El estrabismo infantil: causas, diagnósticos y tratamiento

Francisco María García · 20 abril, 2019
Cuando hay una falta de sincronización en los ojos del niño se habla de estrabismo infantil. Aunque no es en principio un problema demasiado grave, debe tratarse a tiempo para evitar riesgos mayores.

El estrabismo infantil es una anomalía en la vista producto de una falta de sincronización de los ojos. Se trata de un problema que debe detectarse a tiempo para comenzar el tratamiento. El mayor riesgo de dejar postergar una intervención es que el niño acabe perdiendo la visión del ojo estrábico.

En bebés o niños, el estrabismo es una de las enfermedades ópticas más frecuentes. Alrededor del 4 % de niños menores de 9 años padece estrabismo infantil. Las consecuencias más severas tienen que ver con un menor desarrollo cerebral, del aprendizaje y el conocimiento, además de la pérdida de la visión.

¿Qué es estrabismo infantil?

En términos técnicos, lo que se ve afectado en esta disfunción son las funciones binoculares. El uso de la vista supone dos funciones, una binocular y otra monocular. Ambas se desarrollan desde el nacimiento y van madurando hasta los ocho o nueve años.

En el estrabismo, la función binocular queda averiada, de modo que los ojos no logran dirigirse a un mismo objetivo. Ante esta anomalía, la información llega al cerebro de manera confusa. La respuesta del órgano nervioso central es desestimar las imágenes con menor nitidez. De esta manera, el cuerpo resuelve y evita una visión doble o diplopía.

Ese ojo que se sale del eje continuará enviando, no obstante, imágenes al cerebro. Sin embargo, y ante la vana insistencia, lo más probable es que el desarrollo de la visión se pierda irremediablemente. En estos casos, el ojo se transforma en un “ojo vago”. Pasados los nueve años sin tratamiento, la situación suele ser irreversible.El estrabismo infantil: causas, diagnósticos y tratamiento.

Causas del estrabismo infantil

Entre las causas más comunes de índole oftalmológico se puede mencionar:

  • Una disfuncionalidad en el control del nervio óptico.
  • Defectos refractivos como la hipermetropía.

Otras causas del estrabismo infantil:

  • El colapso del sistema nervioso por determinada enfermedad, la fiebre alta o una situación de alto estrés
  • Hay que mencionar, además, que existe cierta predisposición genética al estrabismo.
  • Por otra parte, el estrabismo infantil puede darse como consecuencia de otras enfermedades, como la parálisis cerebral o la hidrocefalia. Inconvenientes como un nacimiento prematuro pueden generar estrabismo. Asimismo, los niños con síndrome de Down también son propensos a padecerlo.

Tipos de estrabismo

Es importante saber que, si bien suelen manifestarse los síntomas de esta anomalía funcional en la infancia, también pueden hacer su aparición recién en la adultez. No todos los estrabismos son iguales:

  1. Estrabismo monocular y estrabismo alternante. En el primero, el ojo fijador monopoliza el campo visual. En la segunda variante, el ingreso de información se alterna, permitiendo un desarrollo homogéneo de ambos ojos.
  2. Estrabismo intermitente. Se da cuando ocurre solo en determinadas circunstancias (enfermedad, estrés). También puede aparecer solo ante determinado tipo de distancia con respecto al objeto (próxima, media o lejana).

Según la dirección del ojo desviado

  • Exotropía o estrabismo divergente: cuando el globo ocular apunta hacia afuera.
  • Endotropía o estrabismo convergente: (el más frecuente) en donde el ojo se desvía hacia adentro.
  • Hipotropia e Hipertropia: cuando los globos oculares apuntan hacia arriba o hacia abajo.

Diagnóstico del estrabismo infantil

El estrabismo infantil difícilmente pueda prevenirse. Pero detectado a tiempo, las molestias y consecuencias pueden evitarse e, incluso, se puede revertir la disfunción binocular. El examen de visión que se recomienda a los tres años de edad es fundamental para los niños con este problema.

Si el pediatra nota una anomalía en los globos oculares, debe pedir urgentemente una cita con el oftalmólogo. En caso de antecedentes familiares, la visita al oftalmólogo debe hacerse antes de los 3 años.El estrabismo infantil: causas, diagnósticos y tratamiento.

Tratamiento del estrabismo infantil

El tratamiento varía según el estado de los ojos y el nivel de alineamiento de los mismos. El objetivo será restituir la visión binocular. Según el caso, se pueden recetar desde pequeñas gafas hasta una cirugía. También suelen utilizarse parches para fortalecer el ojo débil.

Se denomina corrección óptica la aplicada a casos de estrabismo acomodativo. Aquí son frecuentes las gafas o las lentes de contacto. En el caso de la terapia visual, se realiza mediante ejercicios y, principalmente, con el uso de parches.

En caso de ser necesaria una cirugía, se procederá a realizar una ínfima incisión, para llegar al músculo, del tejido que cubre el ojo. Los músculos deberán ser reposicionados en uno o los dos ojos, según el caso. Se trata de un procedimiento relativamente simple por el que los niños pronto vuelven a sus juegos sin problemas.