Cómo criar a un niño bien equilibrado

María José 25 marzo, 2016

La clave para criar a un niño bien equilibrado es establecer un sistema de soporte sólido en casa para que el niño o la niña sea capaz de crecer satisfecho en sus logros y ambiciones.

Es necesario que los padres tengan en cuenta que para ayudar a su hijo a sentirse seguro de sí mismo y competente, deberán ayudarle a desarrollar el sentido de la pasión para que sean no solo tenaces sino que entiendan que para conseguir algo deben ser constantes.

Hay padres que piensan que la educación se realiza desde el momento en que el niño pone un pie en la escuela, pero empieza mucho antes que eso. Un niño empezará a conocer el mundo y a saber cómo desarrollarse en él casi desde que nace, porque es en cuanto puede tener algo de interacción con el entorno cuando empezará a mostrar cómo es él.

Si quieres conseguir que tu hijo además de mostrarse más equilibrado pueda aumentar su capacidad de aprendizaje será necesario que tome consistencia, dedicación y paciencia en cuanto la educación de los niños. Hoy quiero hablarte sobre algunas estrategias que puedes tener en cuenta para poder criar a un niño bien equilibrado, saludable y feliz en todos sus logros.

children-1217246_640

Potenciar el talento

Todos los niños tienen dones y talentos únicos que deben ser descubiertos. Estos talentos se muestran siempre que unos padres estén bien atentos. Los niños brillan en aquello que se les da bien y disfrutan haciendo. Hay niños que les encanta la música, a otros las artes marciales, a otros el dibujo y quizá a otros la danza.

Solo deberás fijarte bien para descubrir dónde puede tu hijo brillar para potenciar ese talento de forma lúdica sin presiones, y así, potenciar su autoestima. Para esto es necesario animar a los niños a realizar actividades extraescolares para que ellos encuentren su pasión y las actividades con las que se encuentren más a gusto.

 

Aplaude sus esfuerzos

La mentalidad de una persona puede influir directamente en el comportamiento, y es que construimos nuestra realidad a medida que creemos en nosotros mimos o no. Cuando se trata de criar a los hijos, es necesario alabar a los hijos por su esfuerzo en lugar de por el resultado.

No hay que etiquetar a los niños como “inteligentes” o “talentosos”, ellos deben darse cuenta que las alabanzas van cogidas de la mano del esfuerzo y el sentimiento de superación de los propios resultados anteriores.

Es necesario que los niños se conviertan en personas con una mentalidad de crecimiento, porque de este modo será capaz de aprender nuevas habilidad y estará más dispuesto a hacer frente a los retos con trabajo duro y mucha constancia. Recuerda que lo que impulsa a un alumno a aprender es sobre todo la motivación por el aprendizaje.

Respeta su estilo y ritmo de aprendizaje

Lo último que se debe hacer a un niño es compararlo con otro. Hay niños que necesitan silencio absoluto mientras escriben y a otros que no les importa que haya ruido o música mientras están acabando la tarea.

Es necesario que sea cuál sea el ritmo de aprendizaje de tu hijo lo respetes para que se sienta comprendido ante las posibles dificultades. Además, resulta importante que puedas observar a tu hijo para poder identificar su estilo de aprendizaje y poder ayudarle a un mejor rendimiento. 

sisters-931151_640

Potenciar la lectura

La lectura nutre el cerebro y hace crecer el alma. Por eso siempre será buena idea leer con tu hijo cuando esté en edad escolar y mantener el hábito de la lectura en casa desde siempre. Es importante que tus hijos te vean leer para ver en tu el mejor ejemplo lector. La lectura le ayudará a construir un mejor lenguaje y podrá construir un vocabulario mucho más rico.

Además, también resultará imprescindible que todos los días se busque un momento para poder pasar tiempo de calidad con la familia, que los niños disfruten de tiempo con sus padres y de comunicar sus sentimientos y sus experiencias.

La comunicación y cercanía emocional en casa es muy importante para criar a niños equilibrados, porque de este modo se sentirán seguros, comprendidos y apoyados en todo momento por los pilares más importantes: sus padres.

Te puede gustar