El reloj biológico de las mujeres

El reloj del cuerpo es responsable de algo más que el sueño y la vigilia: determina hasta cuándo pueden concebir hijos las mujeres. Descubre más sobre el mito del 'reloj biológico' en el siguiente artículo.

El mito más común con respecto al reloj biológico de las mujeres es el deseo de tener hijos que comienza a manifestarse a medida que envejecen. Sin embargo, no hay evidencia que sugiera que una mujer nazca con la obligación inherente de tener hijos; tampoco existe un impulso biológico que promueve esta ‘fiebre del bebé’.

De todos modos, el reloj biológico de las mujeres determina que la fertilidad disminuye a partir de los 35 años y que las opciones de concebir se reducen a lo largo de la vida adulta. Esto es debido a que el número de óvulos y su calidad se diluye a medida que envejecen, motivo por el cual no permanecen fértiles durante la totalidad de este período de tiempo.

Sin embargo, existen muchos centros que ofrecen tratamientos para combatir la infertilidad y conseguir el ansiado embarazo para aquellas mujeres que no logren concebir.

El reloj biológico de las mujeres

Lo primero que debes saber es que la vida productiva de una mujer comienza con el primer período menstrual, por lo general alrededor de los 12 años de edad, y dura hasta el último período menstrual, unas cuatro décadas más tarde.

La combinación de algunas circunstancias lleva a que la fertilidad de la mujer comience a disminuir a los 20 años y se deteriore significativamente después de los 35 años.

Por lo tanto, las chances de quedar embarazada de forma natural o mediante tecnologías de reproducción asistida que usan sus propios óvulos es significativamente menor para las mujeres de entre 30 y 40 años. No obstante, como veremos más adelante, hay que tener en cuenta los factores que influyen para alargar el reloj biológico de las mujeres.

Hay que tener en cuenta los factores que influyen para alargar el reloj biológico de las mujeres.

Relación entre la edad y fertilidad

La verdad es que la fertilidad en la mujer está, sin dudas, afectada por la edad. Después de la pubertad, la fertilidad femenina aumenta. Posteriormente, con el avance de la edad, existe un mayor riesgo de no poder concebir.

Generalmente, la mujer sigue esta línea de tiempo en relación a la edad y la fertilidad:

  • Picos a principios y mediados de los 20; después, comienza a disminuir lentamente.
  • Cae más dramáticamente alrededor de los 35 años de edad.
  • El cese de los períodos menstruales, o la menopausia, generalmente ocurre en los años 40 y 50.
  • La menopausia marca el final de la fertilidad, aunque la infertilidad relacionada con la edad puede ocurrir antes de esa fecha.

Por lo tanto, aquellas mujeres que tengan 35 años o más deben saber que la edad tiene mucho que ver con la fertilidad. De hecho, las probabilidades de tener un hijo comienzan a disminuir gradualmente hacia los 20 años y caen bruscamente a partir de los 40. Ciertamente, existen algunos factores que también influyen en la fertilidad de la mujer.

“El reloj biológico de las mujeres determina que la fertilidad disminuye a partir de los 35 años y que las opciones de concebir se reducen a lo largo de la vida adulta. Sin embargo, existen muchos centros que ofrecen tratamientos para combatir la infertilidad”

Factores influyentes en el reloj biológico de las mujeres

La salud de una mujer antes del embarazo afecta tanto las posibilidades de que ella conciba como las chances de que lleve el embarazo de una manera saludable. Fumar, consumir alcohol de mandera moderada o excesiva y los problemas de peso disminuyen las opciones de fertilidad.

Por otro lado, otras afecciones médicas como la hipertensión o la diabetes, ambas más comunes a medida que la mujer envejece, también afectan las posibilidades de tener un embarazo exitoso. Se debe tener en cuenta, además, el historial familiar.

El reloj biológico de las mujeres ya no es un condicionante inclaudicable en cuanto a la infertilidad.

La herencia genética influye notablemente en la edad a la que una mujer ya no libera óvulos; como resultado, deja de tener ciclos menstruales.

Además, la salud general de la pareja también influye en las posibilidades de quedar embarazada. De hecho, se puede incluso prolongar la fertilidad modificando los riesgos de salud que se puedan controlar.

Por último, queremos recordarte que ciertamente la suposición o el mito de que el reloj biológico de las mujeres es un temporizador establecido en el cuerpo que obliga a concebir antes de los 35 años es solo una forma en que la sociedad entiende la maternidad y la fertilidad de las mujeres. No debes tener ningún tipo de presión por no ser madre antes de lo previsto.

Debes saber que la tendencia actual es tener embarazos con una edad más avanzada. La maternidad entre las mujeres mayores de 40 años también está en aumento, posiblemente debido a la aparición de tratamientos de infertilidad que ayudan a vencer a la naturaleza.

Categorías: Infertilidad Etiquetas:
Te puede gustar