Culebrilla: qué es y cómo afecta a los niños

El herpes es una patología infecciosa muy molesta que produce dolor y picazón. Conoce qué es la culebrilla y cómo afecta a los niños.
Culebrilla: qué es y cómo afecta a los niños
Maria del Carmen Hernandez

Escrito y verificado por la dermatóloga Maria del Carmen Hernandez.

Última actualización: 30 julio, 2022

La culebrilla en los niños no es una afección que se presente con mucha frecuencia. Sin embargo, cuando se manifiesta en la piel, suele ser muy molesta y dolorosa, llegando a afectar la calidad de vida del niño.

Existen formas de prevenirla y opciones terapéuticas para calmar el malestar. A continuación, te detallamos más al respecto.

¿Qué es la culebrilla?

El herpes zóster, también conocido como culebrilla, es una patología provocada por la reactivación del virus varicela zóster (VVZ). De hecho, puede desencadenarse en cualquier momento después de la vacunación contra la varicela o de la infección natural de este virus.

Se puede decir que la incidencia de la culebrilla aumenta con la edad, aunque los pequeños que tuvieron varicela en el transcurso del primer año tienen mayor probabilidad de desarrollarla.

En general, la culebrilla no es una enfermedad dermatológica muy común en los chicos. No obstante, algunos pequeños tienen mayor probabilidad de padecerla, sobre todo cuando cumplen las siguientes condiciones:

  • La madre cursó la enfermedad de varicela en el tramo final del embarazo.
  • El niño tuvo varicela antes del año de vida.
  • Existe una deficiencia en la inmunidad del pequeño, ya sea por alguna condición médica o por determinados fármacos (como los medicamentos oncológicos).



Los niños con culebrilla suelen presentar náusea, dolor de cabeza, fiebre y escalofríos. De todas formas, los síntomas en los menores suelen ser más leves que en los adultos.

Manifestaciones clínicas de la culebrilla en niños

Cuando la infección se desencadena en edades tempranas de la vida, los síntomas tienden a ser menos graves y duran, en promedio, 1 a 3 semanas. En general, la reactivación se presenta en sus comienzos con intenso dolor y parestesias (sensación de hormigueo), seguido por la aparición de un ramillete de vesículas en dicha localización.

Es clave remarcar que la erupción se limita a un dermatoma específico y de un solo lado del cuerpo. Luego de un tiempo, las vesículas se rompen, se forman costras y al cabo de unas semanas, las lesiones resuelven por completo. En la mayoría de los casos, el prurito, la parestesia y el dolor persisten mientras estén presentes las ampollas.

Además de las lesiones en piel, el niño también puede manifestar alguno de los siguientes síntomas:

  • Náusea.
  • Cefalea.
  • Fiebre.
  • Escalofríos.

No se recomienda poner en práctica ningún remedio casero para tratar el cuadro clínico. Lo ideal es realizar la consulta médica adecuada para obtener el diagnóstico certero y el tratamiento más eficaz para esta condición.

Hay que propiciar la higiene adecuada de la piel, pues la erupción vesicular de la culebrilla puede infectarse con bacterias y provocar celulitis.

La vacuna como método más eficaz para la prevención

Si bien los casos de culebrilla en los niños han disminuido de manera importante desde la aplicación de la vacuna contra el VVZ, cuando afecta a los menores resuelve rápidamente. Por lo tanto, los pequeños vacunados no suelen manifestar la varicela como se solía vez, aunque el virus permanece latente en los ganglios neuronales y puede reactivarse en situaciones de estrés.

La varicela es una patología con un alto índice de contagiosidad. De acuerdo al Centers for Disease Control and Prevention, dos dosis de la vacuna contra el VVZ tienen una eficacia superior al 90 % para prevenir la enfermedad. Por lo tanto, la incidencia de la culebrilla es bastante menor luego de la vacunación masiva.



Opciones terapéuticas del herpes zoster

Las opciones de tratamiento se basan en el estado inmune del paciente, en su edad, en la presentación de los síntomas y en su duración. En general, el manejo consiste en el uso agentes antivirales si la erupción es aguda, lo que disminuye la duración de la afección y la intensidad del dolor.

Como primera línea de tratamiento en la culebrilla en los niños se indica aciclovir oral, en dosis de 20 a 40 mg/kg peso corporal, cuatro veces al día. Por su parte, un estudio realizado por The Journal of Infectious diseases, sugiere que el uso de aciclovir en niños sanos no está claramente justificado y limitarlo a los casos precisos que lo requieran.

Madre dando la medicina a su hijo.
Para iniciar el tratamiento contra la culebrilla en niños se recomienda consumir aciclovir oral 4 veces al día. Se trata de un agente antiviral que se encarga de detener la propagación del herpes en el cuerpo.

¿La culebrilla en los niños está relacionada con malignidad?

Desde hace tiempo, se consideraba que la culebrilla en los niños era un indicador de una enfermedad oncológica, en especial, de la leucemia linfoide aguda. No obstante, algunos estudios recientes sugieren que las neoplasias representan solo el 3 % de los casos de culebrilla en niños. 

Diagnosticar la culebrilla es esencial para el niño

En conclusión, si bien la varicela en la primera infancia es un factor de riesgo, la culebrilla es una enfermedad poco frecuente en los niños. Además, la aparición de síntomas en un pequeño no siempre determina malignidad subyacente o inmunodepresión.

En general, el pronóstico de la culebrilla en chicos sanos es bueno y su diagnóstico es importante para plantear el manejo de la misma.

Te podría interesar...
Tratamiento natural para el herpes en niños
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Tratamiento natural para el herpes en niños

El herpes suele aparecer por primera vez en los niños. En general, es molesto y doloroso, pero con el manejo adecuado los síntomas mejoran.



  • Centers for Diseases Control and Prevention. Vaccination. [Internet] Disponible en: https://www.cdc.gov/chickenpox/vaccination.html
  • Pahud BA, Glaser CA, Dekker CL, Arvin AM, Schmid DS. Varicella zoster disease of the central nervous system: epidemiological, clinical, and laboratory features 10 years after the introduction of the varicella vaccine. J Infect Dis. 2011 Feb 1;203(3):316-23. doi: 10.1093/infdis/jiq066. Epub 2010 Dec 21. PMID: 21177308; PMCID: PMC3071104.
  • Feder HM Jr, Hoss DM. Herpes zoster in otherwise healthy children. Pediatr Infect Dis J. 2004 May;23(5):451-7; quiz 458-60. doi: 10.1097/01.inf.0000126901.88982.32. PMID: 15131470.
  • Kanamori K, Shoji K, Kinoshita N, Ishiguro A, Miyairi I. Complications of herpes zoster in children. Pediatr Int. 2019 Dec;61(12):1216-1220. doi: 10.1111/ped.14025. Epub 2019 Dec 9. PMID: 31628883.