Criar niños bilingües: ¿es posible?

Este artículo fue redactado y avalado por la maestra Bego Corrales
22 julio, 2019
Criar niños bilingües es posible. En este artículo te damos algunas pautas para conseguirlo.

¿Es posible y conveniente criar niños bilingües? ¿Qué pasa si los padres no lo somos? ¿Podemos crear una situació de bilingüismo en nuestro hogar para que nuestros hijos aprendan otro idioma de forma natural?

Hoy nadie pone en duda que hablar más de un idioma es una gran ventaja a muchos niveles (cognitivo, laboral, personal, cultural…). Para los adultos, puede ser un gran esfuerzo aprender una nueva lengua, pero no lo es para los niños.

Los niños tienen la capacidad de poder adquirir de manera fácil y natural los idiomas a los que estén expuestos. Por ello, un niño que está expuesto y adquiere dos lenguas durante su infancia se dice que es bilingüe.

¿Qué significa ser bilingüe?

Según el Diccionario de la Real Academia Española, la palabra ‘bilingüe’ significa «que habla dos lenguas». El bilingüismo se definiría como: «Uso habitual de dos lenguas en una misma región o por una misma persona».

Así pues, cuando aprendes un idioma desde la infancia, eres hablante nativo de ese idioma; se considera tu lengua materna. Si recibes suficiente exposición a otra lengua, se considera que eres bilingüe.

Ser bilingüe no significa que hables las dos lenguas a la perfección. Siempre habrá una que tendrá más peso que la otra, por eso los expertos hablan de lengua primaria (L1) y lengua secundaria (L2).Criar niños bilingües: ¿es posible?

Situaciones de bilingüismo natural

Existen diferentes situaciones en las que se puede dar el bilingüismo:

  • Países o comunidades en las que existen dos idiomas cooficiales. En este caso, el aprendizaje de las dos lenguas se da de forma espontánea y natural.
  • Familias formadas por progenitores con diferentes idiomas. Es muy probable que los dos progenitores decidan mantener su lengua materna para dirigirse a sus hijos y, así, facilitar el aprendizaje de los dos idiomas de forma natural.
  • Familias que han trasladado su residencia a un país donde se habla otro idioma. Cuando una familia se va a vivir a otro país, sus hijos aprenden el nuevo idioma en la escuela y en la vida social, mientras en casa la familia puede mantener su idioma nativo.

Bilingüismo artificial

  • Familias que adoptan un idioma que no es el suyo nativo para criar a sus hijos bilingües.

Este fenómeno se está extendiendo entre las familias que cada vez ven más clara la necesidad de que sus hijos aprendan inglés de la forma más fácil. En este caso, la familia decide crear una situación de bilingüismo artificial en la que uno de los progenitores adoptará el idioma que no es el suyo, o que no está presente en el entorno inmediato, para que sus hijos lo puedan aprender.

Cómo criar niños bilingües

Decidir cómo lo vais a hacer

Es muy importante decidir quién hablará el idioma minoritario y cuándo. En muchos casos, uno de los dos padres decide hablar siempre a sus hijos en el idioma minoritario. Lo más cómodo para la familia sería que lo hablara el progenitor que tenga más dominio o confianza.

No hace falta hablarlo perfectamente, ya que hoy en día existen muchos recursos que nos pueden ayudar. Lo importante, en cada caso, es ser coherente con la decisión que se ha tomado. Si papá es quien habla en inglés, mejor que siempre sea así para no confundir a los niños.

Otras veces, se puede decidir que, en determinados momentos del día, en casa, se hablará en inglés como, por ejemplo, a la hora de acostarse o de las comidas o los juegos. Es importante establecer unas rutinas e irlas adaptando según veamos la aceptación que tienen.

Buscar qué recursos tenemos a nuestro alcance para criar niños bilingües

Actualmente, a través de internet, se puede acceder a muchos recursos en inglés: juegos, libros, películas, dibujos, canciones… Se trata de ir probando lo que les gusta y lo que aceptan o no, y hacerlo todo sin imposiciones, desde un punto de vista positivo y relajado.

También podemos ver qué personas de habla inglesa tenemos cerca, o buscar actividades en inglés. Sobre todo, nuestro consejo es que los niños vean una necesidad para hablar el nuevo idioma, que puedan viajar en alguna ocasión al país donde se habla, o que tengan algún amigo o canguro que lo hable. Un idioma es una herramienta que sirve para comunicarse, y es muy importante que los niños lo tengan claro. 

Algunos consejos importantes para criar niños bilingües

Cuanto antes mejor

Si hemos decidido criar a nuestros hijos bilingües, una de las claves es que, cuanto antes, mejor. Esto no quiere decir que si no lo hemos hecho cuando eran pequeños, ya sea imposible. Nunca será imposible, pero sí cada vez más difícil, porque ya tendrán su cerebro estructurado con la lengua materna. También es verdad que los niños mayores pueden mostrar rechazo a la introducción de otro idioma.Criar niños bilingües: ¿es posible?

La decisión

Es muy importante que los padres tengamos muy clara la decisión que hemos tomado y que la llevemos a cabo a consciencia. Habrá momentos de dudas, dificultades y piedras en el camino, pero debemos ser firmes y pensar en todas las ventajas que tendrán nuestros hijos en el futuro.

No existe la perfección

Debemos tener claro que no existe la perfección. No hace falta hablar un idioma perfectamente. No hay receta mágica. Cada familia lo hace lo mejor que puede con los recursos que tiene. Se trata de conseguir la máxima exposición de nuestros hijos al segundo idioma y ofrecerle oportunidades para usarlo.

Rechazo del nuevo idioma

Es muy común que algunos niños rechacen el nuevo idioma, sobre todo los mayores. Esto no debe desanimarnos. Es importante ser creativos, muy positivos y crearles la necesidad del nuevo idioma. Los niños deben ver que sirve para comunicarse y se debe presentar como algo atractivo y divertido.

Y, por último, no olvidar que para criar niños bilingües…

Es mucho más fácil aprender un idioma de forma natural, igual que se aprende la lengua materna. Seguro que en el futuro vuestros hijos os lo agradecerán.