El miedo a no sacar buenas notas en los niños

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la psicóloga María Alejandra Castro Arbeláez el 24 marzo, 2019
Viviana Schafer · 24 marzo, 2019
El miedo a no sacar buenas notas es un temor que deriva de la falta de seguridad de los niños, ya que sienten la presión de ser los mejores de la clase.

El miedo a no sacar buenas notas es un temor que muchos niños poseen y cada vez a más temprana edad. Este miedo deriva de la falta de seguridad en sí mismos que pueden sufrir algunos. También inseguridad en sus capacidades, un malestar que no deberían tener a edades tan tempranas.

Si tu hijo piensa y cree realmente que no será capaz de sacar buenas notas, o incluso que suspenderá por mucho que se esfuerce, puede llegar a ser porque siente la presión por ser el mejor de la clase.

Tu hijo puede sentir que te está defraudando si suspende o si sus calificaciones no son superiores a un bien o un notable. También puede buscar la perfección en sus calificaciones y no conformarse con un simple aprobado para no disgustarte.

Por esta razón, cuando veas un suspenso no pienses que a tu hijo le va a ir mal en los estudios, va a tener un mal pronóstico para el futuro y va a fracasar. Esta forma de pensar se la trasladas a tu hijo, quien acaba por adoptar ese miedo a no sacar buenas notas. Quizás deberías preocuparte más por lo que aprende en el colegio y no tanto por las notas que saca.

 ¿Tu hijo tiene miedo a no sacar buenas notas?

Cada vez hay más niños que tienen miedo a no sacar buenas notas o a suspender exámenes. ¿Tu hijo se considera mejor o peor en función de sus calificaciones? ¿Por qué? ¿Qué hay detrás de esto? ¿Dónde han aprendido a valorarse en función de sus notas? Aquí encontrarás las respuestas.

Si tu hijo tiene miedo a no sacar buenas notas, seguramente tú eres de las que piensa que tu hijo tiene que ir bien en el colegio y ser de los mejores para ser un adulto exitoso y con un buen futuro.El miedo a no sacar buenas notas en los niños.

De esta manera, cuando el niño suspende o saca una baja o mala calificación cree que si no hace nada para remediarlo continuará suspendiendo y sacando malas notas, y luego les esperará un futuro poco deseable o incierto o será un fracasado en la vida.

Sería conveniente que identifiques si le estás inculcando al niño la importancia que tiene para ti sacar buenas calificaciones. Así, tu hijo no siente la enorme presión de por un lado no defraudarte y, por otro, la presión de aprobar los exámenes con un sobresaliente.

Si consigue buenas notas. sabe que recibirá elogios e incluso premios materiales por ello, pero si suspende será regañado e incluso castigado. Ten en cuenta que el esfuerzo que realice tu hijo para preparar el examen importa más que el resultado numérico que haya obtenido en el examen.

¿Qué ocurre cuando tu hijo tiene miedo a no sacar buenas notas?

Es importante que recuerdes que tu hijo puede sentir miedo ante tanta presión: miedo a suspender, a no sacar notas sobresalientes, miedo de las consecuencias por no haber sacado una buena nota, miedo a decepcionarte, a ser castigado, a que le hagas reproches, a que lo compares.

Esta presión genera sentimientos de ansiedad que hace que tu hijo esté más preocupado en aprobar que en aprender. También esta presión hace que el niño tenga problemas de autoestima, ya que se siente inseguro de sí mismo y de sus capacidades. Y tener problemas de autoestima a tan temprana edad puede generarle repercusiones en su vida adulta.

Tu labor como madre es reflexionar sobre el tema y preguntarte si eres la causante de que tu hijo tenga miedo a no sacar buenas notas o a suspender, si lo estás presionando demasiado, si premias los esfuerzos que hace, aunque no saque un diez en todo o si lo castigas cuando no lo saca, si lo estás educando para que aprenda o para que sea el mejor.El miedo a no sacar buenas notas en los niños.

Consejos útiles

Por experiencia sabes que ser madre no es tarea fácil. Por eso, si estás viviendo esta situación, piensa que estás actuando en función de lo que consideras que es mejor para tu hijo; estás haciéndolo lo mejor que puedes, pero también es necesario que cambies tu forma de pensar. Ten en cuenta que si tu hijo saca diez en todas las materias, pero no tiene amigos, sus calificaciones no le van a asegurar un futuro de éxito y felicidad.

De ahora en adelante, piensa que si tu hijo ha sacado una nota más baja o ha suspendido, debe haber alguna razón de peso para que haya pasado. Siéntate con él y buscad juntos la razón para poder corregirla cara al siguiente examen. Muéstrale tu apoyo y que sepa que siempre puede contar contigo.