Sabes que eres mamá cuando descansar es un lujo

Indira Ramírez · 10 noviembre, 2015

Típico. Exprimiendo el jugo a cada minuto y siempre con tiempo de menos. Entre las visitas al colegio, al médico, las fiestas de los amiguitos, las labores de casa, el trabajo y la pareja poco tiempo queda para descansar.

El trabajo de madre es de 24/7 y de por vida. Hacerlo da un gusto increíble, pero –siendo sinceras–también nos carga de responsabilidades, estrés y una agitación permanente. Llevar el ritmo a los niños siempre tan enérgicos es a veces cuesta arriba y la mamá poco tiempo tiene para tomar unos minutos, para inhalar exhalar y seguir.

Sabes que eres mamá cuando descansar es un lujo. Por eso la planificación, cargar una agenda y tratar en la medida de nuestras posibilidades de organizarnos es fundamental.

Cómo llevar la maternidad con buen ánimo y no perdernos en el intento

Hay distintas opciones para organizarte. He aquí algunas:

Llevar una agenda

 Llevar un bloc de notas o agenda donde puedas ir anotando los compromisos que tienes y echarle una ojeada a inicio y final de día es una buena manera de programarte y mantener tus responsabilidades al día.

Actualmente hay muchas aplicaciones que funcionan como agendas, traen recordatorios, alarmas y sirven para mantener fresco en tus pensamientos el cumpleaños de amigos o familiares importantes, reuniones de trabajo, compromisos a los que debes acudir e incluso para que no te pierdas tu programa de televisión favorito.

 

16860727477_e287c18ae4_z

Dejar todo organizado el día anterior

Una buena manera de ganar tiempo que luego servirá para aprovecharlo para otras actividades y sobre todo, mantener una disciplina sana en el hogar, es organizar y dejar algunas cosas listas la noche anterior.

Por ejemplo, junto con los niños o la pareja adelantar los uniformes escolares, la ropa de trabajo, precocinar el desayuno o los arreglos de comida para el almuerzo. Podrás aprovechar estos minutos más adelante en el día o evitar despertar con ajetreo y  así tener unos minutos de más para dormir.

Planificar vacaciones, paseos y visitas con antelación

Cuando se está en familia la organización de los paseos y vacaciones es un trabajo de detalles. Hay que coordinar la estancia, los lugares a visitar y tener en cuenta incluso el tema de los medicamentos si viajamos con niños y los ajustes y reparaciones preventivas al vehiculo si viajamos por carretera.

Planificar con antelación estas cosas y hacer un presupuesto de los gastos nos facilitará la vida y a la larga tendremos unas reales vacaciones.

Tomar un break

Considerando que tu tiempo libre desde que eres madre es oro, que las salidas con las amigas, los café, las idas al cine, el teatro o simplemente sentarte a leer un buen libro o ver tu serie favorita es tema de otros tiempos. Tomar para ti un tiempo no debería ser negociable.

Una madre contenta dará a sus hijos tiempo de calidad, por tanto no sientes culpa por hacer estas actividades y mantener tu mundo amplio y conectar nuevamente con las actividades que te apasionan.

2764258266_e371bab299_z

Distribución “equitativa” de las tareas con el padre

Ten presente que el trabajo de padre es  en equipo, aún cuando los padres estén divorciados, la labor debe ser distribuida lo más equitativamente posible. Así que a conversar y dejar claro en que uno y otro podrían colaborar para que la vida no sea un ajetreo constante.

Hacer una actividad junto a los hijos

Una buena manera de divertirte y al mismo tiempo estrechar lazos con tus hijos es hacer actividades de recreación juntos. Es decir, clases de natación, tenis, ir a partidos de béisbol o futbol, cultivar juntos algún hobbie o pasión. En ese momento más que madre serán compañeros de aventuras.

No procrastinar

Este es un vicio terrible para mantener el orden y la agenda al día. Evita dejar para después aquellas llamadas, conversaciones o pequeñas tareas que fácilmente puedes solucionar al momento.