Enseñar a los niños a realizar esquemas para estudiar

13 agosto, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Ana Couñago
Hay una serie de técnicas de estudio que los niños tienen que aprender a utilizar para obtener unos buenos resultados académicos. A continuación, te explicamos una de estas estrategias para estudiar: los esquemas..

Realizar esquemas para estudiar es una buena manera de sintetizar la información con el fin de recordar mejor los conceptos y conocimientos. Es conveniente enseñar esta técnica de estudio a los niños desde pequeños, de modo que aprendan a estudiar de forma eficaz y eficiente.

En este sentido, hay que tener en cuenta que los esquemas son solo un paso más que se debe llevar a cabo en la compleja tarea de estudiar. Así, se pueden distinguir las siguientes cinco fases de estudio:

«El hábito de estudio es la repetición del acto de estudiar realizado bajo condiciones ambientales, espaciales, temporales y con características iguales. El hábito de estudio es el primer paso para activar y desarrollar la capacidad de aprender de los alumnos».

– García Huidobro –

Enseñar a los niños a realizar esquemas para estudiar

En el estudio, cuando se llega a la fase de síntesis, hay que utilizar estrategias de organización y elaboración de la información que permitan modificar el contenido para hacer que sea más fácil de asimilar y memorizar. Para ello, se pueden realizar esquemas.Niña haciendo esquemas para estudiar.

Los esquemas relacionan y representan, de forma visual y clara, las ideas principales y secundarias de un texto. Por lo tanto, la gran ventaja que tienen, en comparación con otras técnicas de síntesis, como los resúmenes, es que permiten captar de un vistazo la información relevante. Pero se pueden hacer diferentes tipos de esquemas, en función de lo que se necesite estudiar:

  • Comparativos. Sirven para comparar características y observar fácilmente la información.
  • Jerárquicos. Son aquellos utilizados para organizar y clasificar las ideas de un texto, integrando unos conceptos en otros.
  • Secuenciados. Necesarios para ordenar la información de forma secuencial, con base en diversas variables (el paso del tiempo, cambios de forma, cambios de características, etc.).

Es importante transmitir estos conocimientos sobre los esquemas a los niños. Pero, para aprender esta técnica de estudio, no es suficiente con saber la teoría, sino que también se requiere mucha práctica.

Así, es conveniente que los padres acompañen a los pequeños durante las sesiones de estudio y les ayuden a desarrollar los primeros esquemas, de modo que, poco a poco, puedan realizarlos de forma autónoma.

«Nunca consideres el estudio como una obligación, sino como una oportunidad para penetrar en el bello y maravilloso mundo del saber».

– Albert Einstein –

Características de un buen esquema

Cabe destacar que, para realizar un buen esquema, hay que seguir varios pasos:

  1. Leer el texto con atención.
  2. Seleccionar y subrayar las ideas principales y secundarias.
  3. Pensar en un título que sea una síntesis del texto.
  4. Elegir el tipo de esquema que se va a realizar.
  5. Dividir el texto en apartados generales y subapartados. 
  6. Poner cada idea en un apartado distinto y formularla con brevedad y precisión.Niña estudiando en su habitación y haciendo esquemas.

Asimismo, es necesario que los esquemas que se realicen para estudiar cumplan una serie de características:

  • Tienen que estar integradas todas las ideas principales.
  • Las ideas principales del texto deben estar destacadas y relacionadas con claridad.
  • Tiene que seguir una estructura lógica, con las ideas principales y secundarias bien organizadas.
  • La presentación debe ser limpia para que se pueda comprender el contenido con rapidez.
  • Debe estar escrito en un lenguaje casi telegráfico, empleando palabras claves o frases cortas y directas.

Siguiendo estos consejos, los niños pueden aprender a elaborar esquemas apropiados para tener un buen rendimiento escolar. Así, los estudiantes pueden obtener, de un solo vistazo, una idea general de los temas de estudio. Lo cual es beneficioso para adquirir, asimilar, comprender y recordar la información con facilidad. Esto requiere trabajo, tiempo y esfuerzo, pero, ¡vale la pena!

«Si quieres triunfar, no te quedes mirando la escalera. Empieza a subir, escalón por escalón, hasta que llegues arriba».

– Anónimo –