10 consejos para tratar la dermatitis de contacto

La dermatitis de contacto es una afección de la piel más común de lo que se cree. Si bien no reviste gravedad, es preciso saber cómo evitarla y cómo tratarla.
10 consejos para tratar la dermatitis de contacto
Maria del Carmen Hernandez

Escrito y verificado por la dermatóloga Maria del Carmen Hernandez.

Última actualización: 30 abril, 2022

La dermatitis de contacto es una enfermedad habitual, pero muy poco diagnosticada. Se trata de una reacción exagerada de la piel al estímulo que provocan ciertas sustancias cuando tocan su superficie.

Si bien eliminar el factor desencadenante es la estrategia primordial para evitarla, existen otras recomendaciones para manejar mejor esta afección. ¿Te interesa? A continuación, te contamos todo al respecto.

¿Qué es la dermatitis de contacto?

Como anticipamos, este tipo de dermatitis inicia a partir del contacto de la piel con ciertos químicos o productos naturales a los cuales es sensible. La mayoría de las veces estas reacciones no suelen ser graves, pero pueden ser incómodas y desagradables debido a la picazón intensa que producen.

Los síntomas y signos de la dermatitis de contacto dependen de la causa y de la sensibilidad que tenga el niño a esa sustancia. De acuerdo con una publicación de la American Academy of Dermatology Association, las principales manifestaciones son las siguientes:

  • Enrojecimiento de la piel (eritema).
  • Piel seca o escamosa.
  • Picazón intensa.
  • Agrietamiento de la superficie cutánea.

Existen tres tipos de dermatitis de contacto: la alérgica, la de contacto irritante y por fotocontacto. No obstante, esta última es una de las menos frecuente.

dermatologa pediatra doctor mujer lupa dermatoscopio brazo pliegue nina eccema lesion eritema
El aspecto de la piel de la dermatitis de contacto es similar al de muchos cuadros atópicos. Sin embargo, mejora al alejarse de la sustancia que la desencadena.

Consejos para tratar la dermatitis de contacto en niños

La mayoría de los casos de dermatitis de contacto suelen desaparecer por sí solos una vez que la piel se aleja de la sustancia irritante. Sin embargo, existen algunas recomendaciones para poner en práctica en el caso de que los síntomas y lo signos se perpetúen.

1. Evitar el rascado

La American College of Allergy, Asthma & Immunology recomienda evitar el rascado de la piel irritada y lesionada, ya que podría empeorar la situación. Ya sea con mayor irritación o con una infección agregada en la superficie cutánea que requiera tratamiento con antibióticos.

Además, el rascado crónico puede provocar aún más picazón debido a la liberación de histamina, que es una sustancia que aumenta en el contexto de inflamación.


Quizás te interese: Tipo de dermatitis en niños


2. Eliminar el factor desencadenante

Se recomienda dejar de utilizar el producto que ocasiona la afección en la piel o alejarse de la sustancia que despierta los síntomas.

De hecho, en las pieles sensibles se aconseja hacer una prueba puntual en una zona expuesta de la piel cada vez que se vaya a utilizar un producto nuevo.

3. Aplicar antihistamínicos tópicos

Una de las medidas eficaces para disminuir el prurito es la aplicación de lociones calmantes que contengan calamina o glucocorticoides de baja potencia, como la hidrocortisona. En caso de que no aliviarse el cuadro clínico, el médico puede recetar cremas con esteroides más potentes.

La humectación de la piel con emolientes también contribuye a disminuir la sequedad y la picazón de la piel irritada.

4. Considerar los antihistamínicos orales

En algunas ocasiones, las medidas higiénicas propuestas no alcanzan para disminuir la picazón y se requieren los antihistamínicos orales, como la difenhidramina o la cetirizina.

Los esteroides sistémicos se reservan para los casos severos, pero deben reducirse de forma gradual para prevenir recurrencias u otros efectos indeseados.

5. Elegir prendas de vestir adecuadas

Otra estrategia muy adecuada es la elección de prendas de vestir neutras, que brinden protección contra los irritantes en el hogar o en el ambiente de trabajo. En este sentido, la ropa confeccionada a base de fibras 100 % algodón es una de las recomendaciones más acertadas. Además, se deben evitar las prendas con tejidos sintéticos o teñidos con anilina.

6. Usar productos cosméticos correctos

Se debe evitar la fricción al secar o lavar, así como el uso de perfumes, de jabones y de colorantes. A su vez, al momento de elegir los productos de higiene, es importante que estos sean hipoalergénicos y que no contengan agentes químicos capaces de ocasionar mayor irritación.

Los jabones cremosos o syndet son ideales para mantener el pH de la piel cercano a los niveles normales de la superficie cutánea.



7. Incluir fármacos inmunomoduladores en los casos en los que sea necesario

La pomada de tacrolimus y la crema de pimecrolimus son medicamentos reguladores de la respuesta del sistema inmunitario bastante útiles en el tratamiento de la dermatitis de contacto.

Ambos fármacos son de uso tópico y brindan los mismos beneficios dermatológicos que los corticoides, pero sin provocar sus efectos adversos.

8. Humectar la piel todos los días

La humectación es uno de los pilares más importantes del cuidado de la piel, para mantenerla siempre funcional y sana. Se aconseja optar por cremas que contengan vitamina E, vitamina A, karité y alantoína, entre otros componentes.

Madre aplicando protector solar a su hijo.
Para cuidar mejor a las pieles sensibles, se deben aplicar emolientes todos los días y varias veces al día.

9. Usar antibióticos tópicos u orales

En algunas ocasiones, la dermatitis de contacto evoluciona a formas más graves. Por ejemplo, con infecciones sobre las lesiones ya existentes. Por lo tanto, en estas ocasiones, el empleo de antibióticos orales o tópicos es una estrategia necesaria.

10. Aplicar compresas frías

La aplicación de compresas frías y húmedas varias veces al día sobre las áreas de las lesiones puede contribuir a aliviar la irritación y la picazón. Humedecer un paño suave con agua fría y colocarlo por algunos minutos basta.

La dermatitis de contacto y su evolución

Si bien la mayoría de las veces la dermatitis de contacto no es motivo de preocupación, se debe tratar de manera rápida para evitar una evolución desfavorable.

Sin embargo, el pronóstico de la patología finalmente depende de la causa y del estilo de vida de cada persona. Incluso, en casos aislados, resuelve cuando se interrumpe la exposición al agente desencadenante.

Te podría interesar...
10 consejos para que los niños tengan la piel sana
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
10 consejos para que los niños tengan la piel sana

Para que los niños desarrollen una piel sana, requieren medidas de higiene y cuidado fáciles de implementar. Te damos algunos consejos.