Dermatitis herpetiforme, ¿rastros de celiaquía en la piel?

La Dermatitis Herpetiforme es una afección cutánea de naturaleza inflamatoria y autoinmune. Dicha patología se caracteriza por la presencia de lesiones cutáneas pluriginosas, crónicas y recurrentes. Ahora bien, esta enfermedad se considera señal de alerta.

Pues son varios los gastroenterólogos que consideran que este brote constituye en un rastro de la celiaquía en la piel. En este artículo de Eres Mamá te brindamos más detalles sobre la Dermetitis Herpetiforme, también conocida como Enfermedad de Duhring.

 

Dermatitis Herpetiforme y sensibilidad al gluten

La Enfermedad de Duhring es considerada una manifestación epidérmica de cierta intolerancia o sensibilidad al gluten. Por supuesto, y como es lógico inferir, es por este motivo que se relaciona con aquellas personas celíacas.

Pues no es un dato menor el hecho de que estas erupciones cutáneas se hagan presentes en el 5% de la población con celiaquía. Para los especialistas, existe una relación estrecha entre ambas afecciones en tanto comparten la misma base genética.

Síntomas de la Dermatitis Herpetiforme

De acuerdo a los datos recabados por las distintas asociaciones celíacas del mundo, el 90% de los celíacos con esta patología cutánea no presenta síntomas digestivos tras la ingesta de gluten. Pues la única manifestación de tal intolerancia se relaciona a erupciones en la piel.

Por lo general, los pacientes que presentan este tipo de dermatitis experimentan los primeros síntomas a los 20 años aproximadamente. Sin embargo, se han registrado casos de niños que ya a muy corta edad padecen este tipo de síntomas.

 

Otro dato al que han arribado los investigadores en la materia es que este tipo de dolencia afecta principalmente a los hombres. Por razones aún desconocidas, esta manifestación no es tan habitual entre el público femenino, aunque se han registrado escasos casos.

Apariencia, diagnóstico y tratamiento

Entre los pacientes consultados, la gran mayoría refiere a una enfermedad en la epidermis extremadamente molesta. No es para menos pues la Dermatitis Herpetiforme puede llegar a ocasionar heridas por el roce e incluso gran picazón.

Esto se debe a que la Enfermedad de Duhring suele localizarse principalmente en los pliegues de la piel. Codos y rodillas son las zonas del cuerpo más afectadas. Allí se hacen presentes una o más erupciones de apariencia muy diversa, sea concentrado o espaciado.

Desde luego, como estamos hablando de una enfermedad cutánea, nos referimos ni más ni menos que a manchas rojas en la piel y sequedad de la misma. La misma puede incluso presentarse junto con ampollas y un picor severo.

De este modo, el diagnóstico de esta afección implica necesariamente la realización de una biopsia de la piel. Durante este estudio se intenta tomar muestras de la epidermis sana. En ella se analiza la presencia de anticuerpos antitransglutaminasa.

Una vez determinado fehacientemente que el paciente presenta esta patología, se indica un tratamiento simple. Este consiste en llevar a cabo una dieta libre de gluten. En consecuencia, la persona eliminará de su alimentación productos que contengan trigo, avena, cebada y centeno.

Cumpliendo al pie de la letra este régimen estricto, las ampollas y erupciones deberían remitir y desaparecer. Incluso, puede que el médico indique paralelamente alguna crema, tópico o medicación para acelerar la curación de las heridas.

Dermatitis Herpetiforme, ¿supone algún tipo de complicación?

Al tratarse de una patología autoinmune, al igual que la enfermedad celíaca, e incluso vincularse directamente a ella, esta dolencia supone complicaciones importantes. Resulta menester considerarlas dado que estas secuelas no son visibles a simple vista y exceden los daños cutáneos graves y severos.

Pues esta mala absorción intestinal de los nutrientes alimentarios que provoca el gluten puede desencadenar en otros trastornos en la salud. Estamos hablando de achaques mucho más graves que suponen riesgos más elevados para el paciente.

Cáncer y linfomas intestinales son una muestra de ello. Es por ello que resulta imperioso no solo un diagnóstico temprano y oportuno, sino además una dieta adecuada sin TACC. Puede que las lesiones en la piel sean prácticamente imperceptible o no se padezcan efectos digestivos.

Sin embargo, las secuelas pueden ser nefastas e incluso llevar a la muerte al celíaco mal tratado. No es casual que se conozca a la enfermedad celíaca como la enfermedad silenciosa.

Categorías: Salud Etiquetas:
Te puede gustar