Síntomas para saber si tu hijo es celíaco

Cuando los bebés comienzan con la alimentación complementaria, algunos empiezan a sentirse mal y a no tolerar algunos alimentos. Por eso es muy importante que podamos distinguir cuáles son los síntomas para saber lo antes posible si nuestro hijo es celíaco o no.

La enfermedad celíaca es una intolerancia permanente al gluten, que es una proteína que se encuentra en la mayoría de cereales como el trigo, centeno o la avena. Cuando se diagnostica a un niño una intolerancia al gluten, hay que evitar consumir cualquier producto que contenga estos cereales.

Tienes que saber que también existen cereales que no contienen gluten como son el maíz, el arroz, el sorgo y el mijo. Estos cereales sí pueden ser tomados por niños con intolerancia al gluten y suelen ser los primeros que se incluyen en su alimentación.

celíaco

Detectar que un niño es celíaco

Se suele detectar que un niño es celíaco cuando se inicia la alimentación complementaria y se empiezan a introducir alimentos diferentes a la leche. Uno de estos alimentos son las papillas de cereales que suelen recomendarse como primer alimento. Se comienza con las papillas sin gluten y después se introducen las que tienen gluten.

La intolerancia al gluten se puede detectar a cualquier edad pero se suele hacer entre los 6 meses y los dos años y normalmente a los dos o tres meses después del consumo de gluten. A veces muchos adultos se enteran de que son intolerantes al gluten cuando se les diagnostica a sus hijos.

Hay que tener en cuenta que no suele ser una reacción inmediata como ocurre con alergias como las del huevo o los frutos secos sino suele ser lentamente. Una vez que se detecta que una persona es celíaca hay que dejar de tomar gluten de por vida.

Si piensas que tu hijo puede ser celíaco lo mejor es acudir al pediatra para que diagnostique la enfermedad. La intolerancia al gluten no es una alergia al gluten. El médico te dirá también qué hacer si tu hijo es celíaco. Es importante que le hagan las pruebas y te den un diagnóstico seguro porque los síntomas pueden corresponder a otras enfermedades.

celíaco

Los síntomas

Los niños pueden presentar diferentes síntomas pero los más comunes son náuseas, vómitos, diarreas, bajo peso o problemas de crecimiento entre otros. Tu pediatra seguro que le hará las pruebas para detectarlo si le comunicas alguno de estos síntomas que son los más comunes.

También como cuando se produce la intolerancia al gluten se da una malabsorción intestinal de nutrientes, se pueden dar otros síntomas diferentes como cansancio, picor de la piel, sangrado nasal, calambres o intolerancia a la lactosa.

Los niños celíaca tienen que evitar los alimentos que contengan gluten. Por este motivo tendrás que fijarte en el etiquetado de los productos cuando compres su comida.

Hace unos años era muy complicado encontrar productos sin gluten pero en la actualidad muchos alimentos incluyen el aviso de producto sin gluten cuando no lo tienen. También existen algunas marcas especializadas en productos sin gluten y existen asociaciones como la de Madrid que te pueden informar. Por Internet además podrás contactar con padres de niños con intolerancia al gluten para intercambiar opiniones y dudas.

Si alguno de los padres del niño tenéis intolerancia al gluten puede existir para los especialistas una predisposición genética a que vuestros hijos sean celíacos y sería bueno hacer las pruebas también a los hermanos por si son intolerantes al gluten.

Qué hacer si mi hijo es celíaco

Lo más importante es que si el pediatra confirma que tu hijo es celíaco no hagas una tragedia de ello. Piensa que lo mejor que le ha podido ocurrir es que se lo hayan detectado pronto para poder evitar los alimentos con gluten y ya no tener más trastornos ni problemas.

Hoy en día hay mucha oferta en el mercado de productos sin gluten incluso pizza, tartas o galletas e incluso podéis hacer comidas en casa. Eso sí, tienes que acordarte de avisar en el comedor del colegio y a los familiares y amigos cuando estén con él en meriendas, cumpleaños o fiestas.

Lo mejor es que el propio niño con la edad se vaya concienciando de los productos que puede comer y no y de mirar las etiquetas cuando se trate de un nuevo alimento. En la actualidad hay muchos niños a los que se les detecta una intolerancia al gluten a lo largo de su infancia y que viven una vida totalmente normal.

 

Categorías: Salud Etiquetas:
Te puede gustar