Dolor de pechos durante el embarazo: causas y cómo aliviarlo

El dolor de pechos durante el embarazo es un síntoma habitual que responde a los cambios hormonales. Conoce por qué sucede y cómo aliviar este malestar.
Dolor de pechos durante el embarazo: causas y cómo aliviarlo
Leidy Mora Molina

Escrito y verificado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Última actualización: 16 febrero, 2022

Uno de los primeros síntomas que puede experimentar una mujer durante el embarazo es el dolor de pechos. Esta incomodidad llega poco tiempo después de la concepción y se relaciona con las transformaciones que sufre el tejido mamario.

Indudablemente, las mamas y el útero son los órganos que más cambian en esta etapa. Particularmente, los senos deben poner en marcha un maquinaria perfecta y esta tarea comienza con los cambios microscópicos, desde las primeras semanas de gestación. Te contamos todo al respecto. ¡No te lo pierdas!

Causas del dolor de pechos durante el embarazo

concepto preparacion pechos para la lactancia

Algunas de las consecuencias de la transformación mamaria son la congestión, el dolor y la incomodidad. Todas las estructuras que conforman los pechos se activan y se modifican, lo cual reduce el umbral de sensibilidad. Incluso, estas molestias pueden ser aún más difíciles de sobrellevar cuando se acompañan de otros síntomas típicos del primer trimestre.

El dolor en los pechos durante el embarazo es orquestado por la acción de las hormonas gestacionales: la progesterona, los estrógenos y la lactógeno placentario. Todas estas sustancias aumentan sus niveles en sangre y viajan hacia el tejido mamario para preparar a todas sus células para la producción láctea.

En primer lugar, la mama cambia su anatomía. Se vuelve más grasa y aumenta la cantidad de lobulillos y de conductos necesarios para llevar la leche hacia el pezón. Luego, se forman y activan los lactocitos, que son las células productoras de la leche materna.

Para que todo este cambio suceda, los senos deben recibir un flujo de sangre mayor del habitual, que los provea del oxígeno y de los nutrientes necesarios. Por eso, la mama se congestiona y esto le provoca a la futura mamá una sensación de presión y un gran malestar. Algunas mujeres lo manifiestan como un hormigueo y otras, como una mayor sensibilidad o dolor.

Entonces, las hormonas, el aumento del flujo sanguíneo y los cambios en el tejido mamario son los causantes del dolor. En general, esta molestia tiende a disminuir luego del tercer mes de embarazo, pero reaparece cuando nace el bebé.

Cambios visibles de los pechos durante el embarazo

Este proceso de transformación viene acompañado de cambios físicos de las mamas. Entre ellos, destacamos los siguientes:

  • Aumento del tamaño de los pechos: es un proceso gradual que ocurre a medida que avanza el embarazo. Para el momento del nacimiento, suelen pesar unos 900 gramos más que al inicio.
  • Mayor vascularización: se observa una gran cantidad de pequeñas venas azuladas a través de la piel de los senos.
  • Hiperpigmentación de la areola y del pezón por la acción de las hormonas.
  • Formación de los tubérculos de Montgomery: son unos pequeños bultos en la aréola que producen una sustancia hidratante para mantener al pezón sano.
  • Hipersensibilidad mamaria.
  • Picor y resequedad en la piel de los senos.

¿Cómo aliviar el dolor de pechos durante el embarazo?

Como vimos, todos estos cambios que suceden en los senos durante la gestación son completamente normales y justifican la incomodidad que sientes. No obstante, es posible tomar algunas medidas para calmar el dolor y brindarle a tus pechos el cuidado adecuado:

  • Escoge solo sujetadores de tela de algodón, para evitar que se resequen los pezones.
  • Opta por la ropa interior que te dé buen soporte. Lo mejor es usar sujetadores con agarre, tirantes anchos, sin aros y con una banda debajo de los senos.
  • Busca la talla adecuada. Lo más recomendable es usar una más grande de lo habitual, para que sostenga los pechos sin presionarlos.
  • Hidrata bien la piel de los pechos. Luego del baño, es conveniente el uso de cremas humectantes hipoalergénicas en todo el cuerpo, incluidos los senos. Esto evita la resequedad y previene la aparición de algunas lesiones.
  • Usa el sujetador para dormir si esto te brinda mayor alivio.
  • Descongestiona los senos con compresas de agua tibia. También, puedes dejar que el chorro de agua caiga suavemente sobre ellos durante unos minutos.
  • Lava los pechos solo con agua templada y evita el uso de jabón. En caso de usarlo, escoge un jabón neutro o syndet.
  • Mantén una dieta balanceada y consume al menos 2 litros de agua al día, esto ayuda a mantener una buena hidratación y una piel más saludable.



Mujer embarazada dándose una ducha de agua caliente.

Los cambios del embarazo son inevitables y muy necesarios

Aunque resulte molesto, el dolor en los senos es un síntoma muy común durante el embarazo, especialmente en el primer y en el último trimestre. Este tejido se transforma con el fin de darle alimento a tu bebé y esto requiere de enormes cambios.

Si el malestar no cede, no dudes en comentarlo con tu médico o con tu matrona, pues ellos te recomendarán cómo sobrellevarlo mejor. En ocasiones puede ser necesario el uso de analgésicos, pero te recomendamos no dejar de implementar nuestras recomendaciones antes de medicarte.

Te podría interesar...
9 cambios del cuerpo durante el embarazo
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
9 cambios del cuerpo durante el embarazo

Es importante que conozcas los cambios del cuerpo durante el embarazo para que estés atenta y preparada y no te tomen de sorpresa estas transformac...