Lo que debes saber del zinc y la dieta de los niños

Un aporte adecuado de zinc garantiza la diferenciación de las células de la serie blanca, lo que mejora la función inmune y previene patologías víricas en los niños.
Lo que debes saber del zinc y la dieta de los niños
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias el 08 Mayo, 2021.

Última actualización: 08 Mayo, 2021

El zinc es un mineral esencial para el cuerpo humano. Cumple varias funciones dentro del organismo y es importante asegurar que se cubren sus requerimientos diarios. A pesar de que no es habitual sufrir un déficit del mismo, tal situación podría condicionar la salud, por ello el zinc es tan importante en la dieta de los niños.

Antes de comenzar, hay que tener clara la importancia de garantizar que los niveles de micronutrientes en el cuerpo humano son óptimos. Estos se encuentran en casi todos los alimentos y realizan funciones determinantes en el contexto de la fisiología humana.

La importancia del zinc en la dieta de los niños

Los niños cuentan con un sistema inmunitario inmaduro, todavía en desarrollo. Por ello, es habitual que enfermen al entrar en contacto con sus compañeros de la escuela. Sin embargo, este riesgo se puede minimizar por medio de la dieta, incluyendo los alimentos óptimos.

Alimentos ricos en zinc para la dieta de los niños.

El zinc, en concreto, es un elemento que ha demostrado ser clave para el funcionamiento del sistema inmunitario. De acuerdo con un estudio publicado en Nutrients, contribuye a la diferenciación de las células de la serie blanca, las encargadas de luchar contra los patógenos.

Se trata de un nutriente que funciona de forma sinérgica con la vitamina C, también necesaria para proteger al cuerpo frente a los ataques de virus y bacterias. Si el consumo de ambas sustancias es óptimo, el riesgo de enfermar se reduce significativamente. También la duración de los procesos víricos disminuye.

El zinc para el tratamiento de los problemas intestinales

Uno de los males frecuentes en los niños, todavía más peligroso en los bebés, es la diarrea. Este problema puede dar lugar a una deshidratación, lo que a menudo termina en hospitalización. Los motivos de la diarrea pueden ser diversos, pero se trata de una condición que es posible prevenir y manejar de forma óptima.

De acuerdo con una investigación publicada en The Cochrane Database of Systematic Reviews, la suplementación con zinc o mantener unos niveles adecuados del nutriente puede cortar las diarreas y evitar complicaciones. Obviamente, habrá que estudiar el elemento causante, pero el nutriente es capaz de ofrecer un manejo más sencillo.

Es importante, por lo tanto, asegurar la presencia del zinc en la dieta para reducir el riesgo de desarrollar desórdenes gastrointestinales que puedan poner en riesgo la salud del niño. Asimismo, un complemento de probióticos puede ayudar en aquellos que son especialmente sensibles.

¿Dónde encontrar zinc?

La suplementación es una posible vía de obtención de zinc, pero no la preferida por los especialistas. Lo ideal consiste en introducir en la dieta alimentos con alto contenido en el nutriente para asegurar sus niveles óptimos.

Por norma general, las carnes cuentan con concentraciones elevadas de zinc. Tanto la carne roja como la blanca supone una buena fuente del mineral. Lo mismo pasa con el marisco y los huevos. Aparte, aportan hierro, otro elemento fundamental para asegurar un buen estado de energía en el niño.

Dentro del apartado de los alimentos de origen vegetal, es posible encontrar cantidades significativas de zinc en las semillas, en algunos frutos secos como las nueces, en el germen de trigo y en ciertas legumbres, como los frijoles.

En este sentido, conviene plantear una dieta lo más variada posible, ya que son muchas las fuentes de zinc que se pueden consumir. Ampliando el espectro de alimentos ingeridos será muy difícil presentar un déficit del mineral. Ahora bien, la suplementación con el mismo en ciertas circunstancias puede ser beneficiosa.

Alimentos ricos en zinc.

El zinc, un mineral fundamental en la dieta de los niños

Según lo comentado, el zinc es importante en los niños para reducir la incidencia de patologías infecciosas en ellos. De este modo, se conseguirá que desarrollen de forma adecuada el sistema inmunitario y que el organismo se vuelva menos vulnerable a las infecciones. A medio plazo supone una gran ganancia en salud.

Además, se puede utilizar como suplemento en los casos de diarreas, para cortar el problema y evitar una progresión que pueda derivar en la deshidratación. Estos casos suelen terminar con ingreso hospitalario, condicionando negativamente el funcionamiento del organismo del niño. Lo mejor es la prevención.

Por último, recuerda que sufrir un déficit de zinc, en el contexto de una dieta variada, es poco frecuente. La suplementación con el nutriente no suele ser necesaria si se consumen alimentos de origen animal con cierta asiduidad.

Te podría interesar...
5 alimentos que parecen saludables pero que no deberías dar a tus hijos
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
5 alimentos que parecen saludables pero que no deberías dar a tus hijos

Existen alimentos que parecen saludables, pero que realmente no lo son, por lo que es importante evitarlos o limitar su consumo.



  • Wessels I, Maywald M, Rink L. Zinc as a Gatekeeper of Immune Function. Nutrients. 2017 Nov 25;9(12):1286. doi: 10.3390/nu9121286. PMID: 29186856; PMCID: PMC5748737.
  • Lazzerini M, Wanzira H. Oral zinc for treating diarrhoea in children. Cochrane Database Syst Rev. 2016 Dec 20;12(12):CD005436. doi: 10.1002/14651858.CD005436.pub5. PMID: 27996088; PMCID: PMC5450879.