La conjuntivitis en bebés

Francisco María García · 10 febrero, 2018
A continuación te contamos todo lo que necesitas saber acerca de la conjuntivitis en los neonatos y bebés para que puedas darle solución al problema de forma rápida y eficaz.

Frecuente en niños mayores también, la conjuntivitis en bebés es una inflamación de la conjuntiva. La conjuntiva es la membrana que recubre la parte blanca de los ojos y el área interior de los párpados; es transparente, por lo tanto, es imperceptible a simple vista.

Síntomas de la conjuntivitis en bebés

  • Lagrimeo constante.
  • Sensibilidad a la luz.
  • Legañas en mayor cantidad de lo acostumbrado.
  • Aparición de secreciones blancas, amarillas o verdosas en el ojo.
  • Inflamación de los ojos. Especialmente de la parte blanca y el párpado. Para la madre puede ser difícil determinar qué área específicamente está inflamada. Normalmente notará una inflamación general.
  • Enrojecimiento de los ojos. Se enrojece la parte blanca y también los bordes inferiores de los ojos; puede suceder con uno solo o ambos ojos.
  • Picazón o sensación de tener arena o “algo” en el ojo. Si se trata de un bebé o recién nacido, no puede comunicar exactamente qué siente. Por esto, la madre debe observar si el bebé intenta rascarse los ojos; también puede identificar una molestia en esta área.

Es importante acudir al pediatra apenas se noten alguno o varios de los síntomas mencionados anteriormente.

La conjuntivitis en bebés.

Tipos de conjuntivitis en bebés recién nacidos

La conjuntivitis se puede clasificar de acuerdo a su el origen. También por la edad del niño, ya que, dependiendo de esto pueden haber distintas características y tratamientos.

Conjuntivitis química

Es ocasionada por las gotas que se suministran al bebé al nacer. Se aplican con el fin de evitar infecciones causadas por bacterias. Esta es una de las conjuntivitis más leves. La inflamación y enrojecimiento de los ojos suele desaparecer luego de unas 36 horas. No requiere tratamiento.

Conjuntivitis por Neisseria gonorrhea

También llamada conjuntivitis gonocócica, es causada por la bacteria de la gonorrea. Se transmite al bebé a través del canal de parto. Si la madre tiene gonorrea, el bebé está propenso a sufrirla.

Si el médico está al tanto de que la madre está infectada, puede prevenir la conjuntivitis con gotas antibióticas al momento del alumbramiento.

Los síntomas de enrojecimiento o secreciones suelen aparecer luego de dos a cuatro días después del nacimiento. El tratamiento indicado son antibióticos por vía intravenosa.

Conjuntivitis por Clamidia tracomatis

También llamada conjuntivitis por inclusión. Este tipo de conjuntivitis también se transmite a través del canal de parto. Lo síntomas de inflamación, enrojecimiento y secreción de los ojos suelen aparecer a los 5 días del nacimiento aproximadamente. Se trata con antibióticos por vía oral.

Conjuntivitis bacteriana

Varios tipos de bacterias pueden generar conjuntivitis y afectar a la visión de los más pequeños. El tratamiento en función del tipo de bacteria que la cause.

Los síntomas más comunes son ojos hinchados, con secreciones amarillentas y pegados a causa de la secreción. El tratamiento usual son gotas o cremas antibióticas.

También se recomienda la limpieza de los ojos con compresas de agua templada. Al limpiar, es necesario tomar todas las precauciones de higiene posibles.

La conjuntivitis en bebés.

Causas de la conjuntivitis en bebés y niños

  • Conducto lagrimal obstruido. Muchos bebés nacen con uno o ambos conductos lagrimales tapados. Los síntomas suelen confundirse con conjuntivitis. Después de unos días, el ojo puede infectarse por falta de lubricación. Esto se trata con masajes indicados por el pediatra. En el peor de los casos, se realiza una intervención quirúrgica sencilla.
  • Bacterias. Llegan al ojo pues viven en la piel o en la nariz. Algunas de ellas pueden ser estafilococoestreptococo o haemophilus.
  • Virus. Suelen ser la causa más común de la conjuntivitis.
  • Alergias. Pueden deberse al polvo, polen, humo o cualquier agente externo.
  • Contacto con irritantes. Cualquier elemento extraño puede ser causante de irritación. Puede suceder con cremas para bebés, cloro de las piscinas, perfume o cualquier otra sustancia que entre en el ojo por accidente.

¿Qué hacer en caso de conjuntivitis en bebés?

Lo primero que se debe hacer es acudir al pediatra, quien determinará si el bebé necesita antibióticos o antialérgicos, dependiendo del origen de la conjuntivitis. Asimismo es fundamental que se eviten aplicar remedios caseros sin el consentimiento del médico.

Además de esto, para evitar contagios, la madre o el cuidador del bebé deben lavar las manos meticulosamente cada vez que esté en contacto con sus ojos o cuando realice el lavado con compresas.

Esto se debe a que tanto la conjuntivitis viral como la bacteriana son muy contagiosas. Esto también tiene como finalidad proteger a otros niños en el hogar.