Problemas de aprendizaje, ¿cómo ayudar a tu hijo?

Amanda3 21 noviembre, 2015

Ayudar a tu hijo con problemas de aprendizaje, pasa por identificarlos y reconocer que los tiene. Esta situación es muy común, pero todavía representa un motivo de recelo para algunos padres, porque estos pueden tratar de atribuir las deficiencias a la educación y no a los niños.

Pero como todos los padres queremos lo mejor para nuestros hijos, por lo general buscamos las alternativas para solucionar los posibles problemas de estos, los cuales a veces son difíciles de identificar.
Se estima que desde los cinco años de edad, los niños pueden ser diagnosticados con problemas de aprendizaje, aparecen especialmente para afectar el rendimiento escolar de estos. Sin embargo, las dificultades también le impiden un normal desenvolvimiento social.

Principales características de esta condición

IMG_7169w

 

Los problemas de aprendizaje nacen con el niño, pero no son detectables si no hasta que este comienza su etapa escolar. Se estima que uno de cada diez niños es afectado por este problema, que también es aplicable a la manera en que el niño se relaciona interpersonalmente.

Es importante conocer que los niños que sufren este problema son totalmente normales, su inteligencia se encuentra en un nivel óptimo, su capacidad auditiva y visual está intacta, y se halla mentalmente capacitado para esforzarse por conseguir mejores resultados.

Por lo general se trata de un niño que se comporta adecuadamente en la escuela y en la casa; pero no se encuentra facultado para recibir la información y procesarla con claridad. Esto lo convierte en un niño que es fácil de diferenciar de los otros, porque está limitado en su accionar, pues sus deficiencias  para captar las ideas le hace imposible que pueda desarrollarlas después.

Estos problemas aunque perjudican directamente el desenvolvimiento del niño, también representan un reto para padres y maestros. La clave de esta condición se halla en que aunque se trata de un niño con inteligencia, no se le puede enseñar de la misma manera.

Un elemento reconocible en estos niños es que lastimosamente han fracasado en su prosecución académica y en la relación social. Para identificar estos problemas se pueden considerar los siguientes rasgos:

  • No domina con facilidad la escritura ni la lectura y a veces olvida elementos matemáticos.
  • Presenta dificultad para seguir y recordar instrucciones.
  • Es torpe para identificar las palabras y acostumbra a invertir el orden de letras y números.
  • Suele confundir la izquierda con la derecha o si se trata de hoy, mañana o ayer.
  • No coordina con regularidad pasos y movimientos. Además le cuesta sujetar el lápiz adecuadamente.
  • Suela hablar en voz alta y sube mucho el volumen del televisor o la radio.
  • Algunas veces se irrita con facilidad.

¿Cómo ayudar a tu hijo con problemas de aprendizaje?

Fí de Curs 13-14 esc Cast d Calafell (54)

Existen herramientas que los especialistas han diseñado para evaluar a los pequeños en su desarrollo y también hay estrategias adecuadas para corregirlos o contribuir a mejorarlos. Por eso es recomendable ayudarlos por medio de las siguientes recomendaciones:

  • Trabajar conjuntamente con maestros para estar informados sobre cuáles son las fallas y los aciertos de su comportamiento.
  • Identificar las fortalezas del niño para diseñar la estrategia correcta para estimularlo.
  • Apoyarse en los especialistas como el psicopedagogo, quien te puede brindar recomendaciones útiles para potenciar habilidades.
  • Hazle saber que lo apoyas; diles que puede superar este problema y que confías en él.
  • Evita darle las respuestas, resulta mejor si lo ayudamos a encontrarlas; pero siempre dedícales un tiempo para apoyarlo en las tareas más complicadas para él.
  • Crea un espacio especialmente diseñado para realizar los deberes, libre de distracciones. Además procura planificar un momento para realizarlos, que esté organizado para que se ejecute siempre con regularidad
  • No seas muy exigente con el niño, recuerda que trata de superar sus limitaciones. Por esta razón, también es recomendable hacer pausas y descansos a escalas definidas, que siempre pueden ser las mismas.
  • Habla con tu hijo sobre lo importante que es su superación, pregúntale qué cosas se le complican y escucha sus respuestas con atención. Hazle saber que lo comprendes y que juntos pueden superarlo.

 

Una última recomendación, es procurar que padres e hijos tengan el mismo concepto del aprendizaje; para la familia debe ser un elemento de interés común, es decir, que el niño valore lo importante que es aprender, porque así se lo han enseñado.

El hecho de que el niño tenga problemas de aprendizaje, no es motivo para descuidar sus estudios o dejar de llevarlo a la escuela. La educación es la base para que los problemas disminuyan para todos, porque además estos afectan no solo en términos académicos, sí no también sociales, psicológicos y afectivos.

Te puede gustar