9 curiosidades sobre la tripa durante el embarazo

Fernando Clementin · 20 mayo, 2018
¿Qué determina la forma de la barriga? ¿Por qué me pica? ¿Es un impedimiento para tener sexo con mi pareja? Respondemos estas y muchas otras cuestiones acerca de la panza en el embarazo.

El embarazo es, sin dudas, una de las etapas más maravillosas en la vida de una mujer. Su cuerpo cambia de manera drástica para que crezca en su interior lo que en el futuro será una parte fundamental de su existencia. Durante estos meses, se producen algunos sucesos llamativos con respecto a la tripa durante el embarazo.

9 curiosidades sobre la tripa durante el embarazo

1. ¿A qué se debe su forma?

Existen muchas formas de barrigas de embarazadas diferentes: las hay redondeadas, picudas, altas, bajas, grandes, pequeñas. ¿Sabes cuáles son los factores que más influyen en su aspecto?

Por un lado, lógicamente, el tamaño del bebé que alberga y la posición que este tome.  Sin embargo, también debemos enumerar aquí la musculatura abdominal de la madre, su estatura, postura, peso y la cantidad de embarazos previos si los hubo, entre otros.

2. Recién se hará notar después del primer trimestre

Muchas futuras mamás esperan que su tripa durante el embarazo sea más prominente para lucirla con orgullo. La mala noticia para ellas es que esto no ocurrirá hasta el segundo trimestre, que es cuando el desarrollo del feto comienza a ser más veloz.

El proceso es más o menos así: en el primer trimestre, sientes hinchazón en la parte inferior de la zona abdominal. En el cuarto y el quinto, comienzas a ganar volumen en la cintura; finalmente, a partir del sexto, aumentarás de peso más rápido y tu barriga se dejará ver en plenitud.

3. ¿Está permitido usar una faja?

Si bien es una práctica que tiene sus beneficios, también está rodeada de muchos mitos infundados. Por ejemplo, es mentira que pueda prevenir las estrías o que tu figura lucirá mejor si la llevas puesta; ambas cosas son inevitables. En cambio, sí ayudará para llevar mejor el peso y mantener una buena postura. Asimismo, puede ser útil para prevenir lesiones en la fase final de la gestación, cuando la madre se siente más activa.

Muchos creen que la forma de tu barriga puede indicar el sexo de tu bebé.

4. ¿La tripa me impedirá tener sexo?

De ningún modo. No obstante, será necesario variar un poco las posiciones a las que estás acostumbrada; es lógico que la barriga estará allí y será un impedimiento en ciertas ocasiones. En este artículo encontrarás todo lo que necesitas saber para cada una de las etapas del embarazo.

5. ¿Pica?

No son pocas las mujeres que manifiestan —y se quejan— por el picor durante la gestación. Esto es algo perfectamente normal; el motivo es que la piel se agranda y estira, lo que puede provocar picazón como consecuencia inmediata. Aunque este síntoma puede aliviarse con algunas cremas y otros tratamientos, lo mejor será consultar con tu médico antes de usarlas. Igualmente, haz la consulta si ves un tono amarillento o si la comezón es extrema.

“Es mentira que puedas prevenir las estrías o que tu figura lucirá mejor si usas una faja; ambas cosas son inevitables”

6. Tu bebé puede escucharte

Sí, tu tripa durante el embarazo puede resultar un medio de comunicación entre tú y tu pequeño. Es por eso que muchos bebés son capaces de reconocer las voces de sus padres apenas horas después de haber nacido. Para aprovechar este dato, es aconsejable que hables con él, le leas y le cantes durante la gestación. Notarás los beneficios a futuro.

7. El corazón hace ‘trabajo extra’

En los meses en los que el feto se desarrolla en el vientre de su madre, el corazón de la mujer bombea entre un 40% y un 50% más de sangre que antes. Esto, además, lo obliga a aumentar sus pulsaciones por minuto: suelen ser 10 o 20 más que lo normal.

8. ¡Apaga la luz, mamá!

La tripa durante el embarazo no le ofrece al bebé un ambiente totalmente carente de luz. Por el contrario, si la mamá se sitúa en un lugar con incidencia directa de la luz del sol, el pequeño puede llegar a hacer movimientos para taparse del reflejo lumínico. Por supuesto, esto se da luego de que los iris de sus ojos se formen; este proceso se da en la semana 30 del embarazo.

Hay muchas cosas que debes saber sobre la tripa durante el embarazo.

9. ¿Por qué se sale el ombligo?

Este particular fenómeno se da por el crecimiento del útero y la separación de los músculos abdominales. Esto ejerce la presión y brinda el espacio necesario para que el ombligo salga hacia afuera.

Más allá de que a muchos les resulte algo desagradable o impresionante, la realidad es que, en la mayoría de los casos, no hay nada de malo con esto. Con el tiempo, recuperará su musculatura y el ombligo volverá a su lugar. Si esto no ocurre y se produce una hernia, puede ser necesaria una cirugía.

Con esta información, ya estás bastante informada con respecto a las particularidades que pueden darse por estos meses. Se trata de una etapa mágica, que cada mujer experimenta de forma singular. ¡Llévala adelante con responsabilidad y entusiasmo!