Creatividad y paciencia para las rabietas infantiles

Tratar con el comportamiento difícil requiere de mucha creatividad, de compasión y sobre todo, de paciencia. Tu capacidad de mantener la calma y de ser creativo en mitad de todo el caos será la clave para que puedas empezar a tener algunas habilidades en mitad de una rabieta infantil.

El reforzamiento negativo

Ignorar una rabieta es lo más productivo a largo plazo. Sabemos que puede sonar un poco duro e incluso difícil, pero si participas en las rabietas de tu hijo le estarás enseñando que de esa forma está consiguiendo llamar tu atención y que le das una respuesta al comportamiento negativo.

Esto se conoce como refuerzo negativo, ¿cuál es el resultado? Que tu hijo aprenda que con un mal comportamiento llama tu atención, y esto es lo que quiere.

Las rabietas serán mucho más frecuentes si tu hijo sabe que con ellas puede llamar tu atención, cambias de opinión o cedes a sus necesidades o caprichos aunque sea de forma eventual. El mejor consejo es que te asegures de que tu hijo está seguro y que continúe con su rabieta si es lo que necesita. Por ejemplo, en una tienda puedes buscar un rincón tranquilo para que se siente y entre los dos buscar soluciones de calma.

Puedes optar por pensar en las situaciones de rabieta como una oportunidad de llevar la situación de forma creativa e incluso con algo de humor. Por ejemplo, si tu hijo está teniendo una rabieta puedes decirle algo como: ‘Veo que estás de mal humor. Mejor espero a tu lado en calma hasta que hablemos de lo que te pasa y de cómo te sientes’.

rabietas

El uso del humor

A veces puede ser apropiado utilizar el humor para aligerar un poco la situación de tensión o diluir la incomodidad o la ira, es una forma de desviar los malos sentimientos hacia otra cosa. Por ejemplo: ‘Esas pequeñas piernas con esas patadas que das te harán tener unos músculos bastante fuertes’… Pero recuerda que algunos niños lo pueden entender, mientras que para otros puede ser ofensivo, piensa si a tu hijo le iría bien o no.

Contar hasta 10

Enseña a tu hijo cuando esté en mitad de una rabieta a cómo contar hasta 10 despacio y respirando profundamente le ayudará a calmarse y a ver las cosas desde otra perspectiva. Para que aprenda a hacerlo las primeras veces es necesario que lo hagas con él. Cuando sientas estrés por el comportamiento de tu hijo, puedes hacerlo para que vea que es algo bueno.

Entiende las rabietas

Las rabietas son una oportunidad cada vez que se producen para crear un clima de comprensión y amor. Es necesario que los adultos dejen de ver a las rabietas como algo conflictivo y las vean como una oportunidad de enseñar educación emocional y estrategias de resolución de conflictos.

Se creará conflicto cuando el adulto también se enfada ante una rabieta infantil. Los niños son pequeños y no tienen el vocabulario emocional suficiente para expresar su ira. Las rabietas son causadas por la incapacidad que tiene el niño para expresar y gestionar sus emociones y frustraciones -a veces bastante explosivas-.

Expresar las necesidades humanas es fundamental para cualquiera de nosotros, a cualquier edad. Esto es lo que hacen los niños cuando intentan expresarse, solo que lo hacen con mayor intensidad. Esto indica lo importante que es para tu hijo encontrar las formas adecuadas de poder expresar sus sentimientos mediante el uso de la imaginación creativa.

Cómo ayudar a tu hijo a desarrollar la madurez emocional

Es necesario ayudar a los niños a desarrollar la madurez emocional para poder disfrutar de una infancia creativa e imaginativa. Si ellos no consiguen lo que quieren cuando lo quieren, estás habilitando a tu hijo a desarrollar el ingenio interior.

A veces tenemos que encontrar otras maneras de resolver las necesidades y deseos, esto ayudará que los niños usen sus habilidades creativas para la resolución de problemas y encontrar nuevas soluciones.

niño-con-cuchara-y-tenedor-enfadado

Usar el arte para canalizar las emociones

Es buena idea usar el arte para ayudar a los niños a canalizar las emociones y a que aprendan a calmarse después de haber procesado sus sentimientos. En ocasiones utilizar materiales simples es mucho más potente que usar materiales sofisticados. Te puedes sorprender cómo un niño se puede desahogar dibujando o pintando. 

Por ejemplo, puedes preguntarle a tu hijo si le gustaría hacer un dibujo sobre lo mejor que le ha pasado durante el día. Después de lo que menos le ha gustado que haya pasado durante el día. Después se puede hablar sobre lo que menos le ha gustado y buscar soluciones para que en otras situaciones aprenda a manejar las emociones negativas que le puedan aparecer.

La creatividad se trata de la expresión individual, no es necesario que solo se trabaje pintando. Esto se puede expresar a través de chistes, el arte (pintura / dibujo, etc.), la música, el baile, la elección de ropa para vestir, incluso la forma en que comemos alimentos es también una opción.

Categorías: Niños Etiquetas:
Te puede gustar