Los principales problemas de infertilidad femeninos

Francisco María García · 5 diciembre, 2017
Te enseñamos cuáles son las principales causas de infertilidad femenina y qué soluciones tienen. Conocer su evolución y condicionantes puede ayudarte a prevenir muchos problemas más graves.

Los problemas de infertilidad femeninos afectan al menos a una de cada seis parejas. Se estima que del número total de casos de infertilidad, el 50% corresponde a las mujeres. Por su parte, solo un tercio de estas tiene problemas de esterilidad total.

Únicamente se puede hablar de problemas de infertilidad cuando la pareja ha tardado más de un año en concebir. De ahí en adelante se deben practicar pruebas clínicas, tanto en el hombre como en la mujer. Esto es lo que determina cuál de los dos presenta este déficit. A veces pueden ser ambos.

La mayoría de los problemas de infertilidad femeninos pueden ser tratados. Se estima que hasta un 65% de tales casos son solucionables; actualmente el grado de eficiencia de los tratamientos es muy alto.

El diagnóstico de los problemas de infertilidad femeninos

Para realizar el diagnóstico de problemas de infertilidad femeninos se debe hacer un examen físico muy completo. Este incluye una evaluación minuciosa de la historia clínica. También varias pruebas y exámenes para determinar lo que ocurre.

Los principales medios para diagnosticar los problemas de infertilidad femeninos son:

  • Examen de orina o de sangre. Permiten determinar si hay problemas hormonales, dificultades tiroideas o infecciones.
  • Muestra del moco cervical. Hace posible detectar si hay ovulación o no.
  • Examen con laparoscopio. Se hace para visualizar posibles obstrucciones, adherencias o tejidos cicatriciales. Es una radiografía que también se efectúa en búsqueda de posibles obstrucciones. Se realiza con un pequeño telescopio y pretende detectar posibles anomalías en el útero. Mediante este examen se determina si hay problemas en los ovarios o en el útero.
  • Sonohysterogram. Permite detectar problemas en el útero. Es una ecografía con contraste.
  • Examen pélvico y de senos. Es una valoración clínica de esas zonas para evaluar su estado.

Las principales causas de los problemas de infertilidad femeninos son: dificultades en la ovulación, endometriosis, óvulos de mala calidad, síndrome del ovario poliquístico y obstrucción de las trompas de Falopio.

El dolor de la menstruación es muy común.

Problemas de ovulación

Ocurren cuando los óvulos no logran madurar totalmente. También cuando los ovarios no son capaces de liberar los óvulos correctamente. Es uno de los problemas más comunes en casos de infertilidad femenina.

Los síntomas más comunes son los periodos menstruales poco frecuentes o ausentes del todo. También el sangrado leve o demasiado abundante. Así mismo, es usual que no haya molestias antes de la menstruación. Entre el 30 y el 40% de las mujeres con tratamiento superan este problema.

“La mayoría de los problemas de infertilidad femeninos pueden ser tratados”

Endometriosis

Sucede cuando el tejido que se ubica en las paredes del útero crece por fuera de este. En muchos casos tal problema no origina ningún síntoma. Cuando hay síntomas, el más usual es un fuerte dolor durante la menstruación o las relaciones sexuales. También hay sangrados abundantes o inusuales y dolor pélvico.

El principal correctivo para este problema es la cirugía. Hasta el 30% de las mujeres con endometriosis logran concebir después de un tratamiento.

Óvulos de mala calidad

Este es uno de los problemas de fertilidad femeninos que afecta a personas mayores. Después de los 35 años de edad, la cantidad y calidad de óvulos disminuye visiblemente. Es entonces cuando se producen óvulos de mala calidad, que hacen imposible la concepción.

Generalmente lo indicado es un tratamiento con medicamentos para la fertilidad. Las mujeres que se someten a este tienen buenas posibilidades de concebir, y hasta un 55% lo logra.

Síndrome del ovario poliquístico

Este problema se presenta cuando los folículos pequeños de los ovarios no logran madurar. De esto se desprende una dificultad para liberar los óvulos. Los principales síntomas son periodos menstruales muy irregulares. También excesivo crecimiento del vello, obesidad y acné.

El dolor de ovarios puede deberse a numerosas causas.

Hay varias soluciones para este problema, desde cambios en el estilo de vida hasta cirugías. La mayoría de las mujeres obesas que logran bajar de peso terminan ovulando normalmente. Las cirugías tienen hasta un 50% de efectividad.

Obstrucción en las trompas de Falopio

Las trompas de Falopio se obstruyen por infecciones de transmisión sexual, enfermedad inflamatoria pélvica y cirugías de esterilización. Si hay obstrucción, el óvulo no puede ser fecundado, o no logra llegar al útero. La principal solución para este problema es la cirugía; los resultados dependen de la edad y de la condición de salud.

Alrededor de un 30% de los problemas de infertilidad femeninos tienen causa desconocida. En estos casos no hay síntomas, y muchas veces logran solucionarse cambiando de estilo de vida.