¿Cómo puede afectarte escuchar consejos sobre la educación de tus hijos?

Cuando te conviertes en madre, todo el mundo parece querer opinar sobre lo que es mejor para tu familia. Descubre cómo pueden afectarte los consejos de los demás.
¿Cómo puede afectarte escuchar consejos sobre la educación de tus hijos?
Elena Sanz Martín

Escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz Martín el 02 Enero, 2021.

Última actualización: 02 Enero, 2021

Si eres madre primeriza, e incluso si ya has tenido más de un hijo, es probable que albergues muchas dudas respecto a la crianza. Nadie nace sabiendo y, con frecuencia, precisarás de la guía y la orientación de otras personas para realizar tu labor.

Sin embargo, a veces parece que todo el mundo tiene una opinión sobre lo que es mejor para tu familia y esto puede llegar a frustrarte y confundirte. Por ello, has de tener cuidado a la hora de escuchar consejos sobre la educación de tus hijos.

Cualquier tema relacionado con la instrucción de los menores puede resultar controvertido. Desde que tu pequeño nazca hasta que sea adulto tendrás que lidiar con numerosos y diferentes puntos de vista respecto a lo que es correcto o incorrecto. Lactancia o biberón, cuna o colecho, colegio público o privado… En cada decisión que hayas de tomar encontrarás opiniones diversas. Así, es importante que te preguntes a quién vas a escuchar y por qué.

¿Cómo puede afectarte escuchar consejos sobre la educación de tus hijos?

Madre hablando con su hijo sobre cómo puede afectarte escuchar consejos sobre la educación de tus hijos.

Nuevas perspectivas

Debatir con otras personas aquellos asuntos que te preocupan respecto a la educación de tus hijos puede ser positivo. En primer lugar porque te ayudará a sentirte menos sola y perdida. Comprobarás que hay otros que pasaron o están pasando por lo mismo, que se sintieron igual que tú y lograron salir adelante. Pero, además, podrás acceder a valiosa información y contemplar diferentes perspectivas.

Hablar con profesionales de la salud, leer libros o consultar revistas divulgativas de educación te aportará una enriquecedora guía sobre cómo actuar. Como antes dijimos, no necesitas saberlo todo y hay profesionales que pueden aportarte su visión basada en años de estudios y experiencia. Así, es posible que descubras pautas, técnicas y explicaciones que no conocías, pero que resultan de gran ayuda.

Del mismo modo, escuchar a tu entorno cercano puede abrirte nuevas perspectivas. Cada madre que ha atravesado una situación similar a la tuya puede aportarte valiosos consejos, ideas o estrategias en las que, tal vez, no habías reparado.

Confusión y frustración

Sin embargo, escuchar consejos sobre la educación de tus hijos no siempre es beneficioso. Si buscas, si preguntas, encontrarás ingentes cantidades de información y opiniones, muchas veces contradictorias. Esto puede llegar a confundirte enormemente, ya que no sabrás a cuál de ellas dar más crédito y credibilidad.

Además, es posible que termines sintiéndote atrapada e incapaz de decidir, pues no habrás logrado encontrar una única respuesta correcta.

Es indudable que tu deseo siempre será hacer lo mejor para tu hijo. Pero la frustración aparece cuando no es posible determinar qué es lo adecuado. “¿Si le quito el chupete tan pronto le causaré un daño emocional? Y, si se lo dejo, ¿tendrá consecuencias negativas en el habla?”. Siempre habrá opiniones divididas y a cuantas más personas consultes, mayor será la división. ¿Qué puedes hacer entonces?

¿De quién vas a escuchar consejos sobre la educación de tus hijos?

En primer lugar, selecciona cuidadosamente en quién vas a confiar para escuchar un consejo, pues no todas las opiniones te resultarán igual de válidas. Por norma general, los profesionales se basan en estudios y evidencias contrastadas y sus recomendaciones han de ser las primeras a las que prestes atención.

Madre jugando con su hijo en un parque en otoño.

Por otro lado, a la hora de recurrir a tu entorno cercano, intenta tener en cuenta dos aspectos:

  • Asegúrate de que esa persona te aprecia, te respeta y realmente quiere lo mejor para ti. Recuerda que, desafortunadamente, no todos los consejos son bienintencionados.
  • Observa la realidad de quien te está dando el consejo. ¿Logró resolver adecuadamente la situación? ¿Es una persona feliz? ¿Sus hijos están sanos y felices? ¿Representa un ejemplo para ti? Es imprescindible centrarse en los hechos, pues son el resultado al que llegarás actuando como esa persona, asegúrate de que te agraden.

Tú eres su madre, sigue tu instinto

Por último, no podemos dejar de recomendarte que te escuches y priorices tus propias opiniones. Sí, los expertos han realizado investigaciones y otras madres ya tienen experiencia en ello, pero solo tú eres la madre de tus hijos. Por ende, la última palabra ha de ser tuya.

Ábrete a conocer distintas maneras de educar, infórmate, escucha opiniones; pero, a la hora de la verdad, sigue tu instinto. En ocasiones nos dejamos llevar por normas y mandatos externos y vamos contra nuestra propia naturaleza. Confía en ti; si crías con amor y respeto, lo estarás haciendo bien.

Te podría interesar...
Mamá primeriza: el centro de una avalancha de consejos
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Mamá primeriza: el centro de una avalancha de consejos

He aqui consejos para sobrellevar las recomendaciones de las  personas con respecto a la crianza de tu bebe siendo mamá primeriza sin enojarte en el intento




Graduada en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid en el año 2015, con itinerario en psicología clínica. Máster en Psicología Clínica y de la Saludy Máster en Psicoterapia Cognitivo-Conductual por el Instituto Superior de Estudios Psicológicos (ISEP). Ha realizado formación complementaria en Terapia Familiar y en Abordaje de las Adicciones en la mujer (Fundación Instituto Spiral - Madrid). Con gran vocación y pasión por su profesión, trabaja como psicóloga autónoma desde el año 2018 en Valladolid y continúa formándose para poder acercar a las personas los conocimientos y recursos que la psicología proporciona para lograr una mayor calidad de vida. Número de colegiada: P-02328.