo contigo cuando bajes del auto.

No llevar un asiento para bebé

Otro error que no debes cometer al conducir es llevar a tu bebé en el asiento. Las sillas o asientos para bebé están fabricadas pensando en darles un soporte que los mantenga seguros en cualquier situación.

Son duras en las zonas donde se reciben más impactos y son cómodas y seguras para los peques. Más que verlas como un gasto, deberías verlas como una inversión y buscar la de mejor calidad. Una vez que la tengas, úsala siempre y no la reserves solo para largos viajes.

Hablar con el teléfono celular

Al conducir deberías prestar atención solo al camino, al auto y a que tu hijo vaya cómodo y seguro. Si te entra una llamada al celular y no es urgente, espera a llegar a casa para regresarla. Si es una llamada urgente, para el auto y responde.

Esta es un recomendación que deberías seguir vayas con tu hijo o no. Recuerda que una de las causas de accidentes viales más comunes es justo el uso de teléfonos celulares al conducir.

Llevar a tu hijo en el asiento del copiloto

Al momento de conducir posiblemente quieres tener el máximo control sobre tu hijo, en especial si es muy pequeño. Sin embargo, nunca deberías llevarlo a tu lado en el asiento del copiloto. La razón es que si se presenta un accidente, la bolsa de aire sale y puede lastimarlo.

Estas bolsas están pensadas para evitar que los adultos se golpeen con la parte frontal del auto. Pero por su tamaño y la fuerza con la que salen pueden lesionar gravemente a los niños. Además, en caso de que puede limitar su respiración.

Lo mejor es que siempre lleves a tu bebé en la parte trasera del auto en una silla especial y con el cinturón de seguridad bien puesto.Amamantar a tu bebé mientras conduces

Amamantar a tu bebé mientras conduces

Aunque seas una experta al conducir y la hora de amamantar a tu bebé te tome a medio camino, nunca deberías amamantar a tu bebé mientras conduces. Puedes creer que no pasará nada porque vas por una carretera segura y solo tardarás unos minutos, pero es un gran riesgo el que corres.

Lo primero es que no estarás concentrada por completo en ninguna de las dos actividades. Por lo tanto, otro auto podría “aparecer de la nada” justo por el ángulo en el que no prestas atención.

Si tienes que amamantar a tu bebé, organiza tus tiempos para hacerlo en casa o párate y hazlo con calma.

Cuida la seguridad de tu hijo al conducir

Como puedes ver, los errores que toda mamá debe evitar al conducir no son imposibles. Como mamá es importante que te tomes en serio la seguridad de tu hijo. No se trata de ser fatalista ni de pensar que cada paso es un peligro, solo toma las precauciones necesarias para cuidar a tu hijo.

Categorías: Educación Etiquetas:
Te puede gustar