Cómo enseñar a los niños a comer bien

Que el niño se acostumbre a comer bien y variado durante sus primeros años de vida será toda una victoria. Así, se reducirá la incidencia de patologías en un futuro.
Cómo enseñar a los niños a comer bien
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias el 19 abril, 2021.

Última actualización: 19 abril, 2021

Enseñar a los niños a comer bien es una prioridad. Los hábitos que se generan durante la infancia es mucho más fácil que se mantengan durante el resto de la vida. Aquí es donde se han de forjar las buenas conductas para prevenir, de este modo, problemas de salud en un futuro.

Es necesario destacar que la dieta resulta un elemento clave a la hora de hablar del buen funcionamiento del organismo. Por este motivo, ha de cuidarse lo máximo posible. Para ello, hay que ofrecerles a los niños nuevos alimentos y sabores, para que poco a poco se vayan acostumbrando a la variedad.

Para enseñar a los niños a comer bien hay que tener paciencia

Niño comiendo pescado porque es muy importante en la alimentación infantil.

No has de tomarte la tarea de la educación nutricional y dietética como una carrera a corto plazo, sino más bien todo lo contrario. Al principio es normal que el niño no tolere ciertos alimentos fuertes, como el propio sabor de las verduras de hoja verde. Le pueden resultar excesivamente amargas o desagradables.

Sin embargo, la clave está en ir ofreciendo estos productos de forma repetida y bajo distintos métodos de cocción. Así, el niño se acostumbrará progresivamente a su consumo, hasta que cese el rechazo y comiencen a gustarle. Es un buen método comenzar, por ejemplo, ofreciendo cremas de verduras.

Poco a poco se pueden preparar los vegetales salteados y acompañados de algún elemento cárnico o de salsa de tomate. El siguiente paso ya será ofrecerlos crudos. Así, se consigue un mejor aprovechamiento de nutrientes.

Lo que está claro es que garantizar la presencia de vegetales en la dieta del niño es esencial. Estos alimentos han demostrado que contribuyen a reducir la incidencia de muchas patologías crónicas, según un estudio publicado en la revista International Journal of Epidemiology.

Es importante introducir pescado en la dieta

El pescado es uno de los alimentos peor tolerados por los niños, normalmente por la presencia de espinas en su interior. Sin embargo, es buena idea comenzar ofreciendo aquellos de gran tamaño que presentan cortes magros, como el salmón o el atún.

Estos tienen menor cantidad de espinas pequeñas por el medio. Además, cuentan con una concentración significativa en ácidos grasos omega 3, elementos esenciales para reducir el riesgo de desarrollar alergias y para mejorar el funcionamiento cerebral. Así lo evidencia una investigación publicada en la revista CNS & Neurological Disorders Drug Targets.

Enseñar a los niños a comer bien es limitar la presencia de ultraprocesados

En muchas ocasiones, por una cuestión de comodidad, se recurre a las comidas ultraprocesadas. Estas ofrecen un buen sabor y son rápidas y sencillas de preparar. Muchas ya vienen listas para su consumo sin necesidad de someterlas a ningún proceso culinario.

Sin embargo, desde el punto de vista nutricional, son muy poco recomendables. Contienen sustancias que resultan negativas a medio plazo para el organismo. Además, son capaces de generar cierta adicción.

Enseñar a comer bien es transmitir la necesidad de priorizar el consumo de alimentos frescos frente al de ultraprocesados industriales. Un buen truco para ello es no llenar la despensa de comestibles poco saludables. Si el niño está acostumbrado a ver en casa productos frescos y vegetales, es más probable que recurra a ellos cuando no se encuentre en el hogar.

Además, así se familiarizará con las texturas, colores, sabores y olores de estos comestibles, por lo que no le costará que formen parte de su dieta habitual más adelante. De esta manera, se garantizará una buena salud a medio plazo.

Madre con su hija en el supermercado para enseñar a los niños a comer bien.

Enseñar a comer bien es un trabajo laborioso

No es sencillo enseñar a los niños a comer bien. Requiere tiempo y esfuerzo. Sin embargo, es una labor muy agradecida con el paso de los años. Cuidar la dieta reducirá de forma significativa el número de eventos patológicos sufridos en un futuro. Además, la alimentación durante las primeras etapas de la vida es primordial. En estos momentos hay que administrar los nutrientes necesarios para el buen desarrollo del organismo.

Ten en cuenta que cuando hablamos de salud no solo nos referimos a dieta. Es importante inculcar otros muchos buenos hábitos. Por ejemplo, hay que animar siempre a realizar ejercicio físico con frecuencia.

Asimismo, es clave mantener unas buenas pautas de descanso. Los niños han de irse a la cama temprano, asegurando al menos 8 horas de sueño diarias. De lo contrario, el rendimiento cognitivo se verá perjudicado.

Te podría interesar...
Beneficios del plátano para los niños
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Beneficios del plátano para los niños

El plátano es un alimento que cuenta con varios beneficios para la salud de los más pequeños gracias a su densidad nutricional.



  • Aune D, Giovannucci E, Boffetta P, Fadnes LT, Keum N, Norat T, Greenwood DC, Riboli E, Vatten LJ, Tonstad S. Fruit and vegetable intake and the risk of cardiovascular disease, total cancer and all-cause mortality-a systematic review and dose-response meta-analysis of prospective studies. Int J Epidemiol. 2017 Jun 1;46(3):1029-1056. doi: 10.1093/ije/dyw319. PMID: 28338764; PMCID: PMC5837313.
  • Healy-Stoffel M, Levant B. N-3 (Omega-3) Fatty Acids: Effects on Brain Dopamine Systems and Potential Role in the Etiology and Treatment of Neuropsychiatric Disorders. CNS Neurol Disord Drug Targets. 2018;17(3):216-232. doi: 10.2174/1871527317666180412153612. PMID: 29651972; PMCID: PMC6563911.