Ecografía 4D: qué es y cuándo hacerla

La ecografía 4D es una prueba radiológica del segundo trimestre, que permite observar al bebé en movimiento en tiempo real.
Ecografía 4D: qué es y cuándo hacerla
Leidy Mora Molina

Escrito y verificado por la enfermera Leidy Mora Molina el 11 noviembre, 2021.

Última actualización: 11 noviembre, 2021

La ecografía 4D es una técnica mediante la cual se obtienen imágenes consecutivas del bebé dentro del útero materno de una manera más nítida. A tal punto, que permiten observar al pequeño en movimiento como un video en tiempo real.

La utilidad de esta técnica es visualizar la anatomía fetal con mayor detalle y así detectar problemas en su formación. Y además, te permite conocer su carita por primera vez.

Conoce más acerca de esta prueba radiológica y las ventajas que ofrece.

¿Qué es la ecografía 4D?

La tecnología ha revolucionado las consultas prenatales, especialmente con la evolución de las ecografías. Gracias a esto, hoy se pueden diagnosticar precozmente algunas complicaciones fetales tratables.

La ecografía 4D es una novedosa prueba diagnóstica que permite obtener imágenes detalladas del feto a través de ondas de ultrasonido de alta frecuencia. A diferencia de las anteriores, consigue reproducir alrededor de 24 imágenes 3D en un segundo y les aporta el movimiento.

Entonces, además de un examen detallado del organismo del pequeño, se pueden observar algunas muecas que realiza, como sonreír, chuparse el dedo o bostezar.

Ecografía 3D.

¿Qué se observa en la ecografía 4D?

A pesar de su especificidad, este tipo de ecografías no reemplaza a las 2D. Estas últimas son más sensibles a la hora de confirmar un embarazo en etapas tempranas, determinar el número de bebés o la edad gestacional.

Ciertamente, con la 4D se pueden detallar alteraciones morfológicas en etapas más avanzadas como el labio leporino, las cardiopatías congénitas o problemas de la piel del bebé. Además de esto, es de utilidad para conocer los siguientes aspectos del embarazo:

  • Ubicación y estado de la placenta.
  • Posición fetal.
  • Frecuencia cardiaca del bebé.
  • Sexo del bebé.
  • Cantidad de líquido amniótico.
  • Interacción entre bebés en embarazos múltiples.
  • Morfología fetal.
  • Movimientos del bebé.

¿Cuándo y cómo es la preparación para la ecografía 4D?

La ecografía 4D se puede realizar en cualquier momento del embarazo. Sin embargo, en los primeros meses el bebé no está totalmente formado y las imágenes pueden no ser tan claras. Aun así, si se desea observar el sexo definitivo en la semana 16 puede implementarse esta técnica.

A partir del segundo trimestre de gestación, especialmente entre la semana 24 a la 30, se observan mejor las características del bebé y es el momento ideal para realizarla. En esta etapa el bebé tiene un tamaño adecuado y hay mayor cantidad de líquido amniótico, lo que permite captar mejor las imágenes.

Cabe destacar que luego de la semana 32 el bebé se hace más grande, su posición cambia y la cantidad de líquido amniótico disminuye. Esto puede dificultar la visualización durante el estudio y no mostrar con claridad sus facciones.

¿Cómo se realiza?

Esta prueba es realizada por el radiólogo o por el ginecólogo en el consultorio. Si bien no requiere ninguna preparación, conviene que la madre este lo suficientemente hidratada y que no utilice cremas o aceites en el abdomen el día del estudio.

Para realizarla, la gestante se tumba sobre una camilla y descubre su barriga. El especialista le coloca una pequeña cantidad de gel frío y utiliza un dispositivo llamado transductor para capturar las imágenes del bebé.

Estas imágenes en movimiento se proyectan en la pantalla y además, pueden ser grabadas en CD para conservar el recuerdo de esa bonita experiencia.

Ventajas de la ecografía 4D

Padres felices mirando la ecografía de su hijo y pensando en nombres que empiecen por la letra E.

Son muchas las ventajas de esta prueba diagnóstica durante la gestación, especialmente por el lado emocional. A continuación, te enumeramos sus beneficios:

  1. Es una prueba radiológica inofensiva para la mamá y el bebé, si se realiza en el lugar y en el contexto apropiado.
  2. Es indolora y no invasiva.
  3. Muestra los movimientos y las facciones del bebé con bastante claridad.
  4. Puede detectar algunas afecciones específicas como labio leporino, fisura palatina, alteraciones en la piel.
  5. Facilita la evaluación cardiovascular del bebé.
  6. Puede identificar rasgos de síndromes genéticos, como el de Down.
  7. Fortalece el vínculo afectivo entre el bebé y sus padres. Al verlo con claridad, sentirán la maternidad como algo más real y emocionante.
  8. Los resultados son almacenados en CD y entregados a los padres.

Se debe recalcar que la ecografía 4D no remplaza la ecografía bidimensional, sino que la complementa.

Si deseas realizarte una ecografía 4D, debes consultar con tu doctor cual es la fecha ideal y apuntar una cita con tiempo.

Te podría interesar...
Las revolucionarias ecografías 5D
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Las revolucionarias ecografías 5D

Las ecografías 5D representan un gran avance con respecto a los programas HD Live. Su mayor ventaja es la de eliminar el ruido visual en los ultras...



  • Cuadros, M. (2010). Ecografía 4D para el diagnóstico de malformaciones congénitas. Progresos de obstetricia y ginecología Vol. 53. Núm. 7 (Julio 2010).
  • Lebit F. (2011).  The Role of 4D Ultrasound in the Assessment of Fetal Behaviour. Maedica a journal of clinical medicine. 2011 Apr; 6(2): 120–127.