¿Cómo puede afectar la listeriosis al embarazo?

29 agosto, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Olga Carbajo
La listeriosis es una enfermedad causada por una bacteria del género Listeria. Generalmente, la enfermedad no reviste gravedad salvo en los grupos de riesgo, como las mujeres embarazadas o ancianos.

Recientemente, a raíz de un mal procesamiento alimenticio, se ha desencadenado a nivel nacional un brote de listeriosis. En España, ya son casi un centenar los afectados y se he registrado un caso en el extranjero. Pero ¿puede afectar la listeriosis al embarazo?

Los microorganismos infectan por igual a las personas, independiente de su edad o sexo. Son nuestras condiciones físicas las que marcan la diferencia en el proceso infeccioso. De nuestro estado de salud dependerá el cómo nos afecte la infección y las repercusiones que esta pueda tener.

¿Qué es la listeriosis? Efectos al embarazo

La listeriosis es una enfermedad provocada por una bacteria llamada Listeria monocytogenes. Se contrae al consumir alimentos en cuyo procesamiento se han infectado por dicha bacteria, aunque también puede hallarse en el agua o en la tierra.

La leche no pasteurizada o los alimentos mal procesados son algunos de los productos crudos en los que puede localizarse el foco de una posible infección. El actual brote en España se ha originado en una empresa de alimentos cárnicos procesados y, por supuesto, afectará a todo aquel que consuma un producto contaminado.Bacteria listeria que provoca la listeriosis.

Los primeros síntomas pueden confundirse con una intoxicación alimentaria causada por otros  microorganismos como la salmonela, ya que concurren:

  • Fiebre y escalofríos.
  • Dolor de cabeza.
  • Malestar estomacal.
  • Vómitos.
  • Diarrea, en raras ocasiones.

Y aunque la enfermedad se combate fácilmente con antibióticos, el Centro de Control de Enfermedades (CDC) advierte de posibles complicaciones en los siguientes grupos de riesgo: personas mayores o con el sistema inmune debilitado, embarazadas y nonatos.

Efectos adversos de la listeriosis durante el embarazo

Hay que tener en cuenta que, como en todo proceso infeccioso, el no atajar a tiempo el avance del microbio puede ocasionar que este invada otros órganos fuera de los intestinos. El parásito podría atravesar tanto la barrera hematoencefálica y provocar una meningitis como, también, la barrera placentaria.

En el caso de las mujeres embarazadas, la infección puede llegar hasta el bebé y ocasionar desde un aborto espontáne o un pato prematuro a infecciones en el recién nacido donde las secuelas pueden ser irreversibles e, incluso, mortales.

No debe crearse alarma en la población. El microbiólogo Rafael Cantón, portavoz de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica llama a la tranquilidad de la gente. Por regla general, las mujeres gestantes solo presentan síntomas de fiebre, cansancio y dolores musculares, aparte de los relacionados con el proceso gastrointestinal.

Desarrollo de la enfermedad

Los síntomas pueden aparecer inmediatamente tras el consumo de un alimento contaminado o hasta 70 días después de su ingesta. Sin embargo, lo normal es que la listeriosis invasiva tenga un periodo de incubación de 1 a 4 semanas previo al desarrollo de la enfermedad.Lavar bien los alimentos para evitar la listeriosis.

Si el embarazo se encuentra en el tercer trimestre de gestación, con frecuncia la listeriosis no afectará al embarazo; suele ser asintomático o asemejarse a un proceso gripal, siempre y cuando sea tratada. En otro momento del embarazo, y una vez atravesada la barrera materno-fetal, se producirá una infección intrauterina debido a la sepsis.

Del mismo modo, puede contagiarse al neonato durante el parto. En estos casos, la listeriosis severa puede ocasionar meningitis, encefalitis o dolores de cabeza si el sistema nervioso central se hubiera visto afectado. Una temprana detección y el suministro de antibióticos a tiempo deberían evitar tales complicaciones.

Consejos para evitar contagios

Al encontrarse la bacteria tanto en agua como en suelos contaminados, el CDC recomienda lavar correctamente las verduras o productos obtenidos del campo antes de su consumo. También, insta a las mujeres gestantes a cocinar bien la carne para evitar posibles infecciones y que el embarazo no se vea comprometido.

Asimismo, debe evitarse el consumo de alimentos elaborados con leche no pasteurizada, como quesos o yogures de leche fresca, ya que dichos derivados pueden portar la bacteria al no ser sometidos a altas temperaturas para eliminar los microbios.

Si sospecháis que podéis haber contraído la enfermedad, os aconsejamos que acudáis cuanto antes al servicio médico y pongáis en su conocimiento la posibilidad de haber ingerido un alimento contaminado, incluso si ya han transcurrido varias semanas. Un diagnóstico temprano evitará consecuencias mayores.

«Cada vez hay más listeriosis, en parte debido al modo de vida actual y al aumento en el consumo de alimentos preparados».

-Rafael Cantón-

  • Medline. (31 julio 2019). Listerioris [artículo web especializada]. Recuperado de: www.medlineplus.gov
  • CDC. (29 junio 2017). Listeria monocytogenes [artículo en web especializada]. Recuperado de: www.cdc.gov
  • Montojo M. (20 agosto 2019). Entrevista a Rafael Cantón. Recuperado de: www.eldiario.es