¿Qué cuidados necesita un adolescente vegetariano?

Fernando Clementin 1 febrero, 2018
Dejar la carne no es una elección fácil, pero es una práctica que cada día obtiene más adeptos. ¿Qué necesidades deben tener en cuenta los adolescentes para no sufrir carencias nutritivas durante su etapa de mayor crecimiento?

Cada día son más los adolescentes que deciden prescindir de la inclusión de carne en su alimentación. Sin embargo, es importante que un adolescente vegetariano tenga en cuenta que hay ciertas necesidades nutritivas que debe suplir de todos modos. Veamos cómo podemos cuidar la salud de nuestros hijos vegetarianos.

Existen varios tipos de vegetarianismo. El más frecuente es aquel que deja de lado todo consumo de carne: ganado, aves y pescado.

En cualquiera de sus categorías, y ya sea por decisión propia o de sus padres, los adolescentes vegetarianos deben complementar por otros medios las falencias nutritivas que derivan de la abstinencia de estos productos de origen animal.

Por eso, es fundamental e imprescindible que sea un profesional de la nutrición quien elabore una dieta equilibrada sin carne para los jóvenes. En esta etapa de pleno crecimiento, el adolescente no se puede permitir el lujo de tener requerimientos nutricionales incumplidos.

¿Qué nutrientes necesita incorporar un adolescente vegetariano?

Hierro

Presente en legumbres, frutos secos, semillas, panes, cereales y verduras de hoja verde. Es un mineral fundamental para producir hemoglobina y mioglobina, encargadas de transportar el oxígeno.

“Abstenerse del consumo de carnes no representa ningún riesgo para la salud siempre y cuando se garantice la ingesta de los nutrientes esenciales”

Vitaminas

La más necesaria para un adolescente vegetariano es la vitamina B12, que se encuentra solamente en proteínas de origen animal. Ayuda a formar glóbulos rojos y a mantener activo el sistema nervioso central. Su falta puede afectar el sistema circulatorio y el nervioso.

¿Cómo se suple? Mediante la ingesta de huevos, productos lácteos como las leches de soya enriquecidas y el consumo de cereales. Otra alternativa es solicitar al médico un suplemento dietario para compensar esta falta.

Otra vitamina que puede faltar en estos casos es la vitamina D, que se encarga, entre otras funciones, de fijar el calcio en los huesos. Se encuentra en la leche de vaca y en las leches de soya fortificadas. También se genera cuando se expone el cuerpo a la luz solar.

El adolescente vegetariano debe estar convencido del estilo de vida que escogió.

Proteínas

Por cuestiones metabólicas y de crecimiento, los adolescentes necesitan que gran parte de sus calorías sean proteínas. Estas constituyen uno de los aportes más significativos de las carnes.

Si bien siempre se hizo hincapié en su reemplazo mediante legumbres y cereales, también se puede compensar esta carencia con una dieta equilibrada en todas las comidas.

Hidratos de carbono

Si bien ser vegetariano no implica reemplazar las carnes por las harinas, se recomienda que aproximadamente un 50% de las calorías diarias provengan de los hidratos de carbono. Sobre todo de aquellos de absorción lenta, como los cereales, el arroz, el pan, las pastas y las frutas.

Calcio

Es importante para la formación de huesos sanos y fuertes y para prevenir enfermedades como la osteoporosis en la adultez. El calcio se puede obtener de los lácteos, los vegetales verdes, los higos secos, las leches vegetales y los zumos de frutas fortificados.

Omega 3

Es una grasa esencial que se obtiene principalmente a través del consumo de carne de pescado. Para reemplazarlo, el adolescente vegetariano puede recurrir a las nueces y a otras semillas. También son opciones válidas las aceites de semillas (girasol, maíz o soya, por ejemplo).

Estas recomendaciones son solo aspectos que se pueden considerar. Una vez más, remarcamos la importancia de contar con asistencia médica profesional en la diagramación de una dieta variada y completa.

Un adolescente vegetariano debe suplir sus requerimientos nutricionales con una dieta completa.

¿Ser vegetariano implica riesgos?

Para nada. Abstenerse del consumo de carnes no representa ningún riesgo para la salud siempre y cuando se garantice la ingesta de los nutrientes esenciales para el desarrollo óptimo de la persona.

Por el contrario, muchos manifiestan que hay beneficios muy importantes en este tipo de dietas. Entre ellos, se incluyen:

  • Hay una gran variedad de recetas sencillas para poner en práctica.
  • Menor riesgo de sufrir enfermedades coronarias: esto se debe a su dieta baja en grasas y colesterol y al alto consumo de fibra, fitonutrientes, antioxidantes, flavonoides y carotenoides.
  • Mejor metabolismo y menos toxicidad: la ingesta de alimentos frescos y de fácil digestión hace que el organismo funcione más eficientemente.
  • Satisfacción por el cuidado del planeta: es quizá la razón más fuerte para decidir llevar este estilo de vida. El humor y la autoestima mejoran por la tranquilidad de estar contribuyendo al bienestar del planeta y de los seres que lo habitan.
  • Mantenimiento de la figura: por el bajo consumo de grasas y calorías y las dietas ricas en nutrientes más saludables, el vegetarianismo contribuye a la regulación del peso corporal, siempre que la dieta sea completa y esté acompañada de actividad física.

Finalmente, vale la pena destacar que la dieta elegida debe ser una elección libre de los adolescentes cuando tienen la edad suficiente para hacerlo.

El hecho de que sus padres les impongan algo porque sí y sin explicarles los motivos solo generará un anhelo por romper la prohibición que podría ser muy perjudicial para su salud en el futuro.

Por eso, lo mejor es el diálogo y la consideración de su opinión. Para sostener un estilo de vida hace falta creer en él y estar convencido de que vale la pena. De lo contrario, tarde o temprano se dejará de lado.

Te puede gustar