El desayuno, comida importante para grandes y pequeños

22 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias
Preparar un buen desayuno garantizar el correcto crecimiento y desarrollo de los niños. Te vamos a enseñar cuáles son las claves a la hora de confeccionar la primera comida del día.

Comer es tan importante como respirar. Convencionalmente ingerimos alimentos por lo menos tres veces al día: desayuno, almuerzo y cena. En este post hablaremos del desayuno una comida que tradicionalmente se ha catalogado como la más importante del día, aunque a día de hoy esta afirmación se ponga en duda.

El desayuno se ha postulado como una buena inyección de energía para comenzar el día. No en vano ha sido considerada la comida más importante del día por médicos, nutricionistas y expertos a lo largo de los años. El ingerir una buena dosis de alimentos en horas de la mañana garantizará que tengamos la fuerza necesaria para enfrentar los desafíos del día.

Beneficios de comer bien en el desayuno

El Desayuno 2

A la hora de plantear un buen desayuno es imprescindible evitar productos ultraprocesados ricos en azúcares que pueden empeorar el estado de salud. La bollería, por ejemplo, se ha asociado con un incremento de la inflamación sistémica debido a su alto contenido en grasas trans. Los expertos desaconsejan su consumo, siendo el desayuno uno de los momentos predilectos de muchos para incluir este tipo de alimentos en la dieta.

Para que el desayuno sea saludable, resulta necesario incluir alimentos frescos de calidad. Un ejemplo serían las frutas, con sustancias antioxidantes en su composición. La presencia de fitoquímicos en estos productos y su consumo regular se asocia con un menor riesgo de desarrollar enfermedades crónicas a medio y a largo plazo. Así lo afirma un estudio publicado en la revista Molecules.

No dejes que el tiempo te gane, organízate

El desayuno ideal se sirve en la mesa y se disfruta en compañía de la familia

Aunque por las múltiples tareas que nos ocupan no sea posible hacerlo a diario, intentarlo al menos una vez a la semana reforzará su importancia, no solo como la propia ingesta de alimentos, sino como actividad familiar en la que todos pueden participar.

Aunque el tiempo sea poco, no está bien comer mientras vamos en el carro de camino a la escuela o al trabajo. No está bien servir solo un poco de cereal y leche todos los días. Esforzarnos para que la primera comida del día sea completa y saludable es algo que el cuerpo te agradecerá a futuro, debe convertirse en un hábito.

La organización es clave y aquí juega un papel importante cada miembro de la familia. Mientras mamá prepara el desayuno, papá puede poner la merienda en la lonchera y tu pequeño ordenar la mesa. Si todos colaboran el desayuno no será un motivo de retraso. El estrés del día a día, la falta de tiempo y la “practicidad” de estos tiempos modernos ha desvirtuado un poco lo que debe ser el desayuno ideal.

Sin saberlo, podemos estar llenando la lonchera de nuestros hijos de algunos alimentos que aunque pueden parecernos prácticos y rápidos, no son los más saludables.

¿Cómo debe estar compuesto el desayuno?

El Desayuno3

El desayuno debe tener algunos elementos tales como:

  • Las Frutas. Aportan vitaminas, minerales y fibras que son fundamentales para tener una alimentación saludable y equilibrada.
  • Los Lácteos. Son ricos en calcio y en bacterias probióticas. Tomar leche, yogurt o algún tipo de queso contribuirá a completar un buen desayuno.
  • Las Proteínas. Están presentes en los huevos, en un trozo de jamón cocido o de pavo  y suelen incluirse dentro de una buena comida matutina.
  • Los Cereales: Aportan los carbohidratos que el cuerpo necesita para tener mayor energía. Una taza de cereal, preferiblemente libre de azúcares, o un pedazo de pan son opciones adecuadas.

Con todos estos alimentos podrán confeccionar desayunos variados para luchar contra el aburrimiento y aportarle al organismo los nutrientes que necesita para comenzar el día con energía. Además evitarás incluir ultraprocesados, capaces de incrementar el riesgo de desarrollar patologías.

Plantea un desayuno adecuado y equilibrado

Los pequeños necesitan más que un vaso con leche, y los adultos necesitamos más que un café y una tostada a medio terminar por las mañanas. Es importante que lo que preparamos y consumimos cumpla con los valores mínimos nutricionales requeridos por cada miembro de la familia, solo así garantizaremos un óptimo desarrollo de cuerpo y mente.

En el caso de que no tengas tiempo para preparar un desayuno saludable, la mejor opción es ayunar, en el caso de los adultos. Sin embargo los niños se benefician de comer algo a primera hora del día. Por este motivo deberías de esforzarte más en su alimentación. Puede preparar su almuerzo del día anterior si te ves con poco tiempo.

  • Monguchi T., Hara T., Hasokawa M., Nakajima H., et al., Excessive intake of trans fatty acid accelerates atherosclerosis through promoting inflammation and oxidative stress in a mouse model of hyperlipidemia. J Cardiol, 2017. 70 (2): 121-127.
  • Zhang YJ., Gan RY., Li S., Zhou Y., et al., Antioxidant phytochemicals for the prevention and treatment of chronic diseases. Molecules, 2015. 20 (12): 21138-56.