¿Cómo se siente un niño con baja autoestima?

María José · 11 junio, 2016

Un niño con baja autoestima sentirá que no es capaz de conseguir las cosas, no se verá bien físicamente y pensará que los demás son mejores que él en cualquier aspecto de la vida. Es necesario señalar que existe un promedio relativamente alto de población infantil que tiene una baja autoestima. Sin embargo, existen diferencias individuales o experiencias que hacen que los niños experimenten baja autoestima y que necesiten ayuda para desarrollarla.

Cómo se siente un niño con baja autoestima

Los niños con baja autoestima se dirán mensajes a sí mismos y a los demás del tipo:

  • No soy capaz
  • Soy un tonto
  • Todo me sale mal
  • Nunca aprenderé
  • Él/ella es mejor que yo
  • No merece la pena que lo intente
  • Para qué lo voy a intentar si no me va a salir bien
  • No valgo para nada
  • Nadie me quiere
  • Soy feo/gordo/tonto…

En estas palabras se puede capturar su desesperación, su tristeza, su falta de confianza e incluso su pérdida de esperanza. Son palabras demasiado duras para un niño que tiene tanto que aprender en la vida y que tiene todos los recursos disponibles a su alcance.

autoestima1

Los niños que carecen confianza en sí mismos y tienen baja autoestima se sienten deprimidos y no suelen tener esperanzas en el futuro porque creen que no podrán conseguirlo o que no se lo merecen. Esto es alarmante, es necesario que tanto padres como profesores estén atentos a las señales que un niño con baja autoestima puede manifestar para poder otorgarle la ayuda necesaria.

Los niños con baja autoestima pueden sentir que realizar tareas como ir a la escuela es tan complicado como subir una gran montaña rocosa, con acantilados y caminos sinuosos. Pero ellos deben saber y darse cuenta de que si quieren, solo tendrán que dar el primer paso para subir esa montaña. Cada paso es una batalla contra viento y lluvia que golpea el cuerpo y que intenta empujarnos hacia abajo. Pero hay que luchar contra los elementos para poder llegar a la cima. En ocasiones, necesitamos parar para recuperar fuerzas porque nos podemos sentir cansados, con miedo o incluso enfadados.

Mientras que a algunos niños son capaces de expresar su baja autoestima y sus sentimientos de tristeza, otros no son capaces de hacerlo. Muchos niños sienten que sus errores y fracasos son a causa de su incapacidad. Cuando los niños creen que independientemente de lo que hagan nunca tendrán éxito, estarán desarrollando la indefensión aprendida y no percibirán la luz al final del túnel.

Niña con baja autoestima

La baja autoestima en los niños

La baja autoestima en los niños puede estar relacionada con el castigo físico o con la falta de amor y afecto por parte de los padres. Carl Rogers describía que el amor condicional era aquel donde las personas sólo recibían atención positiva de los otros significativos (como los padres) cuando se actuaba de una forma determinada. Esto refuerza al niño para actuar de una forma determinada para lograr el cariño de los padres forzando la baja autoestima. Un niño necesita el amor y apoyo incondicional de sus progenitores para sentirse seguro y feliz.

Los niños con baja autoestima se basan en estrategias de afrontamiento que son contraproducentes, a medida que crecen pueden actuar de forma negativa como intimidando a otros niños, con un comportamiento rebelde o inadecuado, mintiendo, conductas agresivas, de evitación, etc. Aunque no todos los niños con baja autoestima se comportan de este modo, la baja autoestima puede hacer que estas conductas aparezcan en un momento u otro.

Los niños con baja autoestima tienen un comportamiento social peculiar, ya que pueden retirarse, tener pocos amigos, ser tímidos o que les falten habilidades sociales para poder relacionarse adecuadamente con los otros. En ocasiones, pueden tener un amplío círculo de amigos, pero serán más propensos a ceder ante la presión del grupo y a ser más vulnerables a la intimidación. Evitan probar cosas nuevas porque tienen miedo al fracaso y se darán por vencido rápidamente solo porque no se sienten capaces de conseguir sus metas.