El sentido del olfato durante el embarazo

Óscar Dorado 6 agosto, 2018
Muchas mujeres sienten un aumento en el olfato cuando quedan embarazadas. Aquí te contamos los cambios que se producen en este sentido durante la gestación.

Durante el embarazo, muchas mujeres experimentan cambios en el sentido del olfato. Puede suceder con ciertos alimentos y también con productos para la piel y el olor corporal. De hecho, esto puede provocar náuseas e incluso sentimientos de enojo y episodios de depresión.

Debido a los vínculos entre el olfato y el gusto, la aversión a ciertos alimentos puede ir de la mano de un cambio en el sentido del olfato durante el embarazo. Esto sucede normalmente en el primer trimestre y puede llegar a provocar incluso episodios de náuseas matutinas.

Asimismo, diversos estudios confirman que el aumento del sentido del olfato durante el embarazo es común. La mayoría de las mujeres embarazadas dan cuenta de una mayor sensibilidad olfativa en esta etapa.

Sin embargo, algunas mujeres solo notan un ligero cambio en su sentido del olfato, mientras que otras encuentran que ciertos olores son abrumadores. En un gran número de casos, todo vuelve a la normalidad una vez que llega el bebé.

El olfato durante el embarazo

El embarazo afecta el cuerpo de cada mujer de manera diferente, por lo que no se sabe exactamente cuál será la reacción a ciertos olores de las mamás.

Desafortunadamente, no hay nada que puedas hacer para evitar esos olores que inducen náuseas hasta que no sepas cuáles son. Sin embargo, debes saber que hay muchas maneras de evitarlos.

Entre otros consejos, puedes reducir las posibilidades de entrar en contacto con aromas que pueden causarte problemas al evitar alimentos y bebidas.

Al mismo tiempo, también es posible que desees lavar la ropa con más frecuencia, ya que las fibras pueden retener los olores y hacer que se queden más tiempo del que te gustaría.

Mujer embarazado con náuseas matutinas

Causas del cambio en el olfato durante el embarazo

No está claro por qué las mujeres reaccionan de manera diferente a ciertos olores cuando están embarazadas. Sin embargo, esto puede ser debido a los siguientes factores:

1. Aumento del flujo sanguíneo

El volumen de plasma en el cuerpo casi se duplica durante el embarazo, lo que significa que todo lo que se mueve, desde la sangre hasta el cerebro, lo alcanza más rápido y en mayores cantidades. Eso, a su vez, te hace más sensible a los olores que captan tus receptores olfativos.

2. Cambios hormonales

Los niveles crecientes de estrógeno y hormonas durante el primer trimestre pueden causar náuseas y vómitos. Si ya tienes náuseas, es probable que un fuerte olor lo exacerbe. Ten en cuenta que el aumento del sentido del olfato está estrechamente relacionado con las náuseas matutinas.

3. Mecanismo de protección

Tu sentido del olfato puede ser incluso un mecanismo de protección para mantenerte alejado de las toxinas y otros venenos que podrían afectar el crecimiento del bebé. En este caso, se trata de una acción instintiva con origen en nuestros ancestros.

“Algunas mujeres solo notan un ligero cambio en su sentido del olfato, mientras que otras encuentran que ciertos olores son abrumadores”

¿Cómo mejorar el sentido del olfato durante el embarazo?

Estas son algunas consejos que puedes seguir para mejorar el sentido del olfato durante el embarazo. Si estos cambios no ayudan y ciertos olores todavía te hacen sentir náuseas, averigua qué remedios naturales pueden aliviar tu mareo.

  • Come y cocina de manera inteligente, con aquellos alimentos que puedas soportar oler.
  • Deja las ventanas abiertas siempre que sea posible, para desterrar los olores de la cocina o humedad.
El aumento de la percepción de los olores en el embarazo suele presentarse solo en un pequeño porcentaje de mujeres.

  • Los olores pueden adherirse a las fibras, por lo que puede ser útil lavar la ropa, las toallas y la ropa de cama con más frecuencia de lo habitual. Darle a tu ropa un poco de ambientador de telas también puede ser útil.
  • Cambia a productos de limpieza que no contengan perfumes.
  • Intenta rodearte con aromas que realmente te hagan sentir mejor. La menta, el limón y la canela son más útiles para calmar las náuseas.
  • Pon unas gotas de un aceite esencial que sea seguro y que te guste en un pañuelo y guárdalo en la bolsa. Si te encuentras con un fuerte olor que no puedes evitar, puede ser un buen momento de utilizar el pañuelo para enmascarar los olores que te rodean.

Finalmente, recuerda que es normal que el sentido del olfato durante el embarazo se vea alterado. Sin embargo, no debes preocuparte; en la mayoría de los casos, vuelve a la normalidad tras el nacimiento del pequeño.

Te puede gustar