¿Cuándo se recomienda reposo absoluto en el embarazo?

Naí Botello · 18 septiembre, 2018
El reposo absoluto durante el embarazo es una medida común indicada por los obstetras para coadyuvar en el tratamiento de varias patologías. Describimos los porqués de este consejo y recomendaciones para su puesta en práctica.

Durante cualquier etapa de la gestación puede ocurrir que el médico te recomiende reposo total si considera que tu vida o la de tu hijo pueden estar en peligro. Exactamente, ¿cuándo se recomienda reposo absoluto en el embarazo?

Sabemos que este tema puede ser controvertido, pues aunque esta indicación queda por completo a discreción del obstetra, los diagnósticos pueden ir cambiando de un reposo absoluto a un reposo relativo. Entonces, los límites acerca de lo que es posible hacer o no durante ese reposo también varían.

Por ese motivo, puede serte de utilidad la aproximación a este tema que aquí presentamos. Te contamos, de manera informativa, cuándo se recomienda reposo absoluto en el embarazo. Por supuesto, ninguna sugerencia aquí expuesta implica dejar de seguir las recomendaciones de tu doctor.

¿Cuándo se recomienda reposo absoluto en el embarazo?

Cuando un médico obstetra recomienda reposo absoluto a una embarazada, parte de un estudio de las condiciones de la gestación con el que se determina si el embarazo puede ser de alto riesgo. Una gestación de alto riesgo es la que presenta factores o síntomas que pueden incidir de forma negativa en la salud de la madre y el bebé.

Los factores que inciden para considerar que un embarazo es peligroso y que la madre debe tomar medidas especiales como el reposo son variados. En algunos casos, se toma esta decisión desde las primeras semanas de gestación; en otros, puede ocurrir más cerca de la etapa final. Desde luego, en casos extremos, el reposo puede indicarse durante todo el embarazo.

Aunque no lo parezca, la asignación de reposo absoluto a una mujer embarazada es un hecho bastante común. Según estadísticas, un 20% por ciento del total de embarazadas en un año recibe esta indicación médica. Ahora, revisemos las causas puntuales que conducen a ello.

¿Cuándo se recomienda reposo absoluto en el embarazo?

Causas médicas para indicar reposo absoluto

Según los obstetras, algunos de los motivos por los cuales se le indica a una embarazada que debe tomar reposo absoluto son:

  • Hipertensión o preeclampsia.
  • Problemas en el cuello del útero: Ya sea porque se hayan generado durante el embarazo o en las mujeres que sufrieron quemaduras o cortes en cuello del útero por tratamientos de VPH.
  • Contracciones intensas y frecuentes antes del término del embarazo.
  • Hematomas en el saco gestacional.
  • Dolores lumbares o por ciática.
  • Estrés o cansancio físico y mental.

Desde luego, todas estas condiciones pueden desencadenar la pérdida del embarazo y se consideran como amenaza de aborto. Por lo tanto, el reposo es una de las primeras medidas que suelen indicarse, además de otros tratamientos específicos de cada cuadro.

Controversias sobre el reposo absoluto

La polémica que encierra el indicar reposo absoluto a una mujer embarazada se ha acentuado a medida que avanzan los estudios médicos. El punto de inicio es que el reposo es una medida preventiva y que, en todo caso, colabora en el tratamiento de las causas principales.

No obstante, muchos especialistas consideran que no se puede comprobar que esta indicación realmente pueda resolver alguna de las complicaciones específicas del embarazo.

Desde el punto de vista psicológico, la opinión es bastante favorable. Esta disciplina afirma que el reposo absoluto sí es benéfico para la embarazada; el poder estar tranquila, relajada y sentir que está colaborando con el bienestar del bebé contribuye a la recuperación de la madre, cualquiera que sea la patología.

“El reposo es una medida preventiva y, en todo caso, colabora en el tratamiento de las causas principales”

Consejos prácticos durante el reposo absoluto

Queda claro que, durante el período de reposo absoluto, pueden ocurrir dos cosas. La primera es que, efectivamente, la madre podrá estar más tranquila y recuperar fuerzas para sentirse mejor.

Por otra parte, la segunda posibilidad es que en un momento ocurra todo lo contrario y la paciente se sienta aburrida, cansada de la inactividad y hasta sienta ciertos dolores en la espalda y las piernas. Pensando en estos dos escenarios, se deberían considerar los siguientes consejos prácticos:

  • La habitación de la embarazada debe estar acondicionada con el mobiliario de su preferencia y abundantes libros y revistas que sean de su agrado.
  • Recibir visitas frecuentes de familiares y amigos es más que bienvenido para que no se sienta sola, inactiva o apartada.
¿Por qué no me baja la regla?

  • Realizar ejercicios de gimnasia isométrica para las piernas o recibir suaves masajes en las extremidades y la espalda también es de gran ayuda.
  • Alimentarse bien y sin caer en los excesos evitará molestias y, por ende, favorecerá su sensación de bienestar y confort.

Para finalizar, queremos decirte que, si debes recurrir a un reposo absoluto por recomendación de tu obstetra, es bueno que mantengas una actitud positiva y tranquila. Tómate el tiempo y aprovecha la ocasión para descansar sin caer en preocupaciones.