¿Cómo saber si he roto aguas? 8 pistas

El inicio del trabajo parto viene acompañado de una serie de síntomas, entre los que destaca el rompimiento de la bolsa amniótica. Te contamos todo al respecto.
¿Cómo saber si he roto aguas? 8 pistas
Leidy Mora Molina

Escrito y verificado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Última actualización: 30 marzo, 2022

El embarazo es una etapa llena de nuevas experiencias, así como de inquietudes por saber que pasará después y cómo se identificarán las manifestaciones del parto. Una de estas dudas es acerca de la ruptura de la bolsa amniótica, conocida también como bolsa de las aguas.

¿Cómo saber si he roto aguas? A continuación, te acercaremos 8 pistas con las que podrás guiarte cuando esto ocurra.

1. ¿He roto aguas?

El término “romper aguas” se refiere a la ruptura del saco amniótico o amniorrexis, que es la membrana que recubre al bebé dentro del útero. Cuando el embarazo llega al término, sus paredes se afinan y por acción de la presión que se genera dentro de la bolsa, acaba por rasgarse y el líquido contenido en ella sale a través de la vagina.

Esta manifestación suele ser uno de los marcadores del inicio del trabajo de parto en muchas mujeres. Por lo general, las contracciones aparecen espontáneamente al cabo de unas horas.

Aunque creas que al romper aguas saldrá un gran chorro, como ocurre en las películas, esto no sucede exactamente así en la realidad. Posiblemente, notes una sensación incómoda por un aumento en la humedad de la vagina, producto de la pérdida constante y lenta de líquido amniótico. Este fluido es acuoso, transparente y no tiene olor.

Vale mencionar que no todas las mujeres rompen aguas antes del inicio de su trabajo de parto. Algunas llegan al hospital con varios centímetros de dilatación y con la membrana indemne. Es estos casos, el especialista valora la necesidad de rasgarla oportunamente o dejar que el proceso ocurra naturalmente.

2. ¿Líquido amniótico u orina?

Es bastante común que en los últimos días del embarazo se produzcan algunas pérdidas involuntarias de orina, ya que el útero crecido presiona la vejiga. Esto puede causarte cierta confusión al momento de identificar qué fluido es el que moja tu ropa interior.

La primera diferencia entre ambos es el olor y el color: el líquido amniótico no tiene olor y es transparente, mientras que la orina es amarillenta y tiene un olor característico a amoniaco.

Otra forma de distinguir los líquidos es a través de los ejercicios de Kegel. Para esto, debes mantener los músculos del piso de la pelvis contraídos. Si se trata de orina, la pérdida se detendrá, pero si se trata de líquido amniótico, esto no sucederá.

liquido bolsa amniotica placenta feto cordon umbilical
La bolsa amniótica resguarda al bebé de cualquier tipo de agresión del exterior y debe mantenerse intacta hasta el final del embarazo.

3. ¿En qué semana se rompe aguas?

Lo normal es que la bolsa amniótica se rompa a partir de la semana 37 de gestación, cuando el embarazo ha llegado al término y el bebé está en condiciones de nacer. Ahora bien, si esto ocurre antes, se lo denomina ruptura prematura de membranas.

En este caso, es probable que el bebé aún no esté preparado para dejar el vientre materno. Por lo tanto, esta se considera una urgencia que requiere ser evaluada prontamente por el especialista.

4. ¿Cuál es el color de las aguas?

El líquido amniótico es claro, transparente y sin olor. Al inicio del rompimiento, el fluido amniótico puede ver acompañado del tapón mucoso, una secreción gelatinosa y rosada con algunas hebras de sangre. Luego, el líquido suele tener el aspecto del agua.

Aunque sea poco probable, si el líquido amniótico se torna de color rojo, amarillo, verde o marrón y tiene un olor fétido, debes concurrir al hospital cuanto antes. Esto podría indicar alguna complicación en tu salud y en la de tu bebé.

5. ¿Gota a gota o como un chorro?

Lo normal es que, al romperse esta bolsa, la pérdida de líquido amniótico sea en forma de goteo lento y constante. En general, comenzará a mojar la ropa interior al punto de hacerte cambiarla varias veces.

En algunos casos, si la ruptura de las membranas es de mayor tamaño, puedes sentir un ligero chasquido y luego tener la sensación de que un líquido caliente sale de su vagina y recorre sus piernas sin poder pararlo. Ten presente que la cantidad de líquido amniótico hacia la semana 37 es alrededor de 800 ml y este saldrá paulatinamente al rasgarse la bolsa.

La cantidad de líquido amniótico que sale por la vagina también puede verse influenciada por la posición de la madre. Esto es porque el bebé puede presionar el área donde se encuentra la ruptura con su cabeza y regular así la emanación del fluido.

6. ¿La rotura de bolsa se acompaña de dolor?

Las membranas del saco amniótico no tienen terminaciones nerviosas, por lo que este proceso es indoloro. Ahora bien, si la bolsa de aguas se rompe a la par de las contracciones, el dolor estará presente, pero se deberá a otra causa.

7. ¿Hay contracciones cuando se rompe aguas?

No necesariamente la ruptura de aguas se acompaña de contracciones y esto depende el momento en el que ocurra (antes o después del inicio del trabajo de parto). Por eso, muchas mujeres que se internan por haber roto aguas, acaban con una inducción al parto.

Lo habitual es que, al comenzar las contracciones, la presión a la que se ve sometida el útero haga que la bolsa se rompa espontáneamente y libere “las aguas” contenidas en ella.

8. ¿Cómo puedo asegurarme de que he roto aguas?

Si sospechas que has roto aguas y estás en las últimas semanas de la gestación, entonces debes acudir al hospital para asegurarte que esto efectivamente ocurre. Pero, ¡sin prisas!

Si el líquido es transparente, sin olor y tienes 37 semanas o más, puedes tomar este síntoma con calma y acudir luego de unas horas al centro de salud. Pues el bebé se tardará algunas horas más en llegar. No olvides apuntar la hora en la que rompas aguas, porque es un dato que el médico o la matrona pueden pedirte.

Por el contrario, si este evento ocurre antes de la semana 37, o si el líquido tiene otras características distintas a las normales (color rojo, amarillo, verdoso o un olor feo) no debes esperar y debes acudir a la brevedad al hospital.

Mujer de parto agarrando la mano de su pareja.
La rotura de bolsa puede ser el primer indicio del parto. Sin embargo, el bebé tardará unas horas más en llegar. ¡Mantén la calma!

Entonces, si has roto bolsa y todo marcha bien, ¡mantén calma! Luego del rompimiento de la bolsa de aguas y el inicio de las contracciones, suelen pasar algunas horas antes de por fin conocer a tu bebé. Eso sí, si has tenido partos anteriores, este proceso podrá ser más rápido que el anterior.

Lo ideal es que estés preparada para este momento, así que pide la recomendación del médico y de la matrona acerca de lo que debes hacer y en qué momento acudir al centro de salud.

Te podría interesar...
¿Cuáles son los síntomas del parto?
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
¿Cuáles son los síntomas del parto?

Existen algunos síntomas del parto que indican cuándo es el momento idóneo para acudir al hospital. Cuando se acerca el momento de dar a luz, los n...