¿Cómo manejar la ansiedad posparto?

Este artículo fue redactado y avalado por la profesora Marisol Rendón Manrique
· 29 enero, 2019
Aprende a identificar la ansiedad posparto y a manejarla de una forma saludable.

La ansiedad posparto y la depresión son afecciones que con frecuencia agobian a muchas mujeres en el mundo. Esto se debe a que la preocupación y el estrés trascienden los límites saludables y terminan causando condiciones más complicadas. En este orden de ideas, es importante distinguir lo que se considera “normal” en esta etapa de la vida de la madre.

Comenzaremos por decir que la preocupación que surge en la cotidianidad de una madre es normal cuando se trata de algo pasajero. Es un hecho fundamentado en la realidad que deja de ser motivo de angustia cuando se resuelve. Sin embargo, cuando se trata de ansiedad posparto, la preocupación continúa incluso cuando se ha dado solución a la situación.

Asimismo, la ansiedad puede llegar a modificar la percepción de la realidad y presentarse persistentemente. Son estos casos los que requieren medidas inmediatas que impidan que la vida cotidiana de la madre sea estresante y poco saludable para ella y para el bebé.

“La angustia posparto afecta a entre un 50 y un 80 % de las nuevas madres (de 50 a 80 en 100). Los síntomas pueden aparecer en cualquier momento. Por lo general se origina debido al cambio hormonal repentino que afecta a la madre y al agobio que siente por ser madre de un bebé que depende completamente de ella”.

–Maternal and Infant Care Clinic–

Síntomas de la ansiedad posparto

Tanto madres como padres pueden sentirse arrepentidos de ser padres sin sentir culpa por ello.

Típicamente, los síntomas se presentan entre las dos primeras semanas y el año después del parto. Pueden combinarse señales como:

  • Dificultad para enfocar la concentración en diferentes actividades.
  • Temor de abandonar el hogar, sola o con el bebé.
  • Irritabilidad, ira y reacciones impulsivas.
  • Temores permanentes por la salud y la seguridad del bebé.
  • Náuseas, vómitos, mareos, problemas respiratorios, tensión en los músculos y diarrea.
  • Dificultades para conciliar el sueño y poco apetito.
  • Constantes pensamientos de que algo terrible sucederá.
  • Cansancio y fatiga permanentes por la falta de descanso.

¿Qué se puede hacer si se presenta ansiedad posparto?

  • Es fundamental que la madre descanse lo suficiente mientras el bebé duerme, ya que de otro modo la falta de sueño puede afectar la salud física y mental de la madre.
  • Otro aspecto importante es informar a la familia y familiares cercanos de la situación. Así podrán ser partícipes del proceso y ayudar a que los temores infundados se disipen.
  • Una madre con angustia o ansiedad posparto debe evitar pedir muchos consejos; sobre todo cuando se trata de la crianza del bebé, habrá opiniones muy variadas. Como consecuencia, la madre no sabrá a cuál de todas las recomendaciones debe hacer caso.
  • Es recomendable limitar el contacto con personas que aumenten el estrés en la mujer. Todos querrán decir qué es lo mejor para el bebé, pero el instinto de la madre es la única respuesta correcta.
  • Dejar espacio al esparcimiento y la relajación es fundamental. Aunque el tiempo libre sea restringido, es necesario dedicar unos minutos a la relajación y a tener una apropiada alimentación.
  • Se deben evitar sustancias como la cafeína, la nicotina y el alcohol. Estos estimulantes pueden alterar el sistema nervioso y empeorar las condiciones de estrés y ansiedad.
  • Es bueno encontrar estrategias que aporten paz. Por ejemplo, practicar actividad física, un juego de mesa, escuchar música o dar un paseo. De esta forma se desactivan las señales de emergencia que la ansiedad envía a todo el cuerpo y podrá estar más tranquila.
  • Por último, hay que evitar detonantes de ansiedad; no es el mejor momento para ver programas de televisión violentos o películas de terror. Tampoco es prudente revisar las noticias de tragedia o cualquier fuente que traiga intranquilidad y alimente el estrés.
Mujer con ansiedad posparto.

Finalmente…

Si eres madre y te has identificado con estos síntomas, o si conoces a una madre que puede estar sufriendo ansiedad posparto, ten presente que hay muchas organizaciones especializadas en el tratamiento de esta condición. Algunas de ellas se encargan de brindar atención 24/7 para resolver todas las dudas con respecto a la maternidad. Si tienes alguna pregunta, puedes consultarles.

Aunque es difícil enfrentar una responsabilidad tan grande, una vida que depende por completo de ti, ten presente que no estás sola y que hay muchos recursos a tu disposición.

  • Heron J., O’Connor T.G., Golding J., Glover V., The ALSPAC Study Team. The course of anxiety and depression through pregnancy and the postpartum in a community sample, J. Affect Disorders 2004; 80(1): 65-73.