¿Cómo saber que se inició el trabajo de parto?

Marisol 28 diciembre, 2015

El momento del parto es uno de los más esperados por cualquier familia y, por lo general, hay mucha ansiedad por saber cuáles son los signos que indican que el trabajo de parto ha tenido inicio.

Además de los signos evidentes que se dan cuando se acerca el momento de dar a luz, hay algunas señales previas que pueden indicarte que el día del parto está cerca y que debes empezar a prepararte.

Síntomas tempranos del trabajo de parto

Durante las últimas semanas de tu embarazo el cuerpo irá dándote señales que indican que dentro de poco podrás ver a tu hijo.

1. La pelvis desciende. Algunas semanas antes de dar a luz, tu bebé empezará a descender en el interior de tu pelvis. Esto sucede porque el bebé se está poniendo en posición para salir al mundo. Cuando esto ocurre sentirás la necesidad de orinar con frecuencia porque la cabecita del bebé presiona tu vejiga.

2. El cuello uterino se dilata. Para dar paso a tu bebé, el cérvix empieza a dilatarse los días y las semanas antes el nacimiento. En los chequeos que practica el médico, debe medirse la dilatación para ver si tu cuerpo se encuentra adecuadamente preparado.

3. Sentirás más cólicos y dolor de espalda. Especialmente cuando no es el primer embarazo, tendrás dolores en el abdomen y en la parte baja de la espalda cuando el trabajo de parto está próximo a iniciar porque los músculos y las articulaciones están estirándose como parte del aprestamiento corporal.

4. Puedes tener diarrea. Al igual que los músculos de útero, los otros músculos de tu cuerpo se relajan durante la preparación para el nacimiento, incluyendo los del recto y esto puede llevar a que los movimientos intestinales no se den con normalidad, recuerda mantenerte muy bien hidratada.

The Wait

5. Dejas de subir de peso, e incluso puedes perder algunas libras. El aumento de peso tiende a desaparecer cuando se acerca el fin del embarazo, muchas madres incluso empiezan a perder peso, lo que no debe preocuparte porque no afectará al peso de tu bebe al nacer. La explicación para que esto suceda es que los niveles de fluido amniótico son menores.

6. Te sentirás mucho más cansada de lo normal. Durante el último trimestre del embarazo tus noches pueden ser un poco más difíciles de lo que antes eran. Entre la necesidad de orinar constantemente y el cansancio extremo, será más complicado conciliar el sueño. Si no puedes dormir bien durante la noche, procura tomar una siesta en el día para recuperar el tiempo de descanso.

7. Tus articulaciones están más sueltas. La relaxina, una hormona que se libera durante el embarazo, hace que los ligamentos estén un poco menos tensionados. Antes de entrar en trabajo de parto, todas las articulaciones del cuerpo estarán más sueltas porque es la forma de abrir paso al bebé en la pelvis.

Los signos de que el trabajo de parto se aproxima

Childbirth

1. El flujo vaginal cambia de color y de textura. En los últimos días del embarazo puede haber descargas de un líquido no muy espeso o de una especie de membrana mucosa que proviene del útero. En algunos casos, se presentan pequeños goteos de sangre y si te encuentras en las últimas semanas de embarazo, deberías dirigirte al hospital con todo listo.

2. Sientes contracciones más fuertes y frecuentes. Las contracciones son un signo cercano de que ha iniciado la labor de parto durante las últimas semanas. Puedes sentir punzadas en el abdomen mientras el útero se dilata para el gran momento. Algunas características de las contracciones de parto son:

  • Las contracciones son cada vez más fuertes, no se calman.
  • Si cambias de posición el dolor continúa.
  • Comienzan en la espalda baja, van hacia el abdomen y en ocasiones hasta las piernas.
  • Son progresivas, más frecuentes y más dolorosas y se vuelven dolores permanentes que no cesan hasta el nacimiento del bebé.

3. Rompimiento de fuente. Uno de los signos de que el trabajo de parto es inminente, es el momento en que se rompe fuente, pero en muchos casos esto no sucede y hay que poner atención a las otras señales. Este aparatoso rompimiento de fluidos solamente se da en el 15% de los embarazos, así que si no te pasa no debes preocuparte más de la cuenta.

Te puede gustar