Cómo influye la alimentación en la fertilidad

Aprender cómo influye la alimentación en la fertilidad ayuda a prepararte para lo que más deseas en el mundo: ser mamá. Lo ideal es llevar a cabo una dieta variada, con los nutrientes que requiere el cuerpo para el embarazo.

Una buena alimentación debe convertirse en el hábito principal en la vida de todo aquel que desee un estilo saludable. No obstante, esto se vuelve más importante cuando se desea la llegada de un hijo, tanto para el hombre como para la mujer. A continuación, profundizaremos sobre cómo influye la alimentación en la fertilidad; toma nota y realiza los cambios necesarios.

¿Cómo influye la alimentación en la fertilidad femenina?

La obesidad es un problema de salud que incluye a la infertilidad como una de sus posibles consecuencias. Asimismo, en el otro extremo, un consumo reducido de calorías disminuye los nutrientes y reduce la capacidad de quedar embarazada. En ambos casos se produce una alteración del ciclo menstrual, lo que afecta la producción saludable del óvulo.

Por otra parte, una ingesta correcta de nutrientes asegura el desarrollo saludable del embrión y, como consecuencia, la gestación de un bebé sano y fuerte.

Además, a través de la alimentación sana, se pueden evitar problemas de salud tanto en la madre como en el pequeño. También disminuye la probabilidad de sufrir abortos en cualquier fase del embarazo.

Alimentación en la fertilidad masculina

En los hombres también influye la alimentación en la fertilidad; se puede mejorar la calidad del semen con una nutrición balanceada. Se estima que un 40% de los problemas reproductivos vienen ligados a una mala alimentación.

Lo ideal es consumir alimentos ricos en antioxidantes, que prevengan el envejecimiento del aparato reproductor y estimulen la motilidad de los espermatozoides. Los hombres que aumentan el consumo de frutas y verduras mejoran significativamente la calidad y salud del esperma.

Saber cómo influye la alimentación en la fertilidad del hombre y la mujer ayuda a prevenir problemas futuros y a prepararte para el gran positivo.

Recomendaciones para una alimentación que mejore la fertilidad

Todos los alimentos contienen nutrientes que suelen tener efectos en el organismo a largo plazo. Por tal razón, conviene analizar los alimentos que pueden mejorar la fertilidad e incluirlos en la dieta de forma gradual y constante. Para garantizar la variedad desde el punto de vista nutritivo, ten en cuenta los siguientes aspectos:

Consumo de vitaminas

Las vitaminas son esenciales cuando se desea quedar embarazada, ya que cada una actúa de forma específica. Un ejemplo de ello son las siguientes:

  • Vitamina B: ayuda a equilibrar los niveles hormonales de la madre. En conjunto, contribuye a la formación del sistema nervioso del feto.
  • Vitamina C: además de estimular el sistema inmunológico, en la mujer favorece la producción ovocitaria y en el hombre mejora la calidad del semen.
  • Vitamina D: influye en la secreción de la insulina, que aumenta la posibilidad de que se produzca el embarazo.

Estos y otros grupos de vitaminas se pueden conseguir de forma natural en las frutas, verduras y carnes. En caso de que existan carencias, el doctor puede recomendar algún suplemento.

Grasas

Se recomiendan los ácidos grasos como los omega 3, 6 y 9, que provienen del pescado azul y los frutos secos. En el caso de los hombres, estos favorecen la maduración de los espermatozoides; en las mujeres, reducen la ansiedad y depresión propias del embarazo.

Consumo de zinc y selenio

El zinc y el selenio en los hombres aumentan la cantidad de hormonas masculinas; como consecuencia, incrementan la cantidad de espermatozoides. La falta de estos minerales en mujeres aumenta el riego de aborto. Se puede conseguir en vegetales, pescado, atún, sardina, semillas y frutos secos.

“Los hábitos saludables se vuelven más importantes cuando se desea la llegada de un hijo, tanto para el hombre como para la mujer”

Reduce la cantidad de café

La ingesta de café puede ser perjudicial si estás deseando quedar embarazada e incrementa el riesgo de aborto. Por tal razón, debes eliminar el café de tu dieta. Si se te hace muy difícil, disminuye su consumo a un máximo de dos tazas al día e inclínate por las variedades descafeinadas.

El ejercicio es una de las mejores formas de mantener el cuerpo saludable y fértil.

Ejercítate

Hacer deporte moderado trae consigo beneficios que incrementa la salud reproductiva. Algunos de ellos se pueden resumir de la siguiente manera:

  • Reduce el estrés: esto se debe a que incrementa los niveles de dopamina, lo cual te hace sentir feliz.
  • Mejora la circulación sanguínea y estimula los receptores celulares de las hormonas.
  • Brinda equilibrio hormonal: tonifica la musculatura, mejora la producción de hormonas y regula los problemas de miomas y endometriosis.

En resumen, saber cómo influye la alimentación en la fertilidad ayuda a prevenir problemas futuros y a prepararte para el gran positivo. Toma en cuenta estos factores y conviértete en una gran mamá.

Categorías: Hábitos saludables Etiquetas:
Te puede gustar