Cómo prevenir la deformidad de la cabeza del bebé

Mantener a un bebe recién nacido en una misma posición puede tener como consecuencia deformidades en los huesos del cráneo. Esto sucede porque no pueden moverse por sí solos o incorporarse.
Cómo prevenir la deformidad de la cabeza del bebé
Maria del Carmen Hernandez

Escrito y verificado por la dermatóloga Maria del Carmen Hernandez.

Última actualización: 23 enero, 2023

El dormir siempre en la misma posición puede provocar deformidad de la cabeza del bebé. En la mayoría de los casos, esta afección craneal postural ocurre intraútero o en el momento del parto. Esta situación puede causar gran preocupación en los padres por no saber como responder o si es algún tipo de patología en particular.

Asimismo, se trata de una condición que se puede prevenir. A continuación, te detallamos más al respecto y te contamos cómo prevenir la deformidad de la cabeza del bebé.

¿Qué es la plagiocefalia?

Se denomina plagiocefalia a la asimetría craneal que padecen algunos bebés. La forma de la cabeza se describe como un paralelogramo y hay aplanamiento unilateral del occipucio con desplazamiento anterior hacia el mismo lado de la oreja. Con menos frecuencia, la forma de la cabeza puede ser braquicefálica.

El aumento de las consultas por esta patología se generó durante la campaña “Back to sleep”, promovida por la Academia Americana de Pediatría, para disminuir el número de casos de muerte súbita. La deformidad de la cabeza de los bebés puede tener dos orígenes:

  1. Prenatales: dentro del útero de la madre
  2. Posnatales: posterior al nacimiento.
La incidencia de la plagiocefalia es mayor a las seis semanas de edad y aumenta hasta un máximo a los cuatro meses. Luego, disminuye de manera lenta durante dos años.

Factores que influyen en la deformidad de la cabeza del bebé

Los factores que aumentan el riesgo de plagiocefalia posicional son los siguientes:

  • Sexo masculino.
  • Primogénito.
  • Rotación pasiva limitada del cuello al nacer (tortícolis congénita).
  • Posición supina para dormir al nacer y a las 6 semanas.
  • Alimentación con biberón.

Solo algunos de los factores que favorecen el desarrollo de esta condición pueden ser modificables. Por lo tanto, en ellos se fundamentan las recomendaciones y medidas a optar para prevenirla.

¿Qué son las fontanelas de los bebés?

Las fontanelas, que suelen denominarse “puntos blandos”, son una de las características anatómicas más prominentes del cráneo del recién nacido. Durante la infancia están presentes seis fontanelas, de las cuales las más notorias son la anterior y la posterior. Se trata de espacios fibrosos que se producen cuando se yuxtaponen más de dos huesos craneales o se pueden definir como un lugar en donde se unen dos o más suturas.

La permeabilidad y maleabilidad de las fontanelas son lo que le confieren al cráneo su sensibilidad característica en los recién nacidos.

Conoce cómo prevenir la deformidad de la cabeza del bebé

La mayoría de los casos de deformidad de la cabeza en los bebés se debe a causas posnatales. Es decir, ocasionada por las posiciones que adopta el recién nacido al momento de dormir. Algunas de las maniobras más importantes para la prevención de la plagiocefalia incluyen la posición de dormir y el uso del tiempo boca abajo.

Recomendaciones

Cuando se alimenta al bebé con biberón, es importante que el adulto alterne los brazos para que el pequeño no quede siempre en la misma posición.

Las recomendaciones se basan en maniobras que se deben llevar a la práctica desde el primer día. Algunas de las mencionadas por la Sociedad Argentina de Pediatría son las siguientes:

  • Colocar la cabeza para estimular el acostarse de cada lado en decúbito supino. Esto evitará que exista un lado favorito para dormir.
  • La posición boca abajo durante el tiempo de vigilia (tiempo boca abajo) durante 10 a 15 minutos, al menos 3 veces al día, disminuye el desarrollo de la plagiocefalia postural.
  • Minimizar la presión sobre la parte posterior de la cabeza del bebé siempre que esté despierto.
  • El bebé siempre debe estar despierto y bajo vigilancia durante el tiempo boca abajo.
  • Comenzar con períodos cortos de tiempos boca abajo varias veces al día y aumentarlo de manera sucesiva.
  • Solo llevar al bebé en el asiento para autos durante algún viaje en el vehículo.
  • Minimizar el tiempo en que la parte posterior de la cabeza del bebé se coloca sobre las superficies duras.
  • Alternar los brazos cuando se alimenta con biberón.
  • Utilizar almohadillas especiales, que tengan una depresión para apoyar la cabeza sin generar demasiada presión en los huesos del cráneo.

Se recomiendan ejercicios de fisioterapia que contribuyen a mejorar la deformidad de la cabeza. Por lo tanto, una vez arribado el diagnóstico, a través de las indicaciones médicas, los padres colaborarán con la mejoría de la condición.

El diagnóstico de la deformidad de la cabeza del bebé

La deformidad en la cabeza del bebé se puede diagnosticar al realizar un examen físico en el lactante. Incluso, se puede hacer una radiografía del cráneo para descartar la craneosinostosis; o una ecografía, una resonancia magnética y una tomografía computarizada para arribar a un diagnóstico definitivo.

La gravedad de la deformidad de la cabeza se puede medir al utilizar un calibre diagonal durante el examen físico, que mide la diferencia entre las longitudes diagonales en cada lado de la cabeza.

Te podría interesar...
¿Qué es la plagiocefalia posicional?
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
¿Qué es la plagiocefalia posicional?

La plagiocefalia posicional es una deformación del cráneo del bebé, como consecuencia a una presión externa. ¿Puede evitarse? ¿Cómo se trata?



  • Cavalier A, Picaud JC. Prévention de la plagiocéphalie posturale [Prevention of positional plagiocephaly]. Arch Pediatr. 2008 Jun;15 Suppl 1:S20-3. French. doi: 10.1016/S0929-693X(08)73943-5. PMID: 18822255.
  • Losee JE, Mason AC. Deformational plagiocephaly: diagnosis, prevention, and treatment. Clin Plast Surg. 2005 Jan;32(1):53-64, viii. doi: 10.1016/j.cps.2004.08.003. PMID: 15636765.

El contenido de Eres Mamá es solo para fines educativos e informativos. En ningún momento sustituye el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.