Cómo explicar el funcionamiento del cerebro a niños

Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Olga Carbajo
31 julio, 2019
El cerebro es el órgano más importante de nuestro cuerpo. Es el responsable de controlar y regular todos los procesos que tienen lugar en él para su correcto funcionamiento

Aunque hablemos de entrenar el cerebro, hay que tener es cuenta que no se trata de un músculo, ya que las células por las que está formado son las neuronas. Sin embargo, de las conexiones que se establezcan entre ellas cuando somos niños dependerán nuestras destrezas en el futuro. Por ello, resulta interesante explicar el funcionamiento del cerebro a los niños.

Explicación para los niños: ¿qué es el cerebro?

Es el principal órgano de sistema nervioso central. Se encuentra en la cavidad craneal, es de color blanquecino y tiene una apariencia gelatinosa similar al tofu. Posee más de mil millones de neuronas, pero lo realmente impresionante es su conectividad; se calcula que solo utilizamos un 10 % de todo nuestro potencial.

Tiene un peso aproximado de 1.5 kilogramos y un volumen que oscila entre los 1130 y 1260 centímetros cúbicos, dependiendo de nuestro sexo. Está protegido por unas membranas, las meninges, y es el responsable de controlar todas nuestras funciones corporales y mentales.

Cómo explicar el funcionamiento del cerebro a los niños: ‘la banda del cerebro’

Os proponemos un sencilla analogía que os facilite la comprensión tanto de las partes que conforman el cerebro como de sus funciones para que le podáis explicar el funcionamiento del cerebro a vuestros hijos. Así que, ahí vamos con ‘la banda del cerebro’.

Nada ocurre en nuestro cuerpo sin que ‘la banda del cerebro’ lo ordene. Es la responsable de controlar y regular todo nuestro funcionamiento; no descansa ni para dormir. Durante el día controla tanto nuestros movimientos voluntarios como involuntarios, y por la noche, mientras dormimos, se asegura de que sigamos respirando y nuestro corazón latiendo.Explicar el funcionamiento del cerebro a niños.

En este sentido, ‘la banda del cerebro’ está compuesta por tres miembros, y entre ellos se reparten las misiones que deben realizar y controlar:

  • El tallo encefálico. Se encuentra en la base del cerebro y es la puerta de comunicación que lo conecta con la médula espinal. Se encarga de controlar el ritmo cardíaco, la respiración, la digestión…
  • El cerebelo. Es responsable de nuestro equilibrio y de corregir nuestros movimientos para que éstos sean precisos y podamos, por ejemplo, coger un vaso.
  • El cerebro. Es el jefe de nuestra banda. Se encarga de procesar la información que recibe a través de su red de espías, las terminaciones nerviosas, y de emitir una respuesta en consonancia para que sea ejecutada.

Pongamos un ejemplo…

Si queremos coger un vaso de leche, el cerebro mandara la orden a nuestros músculos para que ejecuten la acción, y el cerebelo corregirá el movimiento para que la aproximación se precisa. Si el vaso está demasiado caliente y nos estamos quemando, sus espías, las terminaciones nerviosas, informarán de ello y el cerebro enviará la orden de soltar el vaso para evitar que nos hagamos daño.

Partes del cerebro

El jefe se nuestra banda lo tiene todo bien compartimentalizado para clasificar la información de forma sistemática. Está dividido en lo que conocemos como materia gris, que es la corteza o córtex cerebral, y los hemisferios cerebrales.

La corteza es propia de los mamíferos. Es una capa de tejido neuronal y cuerpos nerviosas que recubre los hemisferios. Esta almacena toda la información en despachos más pequeños llamados áreas.

Los dos hemisferios, el derecho y el izquierdo, están conectados por el cuerpo calloso. El derecho es el de la intuición, no se le olvida una cara o una melodía. Por otro lado, el izquierdo es el más pragmático de los dos; le encanta el lenguaje, las matemáticas y los razonamientos lógicos. Ambos se complementan a la perfección.Explicar el funcionamiento del cerebro a niños.

Su sistema de seguridad es de lo más sofisticado y resulta casi impenetrable. Así, nuestro centro de mando queda protegido de virus y bacterias que podrían dañarlos, y frente a los golpes. Su cuerpo de seguridad está formado por:

  • Los huesos craneales que forman la bóveda craneal: occipital, parietal, frontal esfenoides, temporal y etmoides.
  • Líquido cefalorraquídeo, en el que se encuentra suspendido. Actúa, principalmente, amortiguando los daños por traumatismo
  • Barrera hematoencefálica, que lo aísla de la sangre. Es muy selectiva y solo da paso a sustancias como la glucosa y los aminiácidos

Curiosidades para explicar el funcionamiento del cerebro a los niños

En el siglo 4 a.C., grandes pensadores como Platón o Hipócrates antes que él, ya tenían claro que en el cerebro residían nuestros pensamientos, emociones y el control de movimiento. Sin embargo, un conocido coetáneo suyo, de nombre Aristóteles, no daba crédito a que una masa viscosa como esa pudiera ser el centro de control de todo nuestro ser.

Desgraciadamente, este error aristotélico se impuso y duró casi hasta nuestro tiempo. Es por ello que, cuando amamos a alguien, escribimos su nombre dentro de un corazón, ya que Aristóteles pensaba que era el responsable de las emociones.

«Los hombres deberían de saber que del cerebro y nada más que del cerebro vienen las alegrías, el placer, la risa, las penas, el dolor y las lamentaciones».

-Hipócrates-

  • Vorvick, L. (octubre 2018). Componentes del cerebro [artículo e web]. Recuperado de: www.medlineplus.org
  • Cavada, C. (última revisión julio 2019). Historia de la Neurociencia [artículo en revista especializada]. Recuperado de: www.senc.es