Cómo hablar sobre el divorcio con los niños

Corina González 7 septiembre, 2018
Tomar la decisión de una separación luego de años de matrimonio no es sencillo, pero lo que viene después es aún más duro. Comunicarlo a los hijos es mucho más difícil de lo que se pueda creer.

La sociedad actual nos conduce a pensar que, cuando encontremos al amor de nuestra vida, la unión no puede interrumpirse por ninguna causa. Por esta razón y otras más, determinar que es necesaria la separación luego del matrimonio no es una decisión fácil de tomar, y más si hay hijos de por medio. ¿Cómo hablar sobre el divorcio con los niños?

Explicarle a los niños las razones por las que papá y mamá ya no vivirán bajo el mismo techo y tomarán rumbos distintos es una dolorosa experiencia; como tal, esto se tiene que afrontar con toda la entereza posible.

Es de vital importancia dejar claro ante los hijos que ellos representan un nexo inquebrantable y que, por lo tanto, siempre tendrán el amor de sus progenitores.

Es cierto que, al pasar la pareja por este momento tan difícil, afrontan en simultáneo el dolor de la pérdida y el sentimiento de fracaso. Al exteriorizar estas emociones, los hijos las percibirán y es muy probable que les afecte. Esta circunstancia puede generar rebeldía, tristeza y culpa en ellos.

Repercusiones en el comportamiento de los niños

Cada vez es mayor la cantidad de infantes que, año tras año, sufren las repercusiones de un divorcio. Las reacciones derivadas de este hecho trascendental en sus vidas pueden manifestarse de acuerdo con su edad, madurez y personalidad.

Hablar sobre el divorcio con los niños no es tarea fácil; se trata del inicio del fin de la única vida que conocen y, por lo tanto, les afectará en su manera de comportarse.

Las emociones que invaden a los pequeños van desde la conmoción, el sentimiento de culpa, la tristeza y la frustración al enfado y la confusión. Incluso pueden llegar a preocuparse por lo incierto de su futuro, al ver desvanecer lo que creían ser el pilar fundamental de sus vidas.

Esto puede traer consigo reacciones negativas en diferentes escenarios, como por ejemplo: actitudes agresivas, merma en el rendimiento académico o deportivo, aislamiento o cambio de amistades. Todas son señales claras de que el niño no está manejando bien la situación.

Saber cómo hablar sobre divorcio con los niños es fundamental para evitar traumas y problemas en su vida diaria.

Sin embargo, contrario a lo que pudiera pensarse, este proceso también puede no ser traumático, puesto que existen muchas maneras de hablar sobre el divorcio con los niños.

A partir de esas conversaciones, podemos impactar positivamente sobre ellos y hacerles ver que es perfectamente aceptable un cambio en la dinámica de sus vidas; esto les hará seres más tolerantes y flexibles ante las adversidades.

¿Cómo ayudar a los niños durante el proceso de divorcio?

De los padres depende mucho que esta situación no afecte bruscamente a los hijos. En muchas ocasiones, debemos dejar las necesidades personales a un lado, a pesar de lo difícil que es esto, para abocarnos a que los pequeños puedan atravesar este proceso con el menor dolor y tristeza posible.

Al momento de hablar sobre el divorcio con los niños, es recomendable que ambos padres lleguen a un acuerdo, así sea momentáneo. Es imprescindible dar un alto a las disputas personales y hacer ver a los hijos que ellos son lo más importante en sus vidas y que el afecto que tienen por darles no cambiará.

Ambos padres deben estar presentes al momento de dar la noticia de la separación a los niños. Deberán explicarles que, aunque no se amen como antes y vivan distanciados, siempre serán grandes amigos.

Por otra parte, es fundamental facilitar toda la información necesaria al niño, de manera comprensible y acorde a su edad. De este modo, se sentirá seguro y preparado para los cambios que le esperan. Esto ayudará a disminuir la ansiedad, inquietud y preocupación al saber que seguirá contando con sus padres para todo lo que necesite.

“Las emociones que invaden a los pequeños van desde la conmoción, el sentimiento de culpa, la tristeza y la frustración al enfado y la confusión”

Recomendaciones al hablar sobre el divorcio con los niños

El hecho de que esta noticia sea lo menos dolorosa va de la mano del modo en que la manejen los adultos. La decisión ha sido tomada y transmitida, pero el proceso apenas inicia, así que todo deberá tratarse con delicadeza. Para hablar sobre el divorcio con los niños, se recomienda:

  • Evitar discutir delante de los niños las diferencias por las cuales la separación es irremediable.
  • Abordar los puntos legales del divorcio fuera del entorno de los niños y mantenerlos al margen de todo lo que ello conlleva.
Existen diversos tipos de custodia para remediar todas las circunstancias que se presenten.

  • Mantener el mayor equilibrio posible con el itinerario que llevaban ambos padres con respecto a las actividades de los niños; de esta manera, ellos podrán percibir que siguen con sus vidas tal y como antes, sin importar la separación.
  • Dejar de lado los comentarios negativos sobre la expareja cuando estén presente los infantes. Si bien deben desahogar las emociones y los resentimientos, hay que hacerlo fuera del entorno familiar.

No permitas que situaciones que deben ser de manejo exclusivo de los adultos puedan afectar negativamente la vida de tus hijos. Son los padres únicamente los que toman la decisión de separarse.

Para los niños, su familia seguirá siendo la misma a pesar de que, evidentemente, estén frente a otra realidad. Procura que no ocurran cambios drásticos en la dinámica de su día a día para que no se vean afectados anímica y emocionalmente.

Te puede gustar