Enfermedades más frecuentes en el embarazo

Indira Ramírez · 9 enero, 2016

Durante el embarazo nos asaltan una serie de cambios físicos y psíquicos que alteran nuestra salud. El embarazo no puede considerarse una enfermedad, al contrario, se trata de un estado natural de transformación de la mujer.

Sin embargo, durante este período por estar más vulnerables se registran una serie de enfermedades e infecciones. Conócelas y establece una rutina saludable de ejercicios, sana alimentación, armonía y estabilidad emocional para que pases tus nueve meses de gestación sin traumas.

¿La recompensa? Traer al mundo bebés sanos y felices y prepararte para un período de post parto lleno de retos y momentos de satisfacción.

Náuseas y mareos

Comunes en los primeros meses de gestación. Las náuseas y mareos son estados asociados directamente al embarazo y podría decirse que son causas del mismo. Muchas mujeres comienzan a sospechar de su estado de gravidez precisamente por los vómitos o nauseas matutinos.

Las náuseas y vómitos se producen porque la mujer tiene las hormonas del embarazo elevadas y además sus sentidos de gusto y olfato están más sensibles. Así, alimentos que antes toleraba e incluso tenía de favoritos, durante el embarazo tiende a aborrecerlos.

Se recomienda mantener una alimentación sana, comer los alimentos que se le antojen y combatir las náuseas y vómitos con medicamentos especiales que le haya prescrito el médico tratante.

patient-470514_640

Infecciones Urinarias

Estas infecciones de la uretra por bacterias son frecuentes durante el embarazo porque la zona pélvica de la mujer está en un momento de cambios y vulnerabilidad. Si notas molestia al orinar, ardor, sensación de que quedas con ganas de orinar, mal olor en la orina, color turbio o sangrado, es tiempo de acudir al médico. Este tipo de infecciones deben tratarse a tiempo para evitar males mayores.

Evita las bacterias que las causan teniendo una mayor higiene en tus zonas íntimas, usando ropa interior de algodón, teniendo mayores cuidados a la hora de tener relaciones sexuales y evitando aguantar las ganas de ir al baño, pero también los baños públicos y las piscinas, los dos últimos son una fuente de bacterias que atentan contra tu bienestar durante la gestación.

Preeclamsia

Es una complicación asociada al embarazo. Consiste en presión arterial elevada, situación que afecta de manera grave el desarrollo natural del embarazo y la vida y salud de la embarazada.

La preeclamsia es una amenaza para el embarazo, pero –irónicamente– solo se quita con la culminación del mismo. Los médicos, ante esta patología que se detecta con la toma de la presión arterial (140/90), establecen un tratamiento adecuado al tiempo de gestación.

La preeclamsia además causa perdida de proteínas a través de la orina y tiene mayor incidencia en mujeres con más de 35 años de edad, sobrepeso y problemas previos de presión arterial.

Una alimentación balanceada y ejercicios para embarazadas podrían evitar la preeclamsia. De igual manera, evitar la ingesta de sal y grasas.

9447990170_3807cdafb6_z

Trastornos psicológicos perinatales

Como trastornos psicológicos perinatales se identifican la depresión y ansiedad que experimenta la mujer durante el embarazo y un año después de ocurrido el parto.

La mujer enfrenta cambios físicos y hormonales que la llevan al borde de niveles no manejables de estrés y depresión, enfermedades que si persisten deben ser atendidas por un especialista: irritabilidad, trastornos del sueño, estrés, ansiedad, desinterés en su aspecto, poco apetito sexual, delirios, dificultades para concentrarse, pensamientos obsesivos e incluso pensamiento y actitudes negativas/agresivas contra ella misma y el bebé.

Por todas estas patologías es muy importante que durante el embarazo redobles tus cuidados y mantengas un estilo de vida saludable, sin sobresaltos y lleno de satisfacción.

Una dieta saludable, ejercicios adecuados para la etapa, meditación y cuidar tu salud emocional debe estar en la lista de prioridades como futura mamá.