Los efectos en los adolescentes de estar una semana sin móvil

Estar una semana sin móvil genera cambios en el estado psicológico, emocional y social de los jóvenes. Te contamos cómo les afecta.
Los efectos en los adolescentes de estar una semana sin móvil
Elena Sanz Martín

Escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz Martín.

Última actualización: 12 octubre, 2022

Dejar a los adolescentes una semana sin móvil es, generalmente, un castigo que los padres imponen debido a un mal comportamiento. Sin embargo, los efectos que esto puede generar en los jóvenes son sorprendentes y van mucho más allá de reflexionar acerca de su conducta. Así lo ha demostrado un estudio realizado recientemente, en el que varios voluntarios se han visto privados de este dispositivo durante varios días.

Para nadie es un secreto que la tecnología impregna totalmente nuestra vida cotidiana. Tanto menores como adultos pasamos una gran cantidad de tiempo conectados a internet, llevamos nuestro móvil a todas partes y nos sentimos incómodos al no poder utilizarlo durante cierto tiempo. Nos hemos acostumbrado a este estilo de vida, pero no imaginamos el alcance que esto puede tener en la salud mental, emocional y social de los adolescentes.

Una investigación pionera en Europa

Un equipo de investigadores de la Universidad de Málaga (UMA) en colaboración con otras instituciones, han llevado a cabo un estudio pionero en Europa. El principal objetivo del mismo era conocer más acerca del uso informativo de las redes sociales en los adolescentes. Sin embargo, también ha arrojado interesantes resultados respecto del uso del smartphone y sus efectos.

En el trabajo participaron casi un centenar de jóvenes de entre 15 y 24 años. Durante tres semanas se monitorizó el uso que estos hacían de sus teléfonos móviles. La primera semana estuvo dedicada a identificar el tiempo medio de consumo, que alcanzó las cinco horas diarias.

Durante la segunda semana, y esto es lo más interesante, los voluntarios se comprometieron a dejar a un lado por completo sus móviles. Por último, en la tercera semana, se comprobó que, al regresarles el teléfono, el tiempo de uso volvió a alcanzar unos niveles muy similares a los del inicio del experimento.

La falta del teléfono móvil genera episodios de ansiedad en los adolescentes, lo cual deja en evidencia que su uso constante causa adicción o dependencia.

¿Cómo afecta a los adolescentes estar una semana sin móvil?

Los jóvenes voluntarios anotaron en un diario sus impresiones sobre esos días que vivieron totalmente desconectados del teléfono móvil. Así, en sus comentarios se han observado varios efectos interesantes que te contamos a continuación.

Genera episodios de ansiedad

La mayoría de los jóvenes describieron sentirse incómodos e inseguros al estar desconectados. Ellos experimentaban ansiedad al no tener el teléfono cerca y sentían fuertes ganas de utilizarlo, especialmente al ver a otras personas hacerlo.

Estas sensaciones pueden indicarnos que los adolescentes desarrollan una adicción a sus dispositivos móviles. Y es que ya no se trata de una mera elección, sino de una necesidad. Si estar desconectados genera tal malestar, tal impulso por volver a usar el teléfono nos señala que puede existir una importante dependencia.

Mejora las relaciones familiares

Varios participantes comentaron que estar una semana sin móvil había repercutido positivamente en sus relaciones familiares. En primer lugar, porque habían dedicado más tiempo a interactuar y a compartir momentos con sus familiares. Y es que, si antes se acostumbraban a aislarse en su cuarto con el teléfono móvil para ver las redes sociales, ahora se decidieron a hacer más vida en común.

En segundo lugar, algunos jóvenes adujeron que las peleas con sus progenitores habían disminuido drásticamente durante esa semana. Y esto no es de extrañar si tenemos en cuenta que el uso de internet y de las pantallas es uno de los principales focos de conflicto en los hogares.

Aumenta la productividad

El teléfono móvil es un gran distractor. A los jóvenes puede resultarles complicado centrarse en una tarea teniéndolo cerca, pues les lleva a procrastinar o a hacer pausas para mirarlo constantemente. Así, estar una semana sin móvil ayudó a los adolescentes a ser más productivos, a centrarse en sus tareas escolares y a terminarlas en mucho menos tiempo.

Tener el teléfono móvil cerca es una distracción constante para los adolescentes. Prescindir del mismo a la hora de realizar tareas ayuda a los jóvenes a concentrarse en ellas y mejora su productividad.

Fomenta alternativas de ocio saludables

Como veíamos, los jóvenes pasan de media unas cinco horas al día conectados a su teléfono. Así, al abandonarlo por una semana pudieron invertir ese tiempo en otras actividades como la lectura o pasar momentos de calidad con sus seres queridos. Antes, los jóvenes apenas optaban por estas alternativas.

Entorpece la comunicación con los iguales

Como punto negativo, algunos participantes comentaron que no disponer de su teléfono entorpeció la comunicación con sus iguales. Esto les generó malestar y sintieron que interfirió, por ejemplo, en su capacidad para poder realizar trabajos en grupo.

Estar una semana sin móvil es todo un reto para los adolescentes

Al finalizar el experimento, los jóvenes admitieron haberse dado cuenta de cuán dependientes eran de sus teléfonos celulares. También, de cómo el uso excesivo de los mismos interfería en su rendimiento escolar, en sus relaciones familiares y en su aprovechamiento del tiempo. Aun así, alegaron que no podrían vivir sin este dispositivo.

Este estudio ha puesto de manifiesto una realidad que ya todos intuíamos: los jóvenes dependen cada vez más de las pantallas, de las redes y de internet. En muchos casos, incluso esto puede derivar en una adicción y crear interferencias serias en el día a día. Por ello, como progenitores, siempre es conveniente estar atentos, poner ciertos límites y ofrecer alternativas de ocio más adecuadas.

Te podría interesar...
7 claves para tratar a un adolescente adicto al móvil
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
7 claves para tratar a un adolescente adicto al móvil

Te presentamos 7 claves para tratar a un adolescente adicto al móvil y evitar que esto se convierta en un problema grave para el joven.