Daltonismo en niños: todo lo que necesitas saber

Carlos Lara · 10 noviembre, 2017
El daltonismo es una alteración genética de carácter hereditario que se caracteriza por la incapacidad del ojo para identificar los colores.

El daltonismo en niños es una de las afecciones visuales que más tarda en identificarse en esta etapa, principalmente porque, aunque es un defecto visual, no es del tipo que impide ver claramente las formas de los objetos cercanos o lejanos, sino que se distingue por la incapacidad del ojo para identificar los colores. Aunque no se trata de una alteración que pueda provocar un deterioro de la calidad de vida, sí impide o hace difícil la realización de algunas actividades.

Causas del daltonismo en niños

El daltonismo es una alteración genética de carácter hereditario. Debido a que se transfiere por medio de un alelo del cromosoma X, más del 90% de las afecciones del daltonismo ocurren en varones.

Aquellas mujeres que han heredado el gen del daltonismo, pero no presentan síntomas de esta afección visual, se mantienen simplemente como portadoras del mismo y pueden heredarlo a sus hijos varones, en los cuales la probabilidad de que se manifieste es mucho más alta.

Ejemplo de detección de daltonismo en niños.

Cómo ve un niño daltónico

Nuestros ojos cuentan con tres tipos de células conocidas como “conos”, las cuales se encargan de percibir los tonos rojo, azul y verde respectivamente. La combinación de estos colores básicos forma nuestra percepción de las tonalidades de los objetos y el mundo en general.

Existen diferentes tipos de daltonismo, aunque en todos existe un funcionamiento atípico o anómalo de los conos mencionados anteriormente. Un ejemplo raro y extremo de daltonismo es el subtipo acromático, caracterizado por un funcionamiento nulo de sus células perceptoras de tonalidades, y que implica que no puedan distinguir ninguno de los colores básicos, con lo cual la visión de las personas con esta clase de daltonismo es en blanco negro.

El daltonismo dicromático es la forma más común de esta afección visual. Se caracteriza por una disfunción en alguno de sus tipos de células cono, lo que implica una limitación en la gama de colores a la que puede acceder el ojo, y por tanto una percepción errónea de las tonalidades.

Importancia de la detección del daltonismo

El daltonismo en niños no representa ninguna desventaja en cuanto a la inteligencia o las habilidades cognitivas respecto a los otros niños. La incapacidad para distinguir entre determinados colores es técnicamente la única alteración.

Sin embargo, la importancia de su detección puede representar un aspecto importante que de omitirse, puede afectar el correcto desarrollo del niño dentro del área educativa. Por ejemplo, una realización incorrecta de alguna actividad en el periodo de educación infantil que involucre colores puede desatar burlas de sus compañeros; además, al ser una afección desconocida también por el niño, la imposibilidad de completar dicha actividad puede minar su autoestima.

“El daltonismo es una alteración genética de carácter hereditario que se manifiesta principalmente en los varones”

Señales de daltonismo en niños

Muchos padres empiezan a tener sospechas acerca de un posible daltonismo en sus hijos en situaciones en las que se presentan patrones extraños como puede ser el hecho de elegir las pinturas para colorear en un cuaderno de dibujos o a la hora ver un programa infantil y responder a alguna pregunta sobre los colores.

Una forma preliminar de detectarlo es diseñar pruebas en casa usando colores, por ejemplo, dándole una pintura roja o verde y pidiéndole al niño dibuje su nombre en una hoja. Después, colocar la pintura utilizada entre los demás colores y pedirle que repita la acción con el mismo color, dejándole que él mismo la coja.

Por supuesto, se debe de estar seguro de que la dinámica de este u otros ejercicios ideados no confunda al niño y le haga inducir un resultado erróneo.

El daltonismo en niños no constituye una afección grave.

Test de daltonismo

El daltonismo puede detectarse muy fácilmente mediante una prueba ocular como el test de Ishihara y otras variantes del mismo. Estos consisten básicamente en unas láminas de puntos o formas, en donde los colores se ordenan de modo que forman a propósito un número o letra. Lo anterior permite no solo determinar si un niño distingue o no correctamente los colores, sino también establecer el tipo de daltonismo que posee.

Consideraciones

Vale la pena volver a recalcar que el daltonismo no representa en sí una afección que condicione una buena calidad de vida del niño. Las tareas cotidianas del día a día, como por ejemplo determinar el estado del semáforo pueden deducirse por simple empirismo del bloque de luz resaltado, aun cuando no se perciba su color.

Sin embargo, algunas tareas específicas como el seguimiento correcto de códigos o indicaciones en colores, tal como el de componentes electrónicos, son el tipo de labores en que los afectados por daltonismo tendrán problemas. Fuera de esto, el grado de impacto en la vida cotidiana es relativamente bajo, siendo aconsejable informar y concienciar al niño con daltonismo, así como a sus profesores, acerca de ello.