Cómo conseguir que tu hijo pequeño entienda las rutinas

María José · 31 julio, 2016

Los niños funcionan mejor con horarios estructurados. Los niños pequeños y los niños en edad preescolar, se sienten pequeños en el mundo. La mayoría de las cosas no las pueden controlar. Ellos anhelan la previsibilidad, saber qué es lo que va a pasar… necesitan la sensación de control para saber que tienen poder en su mundo. Las rutinas predecibles permiten que los niños se sientan seguros y que puedan desarrollar un sentido de dominio en el manejo de sus vidas.

Los niños que entienden las rutinas, en lugar de sentirse empujados por lo que parece una circunstancia arbitraria, son más propensos a cooperar. Crean una rutina regular como forma esencial para dar a los niños la seguridad de saber ‘qué vendrá después’ en su día. También, les ayudará a desarrollar la corteza prefrontal, la parte de la función de planificación y ejecutiva del cerebro.

Tener un plan diario

Tener un plan para el día también es importante para los adultos que cuidan a los niños. Es cierto que a muchos de nosotros nos encanta la libertad de decidir en el momento lo que vendrá a continuación, y es que en realidad esta es la base de la creatividad. Esto también funciona cuando decidimos qué reglas se pueden romper. Sin una rutina, la vida con los niños puede abrumar e incluso descarrilarse.

Una vida con niños sin rutinas, nos harán sentir atropellados por la vida en lugar de sentir el control en ella. Para ayudar a que un niño se sienta seguro, deberás hablarle sobre lo que ocurrirá durante el día. Por la mañana, después de algunos buenos días y muchos mimos, puedes decir algo como: ‘Vamos a vestirnos para ir a tomar el desayuno, después iremos al parque’. Así, poco a poco se le deberá ir diciendo todo lo que hará durante el día.

rabbit-1158594_640

La fuerza de las rutinas

Pero esto no quiere decir que tengas que mantener un horario rígido todo el tiempo, ni mucho menos. Los niños además de rutina también necesitan flexibilidad. Ellos necesitan tiempo para poder explorar la vida y experimentar a través del juego sin horarios, ni tampoco estructuración.

Si quieres que tu hijo sienta la alegría, deberá tener oportunidades para aprovecharlas y oler las rosas, ver bichos en el jardín y también, poder tomar sus propias decisiones y elecciones acerca de cómo utilizar su tiempo en ciertos momentos de su horario. Pero saber qué esperar, también les permitirá relajarse en el momento en lugar de hacer cosas frenéticamente para cumplir unos horarios estrictos.

Desarrollar el sentido de las rutinas

Para que el niño entienda las rutinas y puedan desarrollar el sentido de estas, es recomendable crear una tabla de rutinas que los niños puedan ver diariamente. Hay muchas formas de hacer esto, pero con un cartel o cartulina con las actividades a realizar es la forma más fácil de que los niños las entiendan. No es necesario que compres material específico, puedes realizarlo en casa con modelos para imprimir.

hair-flying-142210_640

Otra forma es haciendo fotografías o encontrar imágenes que representen las rutinas diarias de tu hijo -despertar, ir al baño, vestirse, desayunar, ir al cole, comer, hacer la siesta, jugar, etc.- Puedes escribir las palabras al lado de las fotografías para una mejor representación. Si lo haces de forma lineal también ayudarás a tus hijos a entender mejor la línea del tiempo. Si utilizas una cinta o velcro en lugar de pegamento, será más fácil que los niños entiendan los cambios de horario al poner las fichas en un lugar o en otro, además que podrás cambiar con facilidad las rutinas dependiendo del día.

¿Empleas rutinas en casa con tus hijos?