¿Cómo influyen las redes sociales en los niños?

04 Febrero, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Marián Carrero Puerto
Las redes sociales han cambiado la forma de comunicarnos y relacionarnos con los demás. ¿Cómo influyen las redes sociales en los niños? Conoce los riesgos a los que están expuestos.
 

Para muchos niños, el uso de las redes sociales se está convirtiendo en algo casi imprescindible. A una edad cada vez más temprana, los niños están pidiendo un teléfono móvil a sus padres o familiares. Muchos, optamos por darle el teléfono móvil, quizás para evitar una posible rabieta o por otra cuestión. Sin embargo, no nos estamos percatando de todos los riesgos que puede entrañar su uso inadecuado. ¿Cómo influyen las redes sociales en los niños?

El avance constante de las nuevas tecnologías ha modificado la forma en la que los niños estudian, se relacionan e invierten su tiempo de ocio. Internet y las redes sociales virtuales, tales como Youtube, Instagram, Twitter o Facebook, entre otras, han comenzado a ocupar un lugar cada vez más destacado en el proceso de socialización y se han convertido (cada vez más) en un elemento esencial para sus vidas.

“Hoy en día, disponen no solo del teléfono de línea para comunicarse, sino, además, del celular para mandar mensajes y de internet para enviar e-mails, chatear, tener un blog o estar en una red social”.

– Morduchowicz –

¿Qué ven los niños en las redes sociales?

En un estudio se observó cómo los niños más pequeños (de 5 a 8 años) hacían un uso muy limitado de las redes sociales virtuales, centrado, sobre todo, en las aplicaciones de juegos que ofrece la red, articulándolo con la utilidad social que ofrece, mientras que los niños a partir de los 9 años de edad ya priorizaban la utilidad social por encima de las aplicaciones.

 
Niñas con un ordenador consultando sus redes sociales.

Las redes sociales e internet le dan a los niños de hoy la oportunidad de convertirse en verdaderos productores de contenidos. Les permite expresarse con su propia voz, pueden representar sus propias experiencias e incluso algunos graban en tiempo real sus vidas. Ser autor de un blog, de un perfil en una red social o un youtuber les da la posibilidad de ejercer el derecho a participar y a hacerse oír. Se muestran, se hacen visibles y se presentan como actores sociales.

McQuail (2000) establece que existen cuatro categorías de gratificación que los medios ofrecen a sus audiencias:

  1. Diversión, dado que permite escapar de presiones, del peso de los problemas y, por tanto, se convierte es un escape emocional.
  2. Relaciones personales, a través de la compañía y la utilidad social. Las redes sociales permiten comunicarnos unos con otros sin necesidad de movernos.
  3. La identidad personal como referencia profesional, exploración de la realidad y el refuerzo de valores.
  4. Vigilancia como acceso a información sobre el mundo.

“En el pasado, eras lo que tenías. Ahora eres lo que compartes”.

– Godfried Bogaard –

 

Los peligros de las redes sociales en los niños

Internet y las redes sociales pueden alentar fácilmente conductas inadecuadas debido al anonimato o a la posibilidad de poder falsear la identidad de la persona, como el exhibicionismo, la agresividad o el engaño, por citar algunos. A continuación, describiremos algunos de los peligros a los que los niños pueden estar expuestos:

  • Grooming. Es un conjunto de estrategias que una persona adulta desarrolla para ganar la confianza del niño a través de internet, adquiriendo control y poder sobre el niño, con el fin último de abusar de él sexualmente.
    Niños mirando sus redes sociales en el móvil.
  • Ciberbullyingciberviolencia o violencia virtual. Los niños que están vinculados con el acoso escolar utilizan los medios de comunicación como otra forma de ejercer violencia hacia sus iguales, especialmente desde el anonimato.
  • Sexting. Es una práctica que consiste en compartir imágenes de tipo sexual, personal o de otros, por medio de teléfonos o internet. El riesgo es que las imágenes sean publicadas y viralizadas sin permiso.
  • Ciberadicción o conducta adictiva a internet. En un patrón de comportamiento caracterizado por la pérdida de control sobre el uso de internet. Este tipo de conducta conduce al aislamiento y al descuido de las relaciones sociales, de las actividades académicas, de las actividades recreativas, de la salud y de la higiene personal.
 

“La vida social ya se ha transformado en una vida electrónica o cibervida”.

– Zygmunt Bauman –

Algunos consejos para supervisar y controlar a los niños

  • Ser un modelo en el uso adecuado de las redes sociales. Los adultos somos el ejemplo más directo que tienen los niños.
  • Disminuye el tiempo que el niño puede permanecer conectado.
  • Incentiva estar tiempo en familia sin la necesidad de aparatos electrónicos.
  • Comprueba el historial de páginas por las que ha estado navegando.
  • Explícales los riegos que puede tener el uso inadecuado de las redes sociales.
  • Dejar los aparatos electrónicos fuera de la habitación por la noche.
  • Apaga el wifi por la noche.

 
  • Arab, L. E., & Díaz, G. A. (2015). Impacto de las redes sociales e internet en la adolescencia: aspectos positivos y negativos. Revista Médica Clínica Las Condes26(1), 7-13.
  • McQuail, D. (2000). Introducción a la teoría de la comunicación de masas. Barcelona: Paidós.