¿Cómo tratar el flato durante el embarazo?

Francisco María García · 6 junio, 2018
Los diferentes cambios que el cuerpo de la mujer embarazada va sufriendo a lo largo del periodo de gestación dan lugar a varios tipos de molestias. Entre ellas está el flato durante el embarazo, ocasionado por una acumulación de gases que presionará el útero femenino. ¿Cómo se puede prevenir y tratar?

El flato durante el embarazo, también llamado flatulencia, es un problema que sufren la mayoría de las mujeres. Se da, ente otras cosas, por los múltiples cambios que sufre el organismo durante la gestación.

El organismo de la futura mamá segrega durante nueve meses una hormona que ralentiza el sistema digestivo. Entonces, lo que sucederá será que los gases no se eliminen rápidamente y se acumulen en exceso; esta acumulación generará molestias e incomodidad debido a la presión del útero sobre los intestinos.

Las molestias causadas por el flato repercuten directamente en el modo de vida de la mujer, ya que la obliga a cambiar hábitos o rutinas diarias para buscar la solución a esta problemática. Por todo esto, llevar una alimentación saludable o adecuarse a una nueva dieta durante el embarazo es una cuestión muy importante.

Hábitos saludables para tratar el flato durante el embarazo

Para poder combatir esta problemática, es fundamental que la mujer lleve una alimentación adecuada. Una dieta que contenga fibra, acompañada del consumo abundante de agua, calmará las molestias y beneficiará a su organismo.

Por un lado, la ingesta de fibra ayuda a combatir el estreñimiento, ya que acelera el metabolismo y regula el funcionamiento del sistema digestivo. Por eso se recomienda el consumo de frutas, vegetales, cereales y legumbres.

Los vegetales especiales para el consumo son los de hojas verdes, debido a que contienen una cantidad considerable de fibra insoluble. Esta fibra ayuda a aumentar el volumen de las heces y acelerar el tránsito intestinal. Entre estos se encuentran la acelga, el apio, la espinaca, la rúcula, etc.

Por otra parte, la hidratación constante es esencial para mejorar la digestión y evitar el exceso de gases. Lo recomendable es tomar 2 litros de agua por día; no son aconsejables las bebidas que contengan gas.

Una buena alimentación es clave para prevenir el flato durante el embarazo.

Algunos trucos y remedios caseros

En cuanto a la ingesta de líquidos, lo ideal es beber directamente, sin usar dispositivos de absorción, tipo pajitas. Estos elementos pueden originar que se tome aire mientras se consume la bebida, lo que puede producir más flatulencias.

Un remedio casero y natural para aliviar el flato durante el embarazo es la infusión de diente de león; se trata de una bebida muy recomendada para reducir los gases si se bebe regularmente.

Otro dato importante es el modo de ingerir los alimentos. Tomar varias comidas al día, con poca cantidad y comer lentamente le dará al intestino más tiempo para realizar mejor la digestión. Es fundamental que se eviten comidas grasosas y picantes en exceso; estas dificultan el funcionamiento del sistema digestivo al sobrecargarlo.

Aparte de mantener una alimentación apropiada, la realización de ejercicio físico también es relevante para estimular el tránsito intestinal. La actividad deportiva que se realice dependerá del embarazo de cada mujer y la recomendación de su médico.

Finalmente, se aconseja caminar diariamente un mínimo de 30 minutos. La excepción a esta recomendación está en los embarazos de riesgo; en ellos, se aconseja reposo total o parcial y se prohíbe la realización de cualquier tipo de esfuerzo físico que pueda poner en riesgo la continuidad de la gestación del bebé o la salud de la madre.

“El organismo de la futura mamá segrega una hormona que ralentiza el sistema digestivo. Entonces, lo que sucederá será que los gases no se eliminen rápidamente y se acumulen en exceso”

Cómo mantener costumbres diarias y no fallar en el intento

Para poder mantener las salidas familiares o con amigos sin sufrir tantas molestias, las siguientes sugerencias pueden ser de utilidad:

  • Elegir restaurantes con variedad de comidas para poder elegir entre muchas opciones.
  • Seleccionar del menú los platos que contengan carnes magras o vegetales.
  • Preferir preparaciones que contengan poco aceite o estén cocinadas en la parrilla.
  • Optar por lugares donde haya varias ensaladas para combinar con tu elección; prioriza el consumo de vegetales de hojas verdes.
  • Evitar el consumo de refrescos y bebidas gaseosas.
  • Controlar las porciones para no ingerir demasiada cantidad de comida.
  • No acompañar ni usar con aderezos, mantequilla o salsas picantes.
El flato durante el embarazo puede aliviarse siguiendo una dieta rica en fibra.

Otras consideraciones para aliviar las molestias  

Además de todos los puntos nombrados previamente, existen otras sugerencias para combatir la flatulencia durante los 9 meses de embarazo. 

  • Se aconseja usar ropa holgada y cómoda y evitar llevar prendas demasiado apretadas que ocasionen molestias en el vientre, lo que provoca que el útero haga presión contra los intestinos.
  • La práctica regular de yoga también es considerada útil para aliviar los dolores, debido a la realización de distintas posiciones de estiramiento y ejercicios de relajación.

En última instancia, recuerda que si el flato durante el embarazo se prolonga y los síntomas se agravan, es requisito necesario acudir al médico para que indique un tratamiento adecuado.