¿Cómo quitar el chupete al bebé?

Óscar Dorado · 14 agosto, 2018
Como madre, es probable que tengas dificultades para quitar el chupete al bebé. Por ello, en el siguiente artículo te contamos la mejor manera de hacerlo sin que esto signifique una lucha de no acabar.

Para quitar el chupete al bebé, lo primero que debes saber es que no existe una fórmula perfecta. Sin embargo, en este artículo te daremos algunos consejos que facilitarán esta transición tan significativa para el pequeño.

Ciertamente, si estás planificando la retirada del chupete es necesario hacerlo con antelación y asegurarte que no coincida con otro gran evento, como una mudanza o el nacimiento de un nuevo hermano. En estos casos, lo mejor es abordar los grandes eventos uno a uno, para ayudar a minimizar el estrés del pequeño.

Sin ninguna duda, cuanto antes decidas eliminar el chupete del niño, más fácil será. No olvides que a partir de los 12 meses, el bebé se volverá cada vez más reacio a cambiar ciertos hábitos.

Al igual que cualquier otra adicción, la dependencia de tu hijo hacia el chupete se puede tratar mejor quitándolo de manera progresiva. Esto puede hacer que el proceso sea un poco más fácil, tanto para ti como para el pequeño.

Si tus intentos por quitar el chupete al bebé son inicialmente fallidos, no debes entrar en pánico y ponerte nerviosa, ni tampoco imponer una presión innecesaria sobre el bebé. Recuerda que este episodio no es un reflejo de tus habilidades como madre.

Cuando sea el momento adecuado, eventualmente se dará por vencido. Mientras tanto, trata de relajarte, ya que hay peores vicios. Te contamos algunas formas de lograrlo a continuación.

Consejos para quitar el chupete al bebé

Estos son algunos consejos que te ayudarán a quitar el chupete al bebé. ¡Estamos convencidos que lograrás conseguirlo!

1. Utiliza la imaginación

La infancia es una época mágica y, por lo tanto, puede ser un momento perfecto para utilizar la imaginación para quitar el chupete al bebé. Aprovechando esta circunstancia de su vida, puedes trazar estrategias muy efectivas y divertidas para eliminar este hábito de su vida. 

El chupete permite a los bebés calmar su ansiedad, pero siempre llega un momento en el que debe dejarlo.

Por ejemplo, puedes jugar con el bebé a que un hada mágica viene por la noche para recoger todos los chupetes, dejando un pequeño obsequio a cambio. Esta mentira piadosa permitirá motivar a los pequeños a llevar a cabo la transición, además de trabajar su imaginación.

2. Reduce el tiempo de chupete progresivamente

En segundo lugar, te recomendamos que, si simplemente no te interesa quitárselo de manera inmediata, trates de reducir el tiempo de chupete de manera paulatina. Esto significa que puedes comenzar dándole el chupete solo a la hora de la siesta o al momento de acostarse.

Cuando pasen algunas semanas, puedes empezar a dejar de ofrecerlo a la hora de la siesta. Una vez que tu hijo se acostumbre a dormir la siesta sin necesidad del chupete, es el momento ideal para trabajar en lo mismo a la hora de acostarse.

Alternativamente, te recomendamos mantener el chupete escondido en tu bolsillo y aumentar la cantidad de tiempo que esperas antes de entregárselo. Si observas que el pequeño no se molesta, puedes intentar darle un juguete o consolarle con otros gestos.

“Cuanto antes decidas eliminar el chupete del niño, más fácil será. A partir de los 12 meses, el bebé se volverá cada vez más reacio a cambiar ciertos hábitos”

3. Trata de calmar al bebé de otras maneras

Es posible que, durante las primeras veces que le quitas el chupete al bebé, necesites calmarlo de otras maneras, ya sea con un movimiento de balanceo, un canto o masajes suaves.

El objetivo es claro: aliviar la incomodidad que supone para el bebé y ayudarle a calmarse sin necesidad de usar el chupete. En este sentido, también puedes utilizar mantas con un borde satinado suave o un animal de peluche. ¡De seguro estos métodos funcionarán!

Muchas personas desaconsejan colocar pendientes a las niñas y piden su prohibición.

4. Comunica tu intención a todas las personas que cuiden al bebé

Por último, si deseas quitar el chupete al bebé, es importante que todos los cuidadores o personas que estén en contacto con el bebé conozcan tus planes. Esto significa que, en casa o en la guardería, deben recibir las indicaciones oportunas para no confundir al pequeño.

Para acabar, recuerda que los consejos anteriores pueden ayudarte a quitar el chupete al bebé. Sin embargo, cada niño es distinto y no todos los métodos funcionan para todos los bebés.

Lo que sí es necesario en todos los casos es paciencia y determinación. Por lo tanto, no te preocupes en exceso; ¡con esta lista de consejos lograrás conseguirlo!