Dejé de buscarlo y lo conseguí. ¡Estoy embarazada!

Indira Ramírez 6 julio, 2016

Luego de meses de búsqueda infructuosa, Adriana al fin ha quedado embarazada. Con 36 años y dos abortos en los primeros tres meses de concepción, lo consiguió tras poner en práctica, la máxima de relajarse y no frustrarse.

Pero, ¿cómo lo hizo? Muchas mujeres buscan como una meta de vida ser madres, luego del matrimonio, la luna de miel y la estabilidad en pareja consideran que no están plenas ni satisfechas si no logran quedar embarazadas y tener un hijo. Hacen del ser madres una meta que mes a mes ven alejarse con la llegada de la menstruación.

Como Adriana, tú también puedes concebir y anunciar: Dejé de buscarlo y lo conseguí. ¡Estoy embarazada!

En su caso, ella simplemente se tomó unas vacaciones para disfrutar junto a su pareja y de vuelta a la rutina se vio con que el equipaje había aumentado ¡estaba embarazada! Justo cuando, después de siete meses intentándolo, había acordado junto con su pareja dejar de buscar y que el destino o, en última instancia, la ciencia hiciera su trabajo.

Los momentos de frustración, tristeza, rabia y miedo se transformaron en segundos en una alegría por la gran noticia. Adriana simplemente no lo podía creer. Se hizo una prueba de embarazo tras otra para confirmar una y otra vez la buena nueva.

De acuerdo a estudios médicos, patrocinados por clínicas y organizaciones, el estrés es causa de la infertilidad, tanto en mujeres como en hombres. Las vacaciones, el salir de la rutina y dedicar tiempo a pensar en otras cosas como el viaje, los paseos, la comida, el tiempo en pareja confabuló de manera positiva para que Adriana quedara embarazada.

Sin estrés, lo logró. Y es que en la mujer el estrés altera los ciclos menstruales y de ovulación. En los hombres afecta el líquido seminal, disminuyendo la presencia de espermatozoides. Por tal razón, el estrés es uno de los primeros enemigos a combatir si quieres salir embarazada.

La fertilidad causa estrés y el estrés infertilidad, es un ciclo muy difícil de romper.

403b6da13536a6b3ffcfe4f68e5415e3

Consejos básicos para quedar embarazada:

  • Conoce tu cuerpo y tus momentos de ovulación. Maneja el ciclo menstrual y de ovulación. Hoy día hay muchas aplicaciones que te ayudarán a llevar un calendario.
  • Si estás en un momento de mucha presión, depresión, frustración o pasando un mal momento lo recomendable es buscar apoyo psicológico antes de seguir con la búsqueda.
  • Tu pareja es tu gran aliado, cómplice y amigo en esta aventura. Apóyate en él y haz que participe activamente en todo el proceso, que el momento sirva para fortalecer y no debilitar la unión entre ustedes.
  • Disfruta de los momentos de intimidad. No los veas como mecanismos para quedar embarazada. Son momentos únicos y de gran placer. Disfruta y ya verás lo fácil que resultará quedar embarazada.
  • Los médicos recomiendan tener relaciones diarias para que el esperma tenga mayor fuerza y vitalidad.
  • Asume hábitos de vida saludables: más vegetales, frutas, menos grasas, más ejercicio, más diversión y plenitud, menos alcohol, menos café y bebidas gaseosas y si fumas, dejar de hacerlo sumará puntos a tu objetivo de ser madre.
  • Consume vitaminas y asiste a tus consultas ginecológicas con regularidad.
Woman holding a pregnancy test device
Woman holding a pregnancy test device

Aprende a pedir ayuda

Si ha pasado más de un año y no logras quedar embarazada, a pesar de que has intentado todos los métodos naturales para conseguirlo, es tiempo de asistir a un médico especialista en fertilidad y pedirle asesoría.

Es importante que conozcas los métodos para quedar embarazada y sus implicaciones: inseminación artificial, fecundación in vitro, tratamientos hormonales. Además el médico te realizará a ti y tu pareja exámenes para determinar el origen de la infertilidad y buscar en conjunto soluciones.

De igual manera, si tienes más de 35 años, tienes problemas de sobrepeso, falta de peso o insomnio, es conveniente que recurras al médico. Saber pedir ayuda profesional de forma oportuna podría ser la diferencia entre quedar o no embarazada.

Te puede gustar