La importancia de las técnicas de estudio

Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Ana Couñago
26 junio, 2019
A muchos niños les cuesta estudiar, puesto que no tienen unas nociones básicas de cómo hacerlo. A continuación te explicamos la importancia de utilizar técnicas de estudio.

Hoy en día los niños están sobreestimulados; están continuamente expuestos a información muy diversa. Esto hace que cada vez les cueste más permanecer concentrados y atentos durante un largo periodo de tiempo, lo cual resulta imprescindible para estudiar. Por este motivo, hemos elaborado el siguiente artículo sobre la importancia de las técnicas de estudio.

Adquirir conocimientos es una de las capacidades más enriquecedoras que tiene el ser humano. Por ello, lo mejor es enseñar técnicas de estudio a los niños desde los primeros cursos de educación primaria para que puedan ir adquiriendo dicha habilidad poco a poco y, así, evitar el fracaso escolar.

La importancia de las técnicas de estudio

Las técnicas de estudio son una parte imprescindible para conseguir un buen rendimiento académico. Su utilización tiene una gran importancia a la hora de aprender, puesto que sirven para:

  • Ordenar los temarios y las tareas escolares.
  • Aprovechar los recursos disponibles.
  • Desarrollar nuevas formas de utilizar el conocimiento en el futuro.

Por definición, las técnicas de estudio son consideradas unas estrategias de aprendizaje que permiten a los alumnos obtener los mejores resultados a partir del desarrollo de diferentes habilidades o aptitudes. Esto ayuda a afrontar correctamente las actividades académicas que se proponen desde el colegio.La importancia de las técnicas de estudio.

Así, según el logopeda y psicopedagogo José Barrena, las técnicas de estudio suponen un entrenamiento continuo de aspectos de varios tipos:

  • Conceptuales: hace referencia a las condiciones físicas y psicológicas ante el estudio, y al conocimiento de técnicas de estudio.
  •  Procedimentales: se refiere a la capacidad de organización y planificación de las tareas, estableciendo unos horarios de estudio coherentes y eficaces.
  • Actitudinales: es la motivación hacia el estudio, de modo que se concede al proceso de aprendizaje la significación y la funcionalidad que le corresponde.
  • Cognitivos: es la capacidad de memoria, atención y habilidades de comprensión lectora.

El éxito de las técnicas de estudio se basa en el orden, la constancia y en la creación de hábitos que permiten al niño actuar con mejor preparación frente a determinadas tareas asignadas. Asimismo, permiten al estudiante comprender mejor el material de estudio, para poder rendir mejor en un examen.

Tipos de técnicas de estudio

Planificación y organización

La planificación y la organización son las claves del éxito. Así, algunas de las pautas que hay que seguir para organizar el tiempo de estudio son:

  • Apuntar en una agenda la fecha de los exámenes y de los trabajos que hay que entregar.
  • Dedicar todos los días unos minutos al estudio o al repaso de las asignaturas.
  • Establecer un horario de estudio realista y constante.
  • Utilizar siempre el mismo lugar de estudio y que este cuente con unas condiciones ambientales adecuadas.
  • Realizar descansos de unos minutos para relajarse y concentrarse mejor.

Comprensión lectora

Leer correctamente, prestando atención, es esencial para la comprensión de cualquier tipo de temario, puesto que todo texto, para poder ser asimilado, es necesario entenderlo. Para ello, es necesario realizar dos tipos de lectura:

  • Prelectura: una primera lectura rápida, que sirve como exploración para saber de qué trata el texto.
  • Lectura comprensiva: una segunda lectura en la que hay que leer con detenimiento y asegurarse de comprender cada párrafo. De este modo, se van interiorizando las ideas del texto.

Selección y elaboración

Una vez comprendido el tema, se debe pasar a seleccionar la información relevante, es decir, las ideas principales y secundarias del texto. Esto se puede llevar a cabo mediante la técnica del subrayado.

Posteriormente, para entender mejor el temario, es recomendable representar la información por medio de alguna elaboración, como puede ser:

  • Esquema.
  • Resumen.
  • Mapa mental.

Memorización y evaluación

Para retener lo aprendido hay que hacer un gran esfuerzo mental. De hecho, guardar la información en la memoria no es un proceso sencillo. Por ello, es conveniente utilizar ciertas reglas mnemotécnicas o trucos sencillos que facilitan la memorización. La importancia de las técnicas de estudio.

Además, como último paso en el estudio, hay que evaluarse para comprobar lo que se ha aprendido. Y, si es necesario, seguir repasando.

¿Cómo enseñar técnicas de estudio?

Las técnicas de estudio se pueden enseñar en el colegio o en el hogar. Pero es importante seguir siempre una metodología activa y participativa. Es decir, los niños deben ser los principales protagonistas del propio aprendizaje. Así, los estudiantes pueden construir sus propios conocimientos.

Además, hay que tener en cuenta que, para enseñar técnicas de estudio, hay que adaptarse a las características de cada niño, teniendo muy presente su desarrollo evolutivo y sus necesidades a la hora de estudiar.

Por último, es importante destacar que, para conseguir un buen método de estudio, simplemente hay que practicar y probar diferentes estrategias de aprendizaje. Por ello, hay que destacar la importancia de las técnicas de estudio.

«Nunca consideres el estudio como una obligación, sino como una oportunidad para penetrar en el bello y maravilloso mundo del saber».

– Albert Einstein –

  • Barrena, J. (2005). Didáctica de las Técnicas de Estudio en el 3º Ciclo de Primaria. Educación y Futuro digital, 16, 1-9.
  • Tesouro-Cid, M. (2006). Enseñar a aprender a pensar en los centros educativos, incluso en las actividades de evaluación. REIFOP, 9 (1).