Parto: técnicas para aliviar el dolor y dilatar mejor

Cuando pensamos en el dolor del parto nos da un sustico. Ese dolor es tan real como intenso. Pero hay más noticias tu cuerpo está capacitado para sobrellevarlo y hay técnicas que ayudan a aliviar el dolor y a dilatar mejor.


Mi madre dice que durante el parto “se siente un solo dolor”. Con esa expresión quiere explicar que en su experiencia solo sintió un dolor intenso que pasó rápido, pero aunque su historia es válida, los expertos aseguran que en el parto se suceden dos etapas con diferente génesis del dolor.

La primera surge en el período de dilatación, cuando predomina un dolor de tipo visceral. Su intensidad se relaciona directamente con la presión ejercida por las contracciones.

Y la segunda en el período expulsivo, cuando se añade un dolor somático severo y mejor localizado, que se debe al efecto compresivo de la cabeza del bebé sobre las estructuras pélvicas, explica un documento de protocolo del parto elaborado por la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO).

Cómo aliviar el dolor

Este documento explica que hay métodos farmacológicos y no farmácológicos para aliviar el dolor del parto.

Métodos no farmacológicos de eficacia demostrada:

  • Apoyo durante el parto.
  • Inyección dérmica de suero estéril.
  • Inmersión en agua.

De eficacia poco documentada:

  • Psicoprofilaxis.
  • Hipnosis.
  • Acupuntura.

Métodos farmacológicos eficaces

  • Anestesia inhalatoria.
  • Analgesia parenteral (intramuscular o intravenosa).
  • Bloqueo espinal (epidural y subaracnoideo).
  • Anestesia general.

Antes de explicarte algunas técnicas para controlar el dolor, voy a exponer algunas de dilatación extraídas de documentos académicos como la Guía sobre la atención al parto normal y los apuntes de protocolo de SEGO.

06072012213132

Técnicas de dilatación

La aparición de contracciones progresivamente más frecuentes e intensas suele ser la primera señal de que el parto comienza. Gracias a ellas, prestarás atención a lo que está ocurriendo y podrá observarse para tomar las decisiones más oportunas.

Las contracciones se irán convirtiendo en rítmicas y dolorosas consiguiendo que el cuello del útero se adelgace de forma gradual, adquiera una consistencia blanda y vaya dilatándose.

Durante el proceso de dilatación los expertos aconsejan no permanecer necesariamente acostada, sino moverse y adoptar cualquier posición en la que te encuentres cómoda a lo largo del periodo de dilatación.

También es bueno beber líquidos claros (agua, zumos sin pulpa, té o café. bebidas isotónicas). Las bebidas isotónicas son las más recomendables porque además de hidratar, proporcionan pequeñas cantidades de glucosa y previenen la cetosis.

Algunas posiciones cómodas, que te evitan permanecer tumbada sobre la espalda son las verticales (sentada, de pie, acuclillada) o laterales (tumbada de lado). Estas se asocian a trabajos expulsivos de menor duración.

Además las mujeres que adoptan la posición de apoyo manos y rodillas encuentran que es la más cómoda para dar a luz, y han reportado menor dolor lumbar y menor dolor perineal postparto, resaltan los apuntes de la Guía sobre la atención al parto normal.

Aplicar compresas calientes en el periné durante el expulsivo y evitar el masaje perineal, al igual que realizar el pujo de forma espontánea son parte de los consejos.

family

Técnicas para aliviar el dolor

Entre los métodos no farmacológicos de eficacia demostrada destaca el apoyo durante el parto. Esto a primera vista parece una recomenación hippie, pero resulta que está comprobada científicamente.

Tras la revisión Cochrane publicada en 2006, el apoyo continuo de la parturienta debe considerarse como efectivo en el alivio del dolor. En esta revisión de 15 estudios con un total de 12.791 mujeres.

Una de las conclusiones es que las mujeres que recibieron apoyo intraparto continuo fueron menos proclives a cualquier tipo de analgesia intraparto o a mostrarse insatisfechas en su experiencia del parto y tuvieron menos partos instrumentales.

El acompañamiento durante el parto proporciona seguridad, hace más tolerable el dolor de las contracciones y facilita el progreso del parto. La persona que te acompañe durante el parto debe ser cuidadosamente elegida por ti.

Tu acompañante tendrá que saber cómo deseas vivir tu parto y ser capaz de cuidarte, apoyarte y animarte en todo momento, sin dejarse llevar por los nervios o la implicación emocional.

Ahora entre los métodos no farmacológicos de eficacia poco documentada está la acupuntura. Aunque numerosos estudios han valorado el beneficio de la acupuntura en el alivio del dolor durante el parto y se ha comunicado una eficacia del 63% o una reducción en la necesidad de analgesia de hasta un 94%.

Analgesia espinal: epidural e intradural

Uno de los métodos farmacológicos de eficacia demostrada es la analgesia espinal porque proporciona un alivio del dolor durante todos los períodos del parto.

Su efecto es superior a la de cualquier otra analgesia sistémica y es de gran seguridad. Es, por tanto, el método de elección para el alivio del dolor del parto y debe estar disponible para todas las parturientas.

Los especialistas aseguran que la mera petición de la parturienta, en ausencia de contraindicaciones, debe ser indicación suficiente para la instauración de esta analgesia, que es la más efectiva y segura.

Además, en determinadas situaciones, presenta beneficios no aportados por otros tipos de analgesia, con lo que su administración se encuentra especialmente indicada y sería labor del obstetra informar adecuadamente, lo que, sin duda, animará a la parturienta a solicitarla

La analgesia epidural es el método para el alivio del dolor más estudiado y difundido, no obstante al aplicarla no sientes las contracciones por lo que tienen que indicarte cuándo hacerlo.

Categorías: Preparación para el parto Etiquetas:
Te puede gustar